Indymedia - Argentina - News

Syndicate content Argentina Indymedia (( i ))
Argentina Centro de Medios Independientes (( i ))
Updated: 3 hours 12 min ago

Pignanelli: Los métodos de una burocracia descompuesta

3 hours 12 min ago
El conflicto de Gestamp lo encontró dándole la espalda a 60 trabajadores despedidos de los cuales 10 impusieron una paralización de la fábrica ocupando una grúa de montaje, mientras eran acompañados por la solidaridad de un número importante de activistas y organizaciones de izquierda. En esta oportunidad Pignanelli no se privó de lanzar acusaciones y hasta insultos contra el diputado del FIT Néstor Pitrola achacándole su participación, y la del resto de la izquierda, en las actividades en defensa de los trabajadores despedidos. En estos días Pignanelli se ha hecho sentir nuevamente, pero no por sus iniciativas contra los despidos y suspensiones que proliferan en su gremio, sino a propósito de un nuevo ataque a los trabajadores metalmecánicos que se organizan de forma independiente. Es el caso del conflicto de Cables LEAR donde se produjeron más de 200 despidos. En esta oportunidad el Secretario General del SMATA volvió a la carga, esta vez contra el cuerpo de delegados de LEAR que viene asumiendo la lucha por le defensa de los puestos de trabajo en la planta y la reincorporación de todos los trabajadores. En una “asamblea” forzada, plagada de irregularidades, que se desarrolló en la sede del sindicato, fue destituido el cuerpo de delegados de la empresa a expensas de una extorsión contra los trabajadores: quien votara en contra de la destitución perdería su puesto de trabajo. Aun así 4 trabajadores se pronunciaron en contra de la remoción de sus compañeros y fueron expulsados por la patronal horas después. Pignanelli ha sabido combinar su política de persecución al activismo y la izquierda en su gremio con un acuerdo con las patronales autopartistas, que vienen produciendo despidos y recortes en sus plantas. Hace pocos días celebró que tras el despido de los activistas de izquierda en Gestamp la empresa había logrado aumentar la producción un 20%. Ya es bien reconocida la indigestión que le genera a este personaje la presencia de la izquierda y delegados combativos en su gremio. Pignanelli es la expresión política de lo que bajo otras condiciones fue la Tiple A. Acompaña a otros en ese oficio de entre los que se encuentran Gerardo “batallón 601” Martínez y José Pedraza (responsable del asesinato de Mariano Ferreyra). A esta política de persecución sindical se le ha sumado la represión de la protesta social que impulsa el gobierno nacional con Berni a la cabeza. La brutal represión a los trabajadores de Emfer-Tatsa y los reiterados desalojos en la Panamericana ya han desperado la voz de alarma en las propias filas del oficialismo donde se apunta un viraje en la política represiva del gobierno que se ha profundizado en los últimos meses. El SITRAIC asume la responsabilidad de enfrentar políticamente a los tributarios de esta orientación patronal contra la clase obrera. Y nos ponemos a disposición de los distintos conflictos obreros para colaborar en su triunfo.

Se presenta en Rosario el libro que cuenta la lucha contra la intervención al INDEC

3 hours 12 min ago
Este trabajo intenta correr el velo sobre el fantástico relato de un país estable, sin inflación, sin problemas de empleo ni pobreza y en constante crecimiento. En febrero del 2007, cuando la intervención del INDEC se hizo explícita, pocos imaginaban que la destrucción del Sistema Estadístico Nacional fuera sostenible en el tiempo y que éste fuera literalmente arrasado. En este sentido, “No somos cómplices de la mentira” pretende ser una herramienta para analizar tanto los mecanismos técnicos de manipulación de datos de los principales indicadores sociales y económicos, como las circunstancias laborales, éticas y políticas que allanaron el camino para la comisión del delito. Porque digámoslo claramente, el falseamiento de instrumentos públicos es un delito: así lo explicaron claramente los dictámenes de lo fiscales Garrido y Stornelli y no hay mentira patriótica que lo justifique. Desde nuestra organización sindical, ATE, hemos denunciado repetidamente la precarización del empleo en el Estado y debemos señalar aquí, donde se debatirán posibles modelos para un futuro INDEC, que entre otras cosas, la instauración y la persistencia de la mentira han sido posibles gracias a un sistema prebendario, donde no hay derechos y obligaciones de los trabajadores, sino premios y castigos. Fortalecer las instituciones implica dotarlas de un marco normativo robusto, pero también implica establecer las condiciones funcionales que les permitan cumplir con idoneidad y transparencia los objetivos para los que fueron creadas, al margen de los intereses políticos de los gobiernos de turno. No somos cómplices de la mentira es un hito para nuestra lucha del que estamos orgullosos; pero sabemos que es sólo un paso más en este camino. Han cambiado algunas cosas para que nada cambie y el maquillaje continúa mientras intentan convencernos de que ya está todo arreglado en el INDEC sólo porque han subido un poco la tasa de inflación y porque desplazaron a Moreno. Mientras tanto, siguen ocultando a los pobres debajo de la alfombra, siguen sin mostrar de qué bolillero sacan los números, y lo que es peor, siguen al frente del INDEC Ana maría Edwin y Norberto Itzcovich y siguen desplazados y perseguidos valiosos recursos humanos que supieron formar parte de un INDEC creíble y prestigioso. El libro se estructura en seis capítulos, cinco de ellos sustantivos y una cronología de la resistencia. En los cinco primeros capítulos se repasan la manipulación del Índice de Precios al Consumidor (IPC), los avatares sufridos por las estadísticas del mercado de trabajo y la pobreza e indigencia medidas por la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), la improvisación del Censo Nacional de Población 2010, el ocultamiento de resultados del Censo Nacional Agropecuario 2008 y el efecto dominó del falseamiento del IPC en una selección de estadísticas económicas. En paralelo se narra cómo en cada una de las áreas enumeradas fueron desmantelados los equipos técnicos. El sexto capítulo es una pormenorizada cronología, año a año, mes a mes, de todas las actividades que los trabajadores de ATE-INDEC fueron realizando para denunciar este atropello a lo largo de siete años, durante los cuales pasaron siete ministros de economía. Por último, se incluye un CD que contiene todos los documentos producidos por ATE-INDEC durante la resistencia más los informes de las denuncias públicas realizadas por la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (Fiscal Manuel Garrido), la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Federal (Fiscal Carlos Stornelli), la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el Consejo Académico de Evaluación y Seguimiento integrado por cinco Universidades Nacionales (CAES) y las valiosas adhesiones de numerosas organizaciones de Derechos Humanos, académicas, políticas y sindicales. Amigos/as, los invitamos una vez más a que nos acompañen en esta lucha para reconstruir un INDEC honesto, creíble y transparente, que vuelva a ser la brújula de las políticas públicas para derrotar la inequidad y la pobreza y que nos permita recuperar a los argentinos la confianza en sus estadísticas a nivel nacional e internacional. *Podes bajar el libro en www.ateindec.org.ar Contactos: Raul Llaneza, Junta Interna ATE INDEC, cel: 1163240845 Fabio Peñalva, Junta Interna ATE INDEC, cel: 1160565651

HOY: Charla debate, SANTUCHO VIVE

3 hours 12 min ago
SANTUCHO VIVE: El Guevarismo en el S. XXI

Charla debate a 38 años del asesinato y desaparición del comandante Mario Roberto Santucho.

JUEVES 24/7, 19 hs, en ATE (San Lorenzo 1879) a las 19.hsCon la presencia de:
Daniel De Santis, Jorge Luis Marcos, Luis Ortolani  y Rubén Suárez: Militantes históricos del PRT-ERP

A 38 años del asesinato y desaparición de Mario Roberto Santucho, uno de los más grandes marxistas revolucionarios de nuestro país, estamos convencidos que la mejor forma de homenajear su vida y su lucha es retomando sus esfuerzos y redoblando la apuesta por el Socialismo como única alternativa real para terminar con la pobreza, la explotación, el hambre y tantos males que el capitalismo genera.

Sin dudas el contexto social actual es muy diferente al que atravesó la militancia de los 60 y 70, pero las causas de su lucha persisten. Como dijera Fidel, la gran batalla de nuestros días es la “Batalla de Ideas”. Conocer más profundamente la historia de nuestro pueblo, sus luchas y sus grandes gestas es un deber para quienes seguimos rebelándonos contra cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier lugar del mundo.

La Charla que tendrá como protagonistas a 4 compañeros destacados del PRT-ERP a quienes les hemos propuesto 4 ejes para que desarrollen:
- La moral revolucionaria de la generación de los 60 y 70
- La estrategia de poder en el PRT-ERP
- El guevarismo y el PRT-ERP
- Actualidad y vigencia del pensamiento de Santucho

EVENTO EN FACEBOOK

Santucho VIVE


SANTUCHO VIVE EN LA UNIDAD DEL GUEVARISMO

SANTUCHO VIVE EN LA UNIDAD DEL GUEVARISMO

El 19 de julio de 1976 cayó en combate el máximo dirigente de la revolución socialista en la Argentina: Mario Roberto Santucho, junto a otros cinco dirigentes y cuadros del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT): Domingo Menna, Jorge Benito Urteaga, Liliana Delfino, Fernando Gértel y Ana María Lanzilloto. Pese a ello, el Partido prosiguió en la primera fila del enfrentamiento a la dictadura contra revolucionaria y cayó en el campo de batalla de la lucha de clases argentina.
Un breve balance lo demuestra: fueron muertos o desaparecidos ocho de sus nueve principales dirigentes, el 80% de sus principales cuadros y entre el 40 y el 45% de sus seis mil militantes y simpatizantes organizados. Hemos precisado el nombre de casi dos mil de ellos, que representan más del 20% de los muertos y desaparecidos. Santucho, los seis mil compañeros organizados, los que pagaron con sus vidas la lucha por la revolución socialista, y los que continuaron esa lucha sin bajar nunca las banderas, trascendieron los marcos de la organización para insertarse definitivamente en la historia grande de nuestra Argentina.

¡Gloria y honor para el PRT y sus militantes!
Caído en combate Santucho y desaparecido su cuerpo, la burguesía capitalista intentó hacer desaparecer su mensaje y su lucha. Lo logró durante 25 años, hasta que la Rebelión Popular del 19 y 20 de diciembre de 2001 le devolvió la palabra. Esta fue protagonizada por el pueblo oprimido y explotado, y su efecto restituyó la necesidad del análisis de las clases sociales en la sociedad y en la revolución.
Junto con este logro, y producto de él, comenzamos a recuperar el lenguaje marxista y revolucionario, los libros, películas y folletos con los escritos del PRT y de Santucho crecieron en número y en interés. Para retomar la lucha contra la explotación fue necesario enfrentar al posmodernismo que negaba la necesidad de la organización revolucionaria, planteaba la inexistencia del imperialismo, y sostenía la ambigüedad de los objetivos, en los que, en el mejor de los casos, el socialismo era suplantado por el “cambio social”. Paralelamente nacieron otros grupos de militantes guevaristas que reivindicaban aquello que estas corrientes consideraban el mayor de los males para el pueblo: la lucha por el poder. El principal y más logrado escrito de Santucho, “Poder burgués y poder revolucionario”, volvió a ser leído por algunos miles de militantes.
La importancia de este escrito está en que allí se esclarece la necesidad de derrotar a la burguesía y destruir el poder de la clase dominante y sustituirlo por el poder obrero y popular para terminar con el capitalismo, la explotación del hombre por el hombre, e iniciar la construcción del socialismo en los términos que lo expusieran otros grandes revolucionarios como Carlos Marx y Ernesto Guevara.

Se había abandonado la lucha por el poder por lo que las corrientes que intentaban darse una política revolucionaria deambulaban sin un rumbo preciso. Otros militantes asociaban la lucha revolucionaria con la violencia sin más. Ante la desaparición de las fuerzas revolucionarias, a las orgánicas trotskistas que habían tenido poca participación en el período anterior se les facilitaba la crítica a nuestra tradición revolucionaria.
Surgió una nueva izquierda con el atractivo de la novedad, pero que en gran parte no se asentaba en las experiencias más elevadas de la clase obrera y el pueblo realizada en las décadas de 1960 y 1970; por el contrario se negaba esa experiencia, y se la criticaba, aunque al mismo tiempo se reivindicaba inconsecuentemente al Che Guevara.
Transcurrido poco más de una década de la Rebelión, al fracasar nuevamente el intento de desarrollar el país y lograr el bienestar del pueblo liderados por la burguesía nacional, la lucha de clases ha dado un paso adelante. La clase obrera comienza a estar cada día más en el centro de la vida política nacional. Ello empuja a que se pongan en juego las enseñanzas y los aprendizajes que hemos realizado en aquellos años de ofensiva general revolucionaria, en los ‘60s y ‘70s.
Entre la militancia y crecientes sectores del pueblo avanza la conciencia de la necesidad de formar una corriente política que deje atrás la integración al sistema, el sectarismo, el oportunismo, que recupere los valores éticos de Santucho y sus compañeros y compañeras, y que llame a unificar orgánicamente a los más amplios sectores de la clase obrera y el pueblo. Es necesaria la unión del pueblo por abajo sin tutelas de ninguna fracción de la burguesía. Se visualiza la necesidad de unificar a todas las fuerzas del pueblo en un gran frente de liberación nacional y social para romper definitivamente con la dependencia del imperialismo, de los organismos financieros internacionales, el sometimiento a la justicia imperial y de las clases e instituciones de la burguesía nacional argentina.
Nuestro programa y nuestras propuestas se inspiran en los ideales de mayo de 1810, de Moreno, Castelli, Belgrano, Monteagudo, Artigas, Güemes, Azurduy y San Martín, los rebeldes de los 1º de mayo, de la Semana Trágica y la Patagonia Rebelde, el 17 de Octubre, el Cordobazo y el Rosariazo, los héroes de Trelew, las jornadas de junio y julio de 1975, los chicos de la noche de los lápices, los resistentes a la Dictadura contrarrevolucionaria, las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, el pueblo que luchó contra el neoliberalismo en Cutral-Co, Plaza Huincul, Mosconi, Tartagal, Santiago del Estero y en otros cientos de lugares, levantando esas tradiciones combativas y revolucionarias el pueblo argentino reclama impetuosamente ser protagonista de una nueva etapa de lucha. Con Mario Roberto Santucho, Agustín Tosco y Ernesto Che Guevara como máximos representantes del pueblo trabajador argentino y latinoamericano estamos reconstruyendo la posibilidad real de luchar por la segunda independencia, la unidad latinoamericana y el socialismo.

santucho Vive

FOB MOVILIZA EN JORNADA NACIONAL DE LUCHA CONTRA EL AJUSTE LA ENTREGA Y LA REPRESION

3 hours 12 min ago
                                Este jueves 24 salimos a las rutas y las calles sumandonos a la jornada nacional de lucha contra el Saqueo el Ajuste y la Represión que aplica en todo el país Cristina Kirchner y en Chaco Nazileff Ivanoff, como respuesta de las organizaciones populares a la feroz represión y casería a manifestantes en Resistencia ocurrida el 04 de junio y la persecución y desalojo de la manifestantes de las organizaciones FOB, Cuba y  MTR del Instituto de Vivienda del Chaco perpetrada a dos semanas de la represión por el candidato del PJ a gobernador y actual presidente de este organismo Oscar Domingo Peppo. Quien hasta el momento no resuelve el conflicto con Vivienda.En ese contexto denunciamos que el gobierno provincial esta dando de baja proyectos comunitarios y de Vivienda, a la vez que continúa sin dar respuesta a los reclamos sociales. Expresamos también que esta política intenta aleccionar a las organizaciones que luchan e integran la multisectorial, no dando respuesta a sus reclamos, persiguiendo a delegados sindicales y judicializando la lucha social. Sin embargo mañana decimos presentes en la lucha en las calles y el las rutas, extendiendo la solidaridad de lxs de abajo a todo el país.  LA FOB SALE EN Chaco EN:                                               San Bernardo manifestación en acceso de la localidad, 9hs.                                               en Quitilipi  manifestación  sobre la ruta 16 y acceso de la localidad,  9hs.                                                en Machagay manifestación  sobre la ruta 16 y acceso de la localidad, 9hs.                                               en Resistencia, 9hs, movilizamos con la multisectorial Chaco  desde el Hospital Perrando hasta la plaza central.  
CONTACTOS: MAXI 03624 688350Regional Chaco de la Federación de Organizaciones de Base:
Adherimos al documento de la sectorial.
CRISTINA Y CAPITANICH: BASTA DE AJUSTE, ENTREGA Y REPRESIÓN RESPUESTA A TODOS LOS RECLAMOS FUERA BACILEFF IVANOFF   El pasado 30 de junio la Multisectorial Chaco Contra el Ajuste, la Entrega y la Represión marchó por las calles de Resistencia junto a una delegación del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia en contra de las políticas de ajuste y represión implementadas por el gobierno nacional y provincial de la mano de Cristina, Capitanich y Bacileff Ivanoff. Nos movilizamos desde el Hospital Perrando hasta la Casa de la Memoria, donde realizamos una conferencia de prensa con el aparato represor como telón de fondo. Allí repudiamos la violencia estatal desplegada en la provincia, cuya máxima expresión fue el último 4 de junio. En la reunión posterior realizada en el local del gremio docente Federación Sitech, coincidimos en que era necesario nacionalizar el conflicto y anunciamos una Jornada Nacional de Lucha. Hoy, 24 de julio, estamos desarrollando esa jornada a lo largo y ancho de todo el país. En la misma línea que el gobierno nacional, el gobierno chaqueño de Bacileff busca golpear a los activistas y delegados sindicales combativos. Es el caso de Javier Castro, delegado gremial de UPCP en el Instituto de Colonización, a quien pretenden sacarle los fueros sindicales por denunciar la connivencia entre el Ejecutivo Provincial y las mafias ligadas a la compra de la tierra pública. Es decir, se ha procesado una enorme confiscación de tierra fiscal, que en esta última década han pasado de 3 millones a 500 mil hectáreas, en beneficio de latifundistas y pooles de siembra. En este sentido podemos decir que hemos logrado una victoria parcial, dado que hemos evitado que quede firme el desafuero del compañero Castro por parte de la Justicia Laboral del Chaco. El negociado de las tierras fiscales es una parte de esa política que expulsa a campesinos originarios y criollos hacia los asentamientos de las ciudades, pretende entregar los recursos naturales de nuestra provincia a la depredación imperialista para el desmonte, la minería a cielo abierto a la vera de los ríos (convenio con New Phoenix), la expansión de la frontera sojera  agroexportadora y la implementación de la ley de Hidrocarburos, y entregar  220 mil hectáreas a la empresa árabe Al Korhayeff. A todas estas políticas se enfrentó y se enfrenta la Multisectorial Chaco Contra el Ajuste, la Entrega y la Represión, posicionándose como una referencia de lucha para los todos los agraviados por la política de Cristina, Capitanich y Bacileff Ivanoff. Es por esto que el gobierno nacional y provincial y la Cámara de Diputados realizó un salvataje político al gobernador chaqueño, ya que luego de 3 meses de luchas y represiones en la provincia existieron condiciones objetivas para destituir al gobernador. Ante el incremento de las luchas, el gobierno de Chaco intentó imponer un estado policial con represiones, persecuciones, encarcelamientos, amenazas e intentos de allanamientos de locales sindicales, sociales y políticos y posteriormente la judicialización y criminalización de la protesta. De esta manera, pretendieron aplicar de hecho una política de terror a los luchadores, sindicatos y el conjunto de la población trabajadora. La represión tuvo su máxima expresión el 4 de junio, cuando se desató una cacería humana con persecución por más de 22 cuadras, a campesinos, originarios, trabajadores estatales y precarizados, docentes, desocupados y estudiantes. Esto se suma a una serie de represiones a las luchas populares en todo el territorio de la provincia desde el inicio la gestión de Capitanich-Ivanoff. Esa misma gestión es la responsable de 80 muertes por acción directa o indirecta del estado, por “supuestos accidentes” como el de Mártires López (de quien hoy se sabe que se ha quemado su historia clínica en el Hospital Perrando), o como el asesinato de Florentín Díaz y Marcelina Romero, tras ser perseguidos y atropellados durante la represión del 22 de Mayo de 2013 en J. J. Castelli. Desde la Multisectorial, repudiamos la ley antiterrorista, el proyecto x, y la ley antipiquete, esta última impulsada por legisladores chaqueños como Juan Manuel Pedrini y Sandra Mendoza. Tenemos que decir con orgullo que en Chaco, producto de la movilización masiva de los trabajadores y el pueblo, logramos en 2012 que la legislatura chaqueña se expidiera en contra de la Ley antiterrorista. La situación represiva en el Chaco continúa vigente, tal como pudo verse un mes después de la represión a la Multisectorial, cuando las organizaciones sociales que se manifestaban frente al Instituto de Vivienda provincial fue perseguida a lo largo de 5 cuadras por las fuerzas policiales, bajo la orden del Presidente de ese organismo (y uno de los candidatos a gobernador para el 2015), Domingo Peppo.  En el mismo sentido, es de público conocimiento que los policías torturadores son ascendidos en el Chaco. Como muestra de su ideología el gobernador Bacileff Ivanoff, en declaraciones reproducidas por los medios durante el 20 aniversario del atentado a la Amia, reconoce que en conversaciones privadas dijo querer “salir a matar judíos” (Diario21.tv). El pasado 19 de julio se realizó un Congreso de Unidad, en el que participaron sindicatos docentes y la Multisectorial. En ese marco se discutió y aprobó no iniciar las clases en las escuelas de nuestra provincia si no se reabren las paritarias. Llamamos a coordinar la lucha nacionalmente para derrotar el ajuste de Cristina y sus secuaces, para eso es necesario desarrollar en cada provincia la unidad política contra el ajuste, la entrega y la represión.  Desde la Multisectorial repudiamos la salvaje agresión imperialista en la franja de Gaza y la masacre perpetrada contra el pueblo palestino. Igualmente, a días del pago a los fondos buitres por parte del gobierno nacional reivindicamos el no pago de la deuda externa, ilegítima, ilegal, usurera y fraudulenta. Con el firme compromiso de seguir coordinando la lucha en unidad por todas las reivindicaciones pendientes del movimiento popular de nuestra provincia, del pueblo del Chaco y del país, saludamos fraternalmente para los compañeros en lucha a lo largo y ancho de todo el país. Arriba los que luchan por una sociedad sin explotados y explotadores. MULTISECTORIAL CHACO CONTRA EL AJUSTE, LA ENTREGA Y LA REPRESIONFEDERACIÓN DE ORGANIZACIONES DE BASERegional Chaco
Asambleas: Barrio Resistiré, Mapic y Villa Horqueta (Resistencia), Takay (Puerto Tirol), Quitilipi y San Bernardo

Corpachada en INTIHUASI- Domingo 3 de agosto

3 hours 12 min ago
Como todos los años preparamos un locro comunitario. Si querés colaborar se reciben tus aportes en la biblio. Ingredientes: Maiz blanco 2 kg Maiz colorado 4 kg Porotos 4 kg Cuerito 1kg Patitas de cerdo 3 kg Quijada 2 kg Chorizo colorado 4kg Rabo 2 kg Panceta 1 kg Cebolla 5 kg Zapallo 4kg Morrón 2 kg Cebolla de verdeo Pan 5 kg Rollos de cocina Papel Higiénico Bebidas Detergente Traer platos y cubiertos Los que puedan colaborar para la prepararación de la comida por favor venir más temprano. Muchas gracias! Tribulato 4897. B° Trujui, San Miguel. Teléfono: 4455-2172 Modos de llegar: Desde Capital: desde Retiro, Tren línea San Martín. Estación San Miguel. Desde Chacarita, Tren línea Urquiza. Estación Lemos. Desde San Miguel: colectivos líneas 203, 269, 440, 57. Parada "supermercado Vea", calles Maestro Ferreira y Av Balbín. Desde zona oeste: Colectivos líneas 203 y 269

Testimonio de los “escudos humanos” en Gaza tras un ataque al hospital de Wafa

3 hours 12 min ago
Por el fin del genocidio en Palestina Sábado 19 de julio de 2014, por Equipo de comunicación CTA Rosario | Organizada por la Multisectorial Rosario por Palestina, en la tarde de ayer se realizó una movilización desde el cruce de las peatonales hasta la sede de la Bolsa de Comercio, en repudio al nuevo ataque del estado de Israel contra el pueblo palestino. De la numerosa marcha participaron organizaciones sindicales, políticas, sociales y de derechos humanos que se unieron para repudiar esta nueva agresión a la que se calificó de “catástrofe humanitaria”. “Es un genocidio y el responsable es Israel” Durante el programa “Enredando las Mañanas” del día jueves 17, establecimos comunicación con el profesor de historia Eduardo Jakubowicz quien junto a su mujer, se encuentra en Israel, precisamente en el Mar Muerto, de vacaciones programadas y allí los sorprendió el conflicto. Nos explica el origen del enfrentamiento entre palestinos e israelíes y cómo se vive y se siente estar tan cerca de las bombas y el sufrimiento del pueblo de Gaza. Por RNMA http://www.anred.org/spip.php?article8145 “Este es un conflicto político, por lo tanto la solución debe ser necesariamente política” A principios de Julio el Estado de Israel inició un ataque militar a la Franja de Gaza que, con el tiempo, fue incrementando la violencia entre el ejército israelí y la organización palestina Hamas. Enrique Herszkowich, profesor de historia UBA, investigador docente en Sociología del Medio Oriente de la Facultad de Ciencias Sociales, explicó el marco del actual conflicto palestino-israelí. Por La Revancha. http://www.anred.org/spip.php?article8156 Israel: criminal de guerra Imagen: Latuff En el más reciente episodio, el régimen israelí advirtió a cientos de miles de habitantes del norte de la franja de Gaza que abandonaran sus viviendas, pues la zona sería atacada por aviones bombarderos de Tel Aviv. Ello generó, hacia el sur de ese inmenso campo de refugiados, un éxodo que empeora las catastróficas condiciones en que se encuentra la población palestina, con miles de heridos, los hospitales atestados, carencia de medicinas de primera necesidad, escasez de agua y de alimentos y un solo punto abierto, en la frontera con Egipto, para comunicar a Gaza con el resto del mundo. En los días del ataque militar denominado Borde protector han muerto ya más de 170 personas, cientos de hogares y edificios han sido destruidos y la aviación agresora ha elegido entre sus blancos un hospital, una escuela y una mezquita. (...) El único objetivo real del actual ataque parece ser matar civiles, como expresó el periodista Gideon Levy en su artículo publicado ayer en Haaretz (“Israel’s real purpose in Gaza operation? To kill Arabs”), habida cuenta de que "el derrocamiento del gobierno de Hamas es un objetivo irreal (e ilegítimo), además de indeseable, porque la alternativa podría ser mucho peor", "Israel cree sinceramente que si mata a cientos de palestinos en la franja de Gaza reinará la calma". Por La Jornada Israel: criminal de guerra | por La Jornada / Rebelion.org Gaza: Crónica del horror absoluto | por Kim Sengupta / The Independent Otros artículos: LEER ACÁ Gaza | por Eduardo Galeano Gaza: La atrocidad | por Uri Avnery, Gus Shalom La condena a Israel ya es universal | por Página 12 La soledad de Palestina. La impunidad israeli es una verguenza mundial | por Emir Sader / La Jornada ------------------------------------------------------------------------------- URGENTE. $hile. Estado de salud del compañero Marcelo Villarroel + Palabras del compañero Enviado por el Colectivo Anticarcelario Vuelo de Justicia Desde a lo menos 25 días atrás, el compañero Marcelo Villarroel Sepúlveda, recluido en el módulo H Norte de la Cárcel de Alta Seguridad, ha sufrido de una progresiva insuficiencia cardiaca, la que se ha intensificado en los ultimos días y que lo llevó el pasado domingo en horas de la tarde-noche a una crisis que significó su traslado al hospital penitenciario ubicado en la Ex Penitenciaria, para luego ser derivado de urgencia a la Ex Posta Central en horas de la noche, bajo estrictas medidas de seguridad y sin otorgar ninguna información de tal situación ni siquiera a su familia más directa. Por supuesto, el operativo incluyó a lo menos 50 efectivos policiales -entre personal especializado del traslado de alto riesgo (TAR) de lxs carcelerxs, y personal del GOPE de los pacos-, además del apoyo de la brigada aérea. Paradojalmente, fueron los helicópteros rondando todo el sector inmediato a la cárcel y al domicilio familiar lo que hizo preveer a sus compañerxs y familiares cercanos de una situación de gravedad. En medio de tal procedimiento y luego de ser sometido a observación por su delicado estado de salud, se decidió su traslado al Hospital San Borja Arriarrán en horas de la mañana para la realización de un exámen que permitiera dilucidar a qué se debió el problema cardíaco y lograr estabilizarlo. En esos momentos la única información existente del compañero llegó por medio de la prensa del poder, la misma que apuntó y festinó con los compañeros desde que fueron señalados como los culpables perfectos del denominado Caso Security. Reiteramos la nula información que personal de gendarmería dió a conocer ante tal grave hecho a quiénes realmente debían hacerlo, excusándose de la reserva debido al temor que les provoca una eventual fuga desde la cárcel, y en ese sentido, dejamos en claro que la situación se resolvió favorablemente para el compañero, pues finalmente se supo por fuentes confiables dónde estaba y su real estado de salud, pudiendo ser acompañado por su familia, amigxs, y solidarixs afínes… sino otro sería el tenor de la situación. Hacemos presente que sin duda alguna, pese a la entereza mostrada cotidianamente por Marcelo (así como también por Juan, Freddy y Carlos), y pese a haber resistido a lo largo de su vida de lucha y subversión a lo menos 24 huelgas de hambre y un sin número de situaciones y escenarios en donde ha sido sometido a la tortura y control de esbirros y carcelerxs, resulta imposible que un hombre de carne y hueso resista todo aquello sin ninguna consecuencia a su salud: la insuficiencia cardíaca acrecentada en el último tiempo tiene su origen sin duda en esto. Aún así, nos consta la firme convicción que mueve sus decisiones y acciones rebeldes desde siempre y por estos días al interior de la prisión, y por lo mismo, pese a su delicada situación, no dudamos de que continuará de cara al enemigo resistiendo en el módulo de la cárcel de Alta Seguridad la reciente sentencia impuesta por su participación en dos asaltos del bullado Caso Security. Señalamos que en horas de la tarde la información del estado de salud del compañero daba cuenta de su regreso al hospital penitenciario tras haber sido estabilizado, lugar en el que pasaría la noche, y en el cual si bien hay condiciones mínimas de sanidad, indudablemente no se encuentran ni los elementos tecnológicos ni los médicos idóneos para afrontar cualquier situación de eventual riesgo, por lo mismo, desde ya se comenzarían las gestiones para conseguir una hora con un cardíologo de confianza que pueda ingresar a la kárcel y examinar al compañero, definiendo los pasos a seguir para su pronta recuperación, pues si bien uno de los exámenes realizados hoy en el servicio público no arrojó resultados negativos, ya hay 2 electrocardiogramas previos que reflejan un claro problema cardiaco. El compa se encuentra con un buen estado de ánimo y la entereza propia de quién ha salido airoso de situaciones difíciles. Nuestra mente y corazón se encuentran con él, con su compañera, hijxs y familia. Sepan que no está(n) solx(s), nosotrxs también creemos que a uno u otro lado del muro nada está olvidado ni resuelto, todo continúa. Dejamos unas pequeñas palabras que Marcelo pudo hacer llegar para transmitir tranquilidad ante su situación: “Kerida Familia y kompañerxs… En una nota breve saludarles y decirles que estoy bien, aunke no se note y derrepente el kuerpo diga lo kontrario… Kieren dejarme hasta mañana akí, kuestión ke no me interesa…pretendo volver hoy, sino, bueno mañana veremos… Kizá no estoy para korrer la maratón pero mi mente me dice ke puedo y debo salir de esta…me hicieron exámenes en el San Borja Arriarrán (kateter por las arterias hasta el korazón y no tengo nada- NADA!!) entonces podría ser por estress. Bueno, un besote lleno de amor y kariño para todxs…y todo kontinúa ¡¡lxs kiero mucho, lxs amo!!” -------------------------------------------------------------------------- BS.AS- 16:30hs: Movilización contra la criminalización de la protesta Difundimos: El Encuentro Memoria Verdad y Justicia marchará desde Av. de Mayo y 9 de Julio a las 16:30hs, con las consignas: - Basta de represión - No a la criminalización de la protesta - Ni ajuste-ni entrega - Libertad a los presos por luchar - Absolución de los trabajadores de las heras - No a las leyes antipiquetes - Aprobación de la ley contra la criminalización de la protesta - Derogación de las leyes antiterroristas - Por el triunfo de todas las luchas obreras y populares --------------------------------------------------------------------------- BS.AS- Viernes 25/7, 17hs.: Manifestación frente al Obelisco por la absolución de los petroleros de Las Heras Difundimos convocatoria: Asamblea en Solidaridad por la Absolución de los Petroleros de Las Heras invita: El viernes 25 de julio a las 17 hs. estaremos realizando una manifestación en solidaridad con los trabajadores petroleros de Las Heras. Los esperamos en av. 9 de Julio y Corrientes (Obelisco). La lucha de los petroleros de Las Heras es la lucha de todos. Por eso los invitamos a organizarse y luchar contra los intereses del Estado y el capitalismo. Llamamos a la solidaridad, la acción directa y agitación por los trabajadores Petroleros de Las Heras. ¡SOLIDARIDAD CON LOS PETROLEROS DE LAS HERAS CONDENADOS A CADENA PERPETUA! Asamblea en Solidaridad por la Absolución de los Petroleros de Las Heras --------------------------------------------------------------------------------------- BS.AS-Lecturas de Rafael Barret "Cuanto más inaccesible aparezca el ideal, tanto mejor. Las estrellas guian al navegante. Apuntemos enseguida al lejano término. Así señalaremos el camino más corto. Y antes venceremos" Mi anarquismo Sábado 26/7, 21 hs. Finochietto y Anchoris (CABA) Entrada gratis-espacio limitado-confirmar a archivobael@yahoo.com.ar ----------------------------------------------------------------------------------------------------- "PRIMERO LA LIBERTAD" UN PROGRAMA DE RADIO QUE TIENE COMO OBJETIVO LA LIBERTAD. EN CONTRA DE LO QUE NOS OPRIME, USANDO LA VOZ COMO ARMA PARA DECIR LO QUE PENSAMOS Y DISPARAR CUESTIONAMIENTOS DESTINADOS A DESESTABILIZAR LO ESTABLECIDO "A no hacer una cuestión de estar al día en política o en arte, en una o en muchas ciencias. Esas son otras cuestiones. La primera es tumbar esto: la tiranía y el tirano, y cuanto impide ser libre. Primero: la libertad." TODOS LOS MARTES A LAS 22 hs POR RADIO LA TOSCA 95.1 Mail: primerolalibertad@hotmail.com Escuchar on line: http://www.potenciaweb.net/radiolatosca/player.php Facebook http://www.facebook.com/primero.lalibertad BLOG: primerolalibertadcomunicacion.blogspot.com Santa Rosa-La Pampa PROGRAMA 19: 08-07-2014 REPRESIÓN DEL GOBIERNO A TRABAJADORXS DESPEDIDOS DE LEAR, EMFER Y TATSA EL 7 Y 8 DE JULIO, ENTREVISTA A TRABAJADOR QUE ESTUVO EN LA REPRESIÓN - VIDA Y MUERTE DE MIJAIL BAKUNIN - COMPAÑERO YAGO DETENIDO EN LA REGIÓN ESPAÑOLA - ODA A LA VIOLENCIA - "SOÑAR DESPIERTO" DEL COMPA CARLOS LOPEZ. ESCUCHAR O DESCARGAR: http://www.mediafire.com/listen/bf6q9hk4bkxyfxl/programa_19__08-07-2014.mp3 PROGRAMA 20: 17-07-2014 ENTREVISTA A VANESA, HERMANA DE LUCIANO ARRUGA, SOBRE SU DESAPARICIÓN Y LA JUSTICIA - RECORDANDO EL ASESINATO DE SACCO Y VANZETTI - TEORIA DE LA FUERZA COLECTIVA PROUDHON - RECORDAMOS A LA SOLE, COMPAÑERA ANARQUISTA QUE LUCHÓ CONTRA LA (IN) JUSTICIA ITALIANA. DESCARGAR O ESCUCHAR: http://www.mediafire.com/listen/62gvpkg2fpjqbfc/programa_20_15-07-2014.mp3 PROGRAMA 21: 22-07-2014 PROGRAMA ESPECIAL EN SOLIDARIDAD POR LA LIBERTAD Y ABSOLUCIÓN DE LOS TRABAJADORES PETROLEROS DE LAS HERAS. DESCARGAR O ESCUCHAR: http://www.mediafire.com/listen/hx0o3rhxw2w9o7a/Programa_21_22-07-14.mp3 ----------------------------------------------------------------------------------- Boletín informativo nº 723 de CORREPI Difundimos boletín informativo: Boletín informativo nº 723 – 21 de julio de 2014 Sumario: Policía comunal: Buenos Aires activa... la represión. Proyecto Conti: Una ley para legitimar la represión. El sionismo profundiza su política de exterminio sobre el pueblo palestino. Represión a los trabajadores en Azul. Próximas actividades. Policía comunal: Buenos Aires activa... la represión. Las colas de muchachos de ambos sexos en La Plata, para inscribirse como policías comunales de la provincia, llegó a cuadruplicar las vacantes a cubrir. Es probable que el actual gobernador Daniel Scioli (ex vicepresidente de Néstor Kirchner y figura central en la última campaña electoral K), sostenga que ha sido todo un éxito la propuesta y entonces su imagen electoral vuelva a crecer porque "Bs. As. activa, está haciendo algo frente al tema de la inseguridad". Mientras tanto, en su distrito de La Matanza, el presidente del PJ provincial, el kirchnerista furioso Fernando Espínoza, hace publicidad con los mismos ingredientes: "La paz que nos reclaman los vecinos llegará con las escuelas de policía a las que convocamos a nuestros jóvenes". Pero el maquillaje oculta, encubre, enmascara. Lo que se revela es la doble función disciplinadora que entraña el fenómeno de la desocupación derivado de la última etapa de desarrollo capitalista. Buscan un trabajo desesperados porque se prepararon para otra cosa, pero ahora "agarran lo que venga" y esto -según el fogoneo de los medios de comunicación- es una "salida laboral". La desocupación entonces, una vez más, asume su condición de herramienta del poder. El capitalismo va concentrando mayor riqueza con menos ocupación y por ende, millones de hombres y mujeres resultan empujados a la miseria, imposibilitados de subsistir con lo único que disponen: la venta de su fuerza de trabajo. La tasa normal que nunca superaba el 5% de desocupados y que permitía cumplir el rol de "ejército industrial de reserva" al decir de Carlos Marx, tenía su función asegurada: mantener bajos los salarios. El disciplinamiento significaba ganancia empresarial. Pero el capitalismo se transformó. Su forma de producir incorporó nuevas tecnologías, otra lógica de reproducción del dinero, que al centralizarse en las grandes ciudades deja, sobre todo en Latinoamérica, una "población sobrante". No es difícil de imaginar lo que vendrá: las sucesivas crisis derivan en un proceso de descomposición social que se manifiesta en altos índices de miseria (la Argentina, pese a la publicitada "Década Ganada", registra una masa de 11 millones de pobres que no pasan desapercibidos para el poder). Por ahora los contienen con los planes sociales que, por efectos de la inflación y la transferencia de ingresos que significa la devaluación, van perdiendo efectividad. A su turno, en la economía formal comienza a acelerarse el proceso de desempleo que en primerísimo término se cristaliza contra los sectores más cuestionadores, luchadores, clasistas e independientes. Es en este contexto que debe analizarse la medida del gobierno provincial. La población sobrante en términos económicos, encuentra en el empleo estatal un medio de subsistencia. En nuestro específico caso esa función tiene como natural correlato el disciplinamiento del resto de la sociedad mediante el uso monopólico e indiscriminado de la fuerza estatal y el aparato represivo. Todos sabemos cómo y cuándo, por qué y para qué se usa esa función. Lo saben los trabajadores de Lear, de Gestamp, de Emfer... y las numerosas familias que engrosan el listado de víctimas del gatillo fácil. El discurso de la inseguridad deviene así una excusa. Los beneficiados por el accionar estatal, los grandes capitales, saben que la seguridad concebida defiende con exclusividad su propiedad. Los 750 que se incorporarán serán parte del verdadero ejército de ocupación que los resguarde. La policía comunal es una herramienta del Poder, el estado es el brazo que la articula con discursos y su función real es la de todos los tiempos: proveer el cuidado del orden social mediante el control total. Vale la pena remarcarlo, no todos los desempleados buscan eso, que no es ninguna salida sino el ingreso al laberinto oscuro de la represión y el verdugueo del pueblo. CORREPI insiste: los policías no son trabajadores. Proyecto Conti: Una ley para legitimar la represión. El primer proyecto de ley con que el Frente para la Victoria obedeció la orden recibida de su jefa, la presidenta Kirchner, en el discurso del 1º de marzo de este año, de legislar para “reglamentar” (es decir, prohibir) las movilizaciones y protestas callejeras, generó un repudio tan amplio que hasta sectores oficialistas se plegaron a criticarla. Es que era demasiado burdo, aun para el kirchnerismo, promover un texto que contenía cláusulas copiadas de un decreto de Pinochet, y que utilizaba categorías tan expresamente represivas como “protesta legítima” y “protesta ilegítima”. Ese proyecto fue rápidamente embolsado, y apareció en su reemplazo uno largamente titulado “Comisión de mediación obligatoria frente a los conflictos sociales. Creación en el ámbito del ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. Se declara la amnistía a las personas incursas en delitos cometidos en el marco de protestas, movilizaciones y reivindicaciones sociales, gremiales y políticas, a partir del 10 de diciembre de 2001”, de autoría de la diputada ultra kirchnerista Diana Conti. En 6 escasos artículos, más el que invita a los gobernadores a adherirse y el de forma, el texto crea una “Comisión de Mediación” dentro del ministerio de Justicia y DDHH, compuesta por los funcionarios de otros ministerios que el poder ejecutivo designe, que deberá intervenir de inmediato ante cualquier manifestación, toma de establecimientos públicos o privados, cortes de rutas o calles o cualquier otra movilización con “exteriorizaciones que afecten a terceros ajenos al conflicto”, lo que incluye absolutamente todo acto de protesta o reclamo. El procedimiento previsto deja bien claro que se trata simple y brutalmente, de la prohibición explícita de cualquier protesta. Ante una “reunión de personas que peticionan o se expresan sin ejercer violencia, ni utilizando armas”, la “autoridad competente” (eufemismo que siempre remite a las fuerzas de seguridad) deberá intimar al cese y llamar a la Comisión. Así, en primer lugar, aunque no se hable expresamente de “manifestaciones legítimas o ilegítimas”, se consolida de hecho la distinción, y se autoriza la inmediata represión, sin mediación ni intimación alguna, sobre las “reuniones de personas” que, a criterio de esa “autoridad competente”, ejerzan violencia o utilicen armas. Ya sabemos cuál es el concepto de “violencia” y de “armas” que aplican los funcionarios estatales (de policías a jueces, de gendarmes a fiscales) cuando el que está del otro lado es un trabajador organizado. Mil veces hemos defendido en causas penales compañeros imputados como “violentos” porque alguno tenía el rostro cubierto, o porque se calificó como “elemento contundente” una caña de una bandera. Ni hablar si hay cordones de seguridad, bastones de autodefensa o si se ingresa a un edificio público. La semana pasada, sin ir más lejos, una radio abierta frente a la Cámara Criminal, organizada por CORREPI, la RNMA y ENECA, fue calificada a viva voz como “acto violento” por la presidenta de la Sala V, porque se escuchaba desde dentro del edificio. Si nos atenemos a lo que la justicia argentina define como “violento” en materia de movilizaciones, sólo alguna procesión religiosa (y no siempre necesariamente) quedaría excluida. La tarea de los delegados de la Comisión, una vez convocados por la policía, es la de “canalizar las pretensiones o reclamos de un modo en que no afecten los derechos de terceros”, lo que claramente se traduce en la desactivación de la protesta, para sustituirla por alguna instancia puertas adentro (elevación de petitorios, reuniones, mesas de diálogo, etc.), es decir, todo lo que precede habitualmente cualquier reclamo que llega a la calle. Terminada la mediación, si la protesta se mantiene, las fuerzas de seguridad tienen vía libre para intervenir y hacerla cesar, lo que también se dice tratando que no se note tanto: “si [la mediación] no tiene éxito, se hará una intimación ordenando el cese de las acciones que afectan derechos de terceros, y sólo si la orden no es obedecida se podrá hacer uso de la fuerza pública para hacer cesar la comisión de los delitos”. La formulación “derechos de terceros” incluye, naturalmente, lo que sea necesario para justificar la intervención represiva. Podrá ser cualquier cosa, desde el “derecho de circular” si hay una calle cortada, hasta el de dormir la siesta sin ruidos en la vereda. El artículo 6º es el que contiene la mayor trampa del proyecto de ley, y la zanahoria envenenada para que algún distraído crea que su sanción pudiera ser útil a los trabajadores. “Se declara la amnistía de todas las personas incursas en delitos cometidos en el marco de protestas, movilizaciones y reivindicaciones sociales, gremiales y políticas, producidas a partir del 10 de diciembre del año 2001 y hasta la sanción de la presente ley”, dice en el primer párrafo. Pero el segundo y breve segmento agrega: “Se excluyen los delitos de homicidio, lesiones graves y cualquier otro que implique el ejercicio directo de violencia física sobre las personas”. Prácticamente ningún compañero, de los más de 5.000 que hoy enfrentan causas penales como consecuencia de su participación en movilizaciones o protestas de cualquier tipo, podrá ser beneficiado con la anunciada amnistía. No es necesario detenernos en la situación de los petroleros de Las Heras, condenados por homicidio calificado y coacción agravada, que quedan claramente excluidos. La figura penal más liviana, y a la vez la más usada cuando hay detenciones en una movilización, es el famoso “atentado o resistencia a la autoridad”, que suele combinarse con daño y lesiones, en lo que hace años llamamos “combo manifestación”. Tanto el atentado y resistencia a la autoridad como las lesiones implican, en su definición técnica, el “ejercicio directo de violencia física sobre las personas”. Ni hablar del resto del menú habitual de imputaciones en causas contra la militancia. Por lo tanto, salvo algún caso muy excepcional en el que sólo se acuse por la obstrucción o interrupción del tránsito (que últimamente, en el ámbito de la CABA, se canaliza más frecuentemente ante la justicia penal o contravencional de la ciudad, a la que no alcanza este proyecto de ley), no habrá cierre de ninguna causa. La pretendida “amnistía” es puro engaño para que la ley pase más fácil, y no cambiará la situación de los compañeros condenados y presos, como los de Corral de Bustos o Esteche y Lezcano, ni de los que esperan su juicio, como los de los saqueos de Bariloche, los que defendieron la Sala Alberdi o los vecinos indignados que arremeten contra una comisaría después de un fusilamiento o una muerte en la tortura. Mientras el texto del proyecto intenta disimular su verdadero objetivo, en la exposición de motivos la diputada oficialista los confiesa, como cuando comienza habla de la necesidad de “reglamentar las protestas sociales para la mejor convivencia” (o sea, la mejor conveniencia de los gobiernos) y cuando pontifica que “el Estado debe preferir en tanto sea posible, la utilización de todos sus elementos de gestión, de prevención, de disuasión, atención y solución de conflictos, antes de recurrir a la represión y al castigo penal”. Claramente, el objetivo es desalentar y desactivar las protestas de manera más “inteligente” que directamente cargando con gases y balas, lo que puede dar mala prensa, y así “solucionar un problema real y acuciante de la Argentina actual... gestionando con criterio democrático los conflictos sociales.”. El “problema real y acuciante” que el proyecto de ley quiere solucionar no son los despidos y suspensiones, los salarios caídos, la inflación ni ninguno de los problemas, esos sí reales y acuciantes, que aquejan al pueblo trabajador. El “problema real y acuciante” es que el gobierno disponga de más y mejores herramientas para reprimir, como siempre en democracia, con todo el consenso posible. Como decíamos en abril pasado (Boletín nº 711), “El derecho, en una sociedad dividida en clases, es el derecho de la clase dominante, aplicado por el estado de la clase dominante a través de sus funcionarios. Es el lenguaje de los capitalistas, no de los trabajadores. El lenguaje de los trabajadores, en cambio, ha sido siempre el de la lucha organizada en las calles, la única forma de derrotar estos embates represivos”. El sionismo profundiza su política de exterminio sobre el pueblo palestino. Al escribir esta nota, domingo 20 de julio por la noche, ya son 438 las víctimas de los ataques sionistas sobre la Franja de Gaza. Al menos 100 muertes ocurrieron hoy (La Jornada, 20/07/2014). De esa cifra, 420 son palestinos y el resto militares israelíes. Bloqueada en toda su frontera, Gaza es una prisión a cielo abierto, donde la mayoría de la población depende de la ayuda humanitaria y el desempleo asciende al 40%. Al ataque aéreo mediante misiles y bombas, ahora el estado sionista de Israel sumó la invasión terrestre. Esta acción criminal del sionismo, llamada cínicamente "Barrera protectora", es la respuesta militar al acuerdo político al que arribaron, semanas atrás, Al Fatah y Hamas, para conformar un gobierno nacional de unidad palestina. La desaparición de tres jóvenes colonos israelíes, en un asentamiento, fue la excusa del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, para justificar los crímenes que está cometiendo sobre el pueblo palestino. Mientras escribimos esta nota, Netanyahu anuncia que no pondrán fin a los asesinatos masivos "hasta que hayamos alcanzado todos los objetivos". También al momento de escribir esta nota, el Consejo de Seguridad de la Naciones Unidas se estaría por reunir para tratar la invasión terrestre de Israel a Gaza. La reunión fue convocada a pedido de Jordania, miembro no permanente del Consejo, tras un llamado del presidente palestino Mahmoud Abbas. Desde el 8 de julio, el Consejo de Seguridad se ha reunido en dos oportunidades, sin resultados. (La Jornada, 20/07/2014). Conocida es la política del imperialismo norteamericano de bloquear todas las tentativas de condenar, aunque más no sea en el plano formal, la política genocida del estado terrorista de Israel. Que se trata de una política sistemática de exterminio del pueblo palestino lo demuestran las diferentes operaciones militares realizadas por el sionismo en los últimos años, como las operaciones "Lluvia de Verano" y "Nubes de otoño", en 2006, ésta lanzada con la excusa del secuestro del soldado Gilad Shalit, en la que murieron cientos de palestinos y, entre ellos, dirigentes de Hamas; el bloqueo económico a Gaza sostenido desde 2007, luego de que Hamas fuera electa como gobierno en la Franja de Gaza, lo que llevó a los palestinos a la necesidad de crear túneles para contrabandear lo necesario para la subsistencia; las operaciones "Invierno caliente" y "Plomo Fundido" en los que murieron miles de palestinos; o la operación "Pilar Defensivo", en el que murieron cientos de habitantes de la Franja. Esta política puede ser sintetizada como "sumisión o muerte". El ex jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, Moshe Yaalon llegó a decir que "A los palestinos hay que hacerles entender en lo más profundo de su conciencia que son un pueblo derrotado". (El País, 11/01/2009). En marzo de 2008, el viceministro de defensa israelí, Matan Vilnai, había dicho que “Se están provocando una ‘Shoá’ mayor, porque usaremos toda nuestra fuerza en la forma en que consideremos adecuada, ya sea con ataques aéreos o terrestres”. (Página 12, 01/03/2008). Es una posición que es política de estado: “Los palestinos deben sufrir mucho más hasta que sepan que no obtendrán nada mediante el terrorismo. Si no sienten que han sido vencidos, no podremos regresar a la mesa de negociaciones” (Ariel Sharon ante el Parlamento, el 4 de marzo de 2002, Página/12, 26/01/2009). Hace 66 años, el terrorismo israelí expulsaba a miles de palestinos de su territorio, en lo que se conoció como la Nakba. Según las Naciones Unidas, en 1946, había en lo que actualmente es Israel, 1.076.783 musulmanes, 608.225 judíos, 145.063 cristianos, y 15.488 de otras confesiones (Official Records of the Second Session of the general assembly A/364 - 3 september 1947 Supplement nº 11 United Nations Special Committe on Palestine Report to the general assembly volume 1, Lake Success, New York, 1947). La historiografía sionista cuenta la historia de que los palestinos dejaron voluntariamente sus tierras. Sin embargo, esta historiografía oculta la cantidad de atentados terroristas que el sionismo desató en Palestina antes del año 1948. El atentado a la refinería en Haifa, el atentado en Jerusalén contra el King David Hotel, efectuado con la aprobación de Ben Gurion, donde murieron 92 personas, el ahorcamiento de dos sargentos británicos por miembros de la organización sionista Zva’i Le’ umi, bajo el comando de Menahen Begin, el ataque de la ETZEL y de Stern a la aldea de Deir Yasin, donde mataron a más de 250 árabes e hirieron a más de 300, mayoría de viejos, mujeres y niños, son algunos de los ejemplos de cuan "voluntario" fue ese éxodo. Esta política de exterminio se expresa, fronteras adentro, en un verdadero apartheid a los árabes-israelíes, que tienen menos derechos que los judíos-israelíes. El Tribunal Supremo de Israel, si bien ha dicho que la tortura está prohibida, la admite con el argumento de la "defensa por la necesidad" (Observaciones del Comité de Derechos Humanos de la ONU, sobre el respeto por parte de Israel de la "Convención contra la Tortura", del 23/06/2009). Durante la guerra anglo-boer, los británicos crearon los campos de concentración, en los que murieron de hambre las mujeres y los niños de los guerrilleros campesinos boers. Años más tarde, los boers aplicaban una política brutal de apartheid contra la población negra que era mayoritaria en Sudáfrica. El nazismo transformó ese invento británico en una política de exterminio de los judíos, principalmente, y también de comunistas y de otras minorías nacionales. Hoy el sionismo utiliza el Holocausto para justificar el exterminio de los palestinos, responsabilizando a las víctimas que resisten desde hace 66 años la ocupación sionista. Hoy, cuando vemos a los colonos israelíes festejar los asesinatos de palestinos, recordamos lo que hace 50 años el Che Guevara explicaba en un conocido discurso ante la Asamblea de la Naciones Unidas, sobre el carácter del imperialismo y del hombre bestializado por ese imperialismo: "Animal carnicero que se ceba en los pueblos inermes; eso es lo que hace el imperialismo con el hombre, eso es lo que distingue al «blanco» imperial." Eso es lo que distingue al sionismo y a los sionistas. Represión a los trabajadores en Azul. El 16 de julio, en la localidad bonaerense de Azul, se escribió otro capítulo en la antología represiva contra el movimiento obrero, esta vez con la municipalidad como escenario del brutal ataque de la policía bonaerense. El intendentente kirchnerista José Inza iba a recibir a los trabajadores de las fábricas HM, TRC y Celanova que enfrentan el desguace de sus instalaciones y la inminente pérdida de sus puestos de trabajo, pero la policía arremetió contra ellos entrando al edificio gubernamental. Inza no se hizo cargo de la violencia desatada y sostuvo que la policía fue la que decidió reprimir. Hubo tres trabajadores detenidos y dos internados, uno con lastimaduras en la cara y otro con las costillas rotas. La represión de la que se desentendió el kirchnerismo de Azul, lejos está de ser un hecho aislado, como lo prueban los reiterados ataques a los trabajadores que estamos viviendo semana a semana, día a día, en todos los puntos donde el movimiento obrero se erige en contra de los despidos, suspensiones y por mejores condiciones salariales y laborales. La lucha contra la opresión requiere, también, organizarse contra la represión. Próximas actividades Jueves 24, 16:30, marcha de Av. de Mayo y 9 de Julio a Plaza de Mayo contra la criminalización de la protesta. Convoca EMVyJ. Viernes 25, 17:00, manifestación en solidaridad con los trabajadores petroleros de Las Heras en Av. 9 de Julio y Corrientes (Obelisco). Convoca FORA-AIT. Sábado 26, 17:00, charla-debate con CORREPI: “Basta de represión y criminalización en el movimiento obrero” en la Biblioteca Popular "20 de Diciembre", Hipólito Yrigoyen 514, Escobar. Domingo 27, de 13:00 a 16:00, radio abierta por los presos políticos peruanos en feria de las colectividades, desde Av. de Mayo y Perú hasta Av. de Mayo y C. Pellegrini. Convoca Comité de solidaridad con el pueblo y los presos políticos peruanos. CORREPI en el aire: El tercer sábado de mes, cada dos meses, a las 16:00, escuchá el espacio de CORREPI en el programa Rebeldes Stereotipos, por FM La Tribu , FM 88.7, o en www.fmlatribu.com Jueves por medio, entre 10:00 y 11:00, escuchá el espacio de CORREPI en el programa En Otras Palabras, por FM En Tránsito, FM 93.9, o en www.fmentransito.org.ar El tercer sábado de cada mes, escuchá la columna de CORREPI "Palermo antirrepresimio" en el programa El Palermo de los Simios, por FM La Caterva, FM 97.3 o en www.fmlacaterva.com.ar El último miércoles de cada mes, a las 21:00, escuchá la columna de CORREPI en Derrocando a Roca, por Radio La Colectiva, FM 102.5. En vivo por: http://www.lacolectiva.org.ar/enviv... Los miércoles, a las 1:15, escuchá la columna de CORREPI en Radio Frecuencia Zero, FM 92.5 o en www.frecuenciazero.com Los domingos, a las 15:00, escuchá la columna de los familiares de víctimas de la represión organizados en CORREPI en el programa Nunca es Tarde por FM Moreno 90.1, http://fmmoreno.blogspot.com.ar/ Visitá nuestra web: http://correpi.lahaine.org ¡Buscanos en www.facebook.com/correpi ! Comunicate con nosotros para colaborar con CORREPI. Escribinos a correpi@fibertel.com.ar o por Facebook si querés organizar alguna charla antirrepresiva en tu colegio o en el barrio. Visitá nuestro local en Humberto 1º 1692, entre Solís y Virrey Cevallos. CORREPI - Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional Ciudad de Buenos Aires Argentina ------------------------------------------------------------------------------------------------- NEUQUEN- “No sabemos si lo mataron adentro de la casa o si lo terminaron de matar en la comisaría” Rubén "Teté" Soazo, asesinado por la policía con 24 años de edad, en Neuquén. Mientras los medios corporativos se disputan las versiones policiales sobre el asesinato estatal de Rubén Soazo, ultimado el 12 de este mes por uniformados en el marco de un robo, Zumbido dialogó con su compañera y madre de sus cuatro hijos y con una de sus tías, quienes aseguran que el joven fue torturado antes de morir. Por Soledad Arrieta - El Zumbido Tanto el jefe de la policía Raúl Laserna como el Ministro de Coordinación Gabriel Gastaminza celebraron la actuación de los efectivos que asesinaron a Soazo el pasado 12 de julio, brindando con su discurso impunidad al accionar abusivo de las fuerzas no solo en este caso. Los medios corporativos se pisan a sí mismos con las versiones “oficiales” y las pericias; siguen hablando de que el joven de 24 años “abrió fuego” y “por eso” los policías dispararon, difundiendo los agradecimientos del matrimonio que habitaba la casa cuando Soazo ingresó a robar y victimizando a uno de los uniformados con que está amenazado de muerte y con custodia. Ningún medio, a excepción de este, habló de “Teté” como una víctima de la violencia estatal encarnada en su brazo armado. Las pericias determinaron que en la “escena del crimen” –al que nadie llama “crimen”, porque el muerto estaba cometiendo un delito- no había vainas del arma que portaba Suazo, lo cual indica que jamás disparó. Rubén “Teté” Suazo estaba casado y tenía cuatro hijos, el menor de 10 meses. Su familia supo lo que pasó seis horas después de que lo mataran. “No sabemos si lo mataron adentro de la casa o si lo terminaron de matar en la comisaría”, dice su compañera y madre de sus hijos: “tenía golpes, quemaduras, los dedos reventados, le faltaban dos dientes”. La familia aún no tiene el resultado de la autopsia que se practicó sobre el cuerpo del joven, pero todos y todas aseguran haber visto los mismos signos en el cadáver. Su mamá fue la encargada de ir a cambiarlo para el velorio y allí se encontró con información que no coincidía con la que estaban difundiendo los medios a través de las versiones policiales. “No pudo seguir”, dijo su hermana: “tuvo que pedir ayuda para terminar de cambiarlo, ella no pudo con todo lo que vio”. “Él tenía disparos en la espalda, en los brazos, en las piernas, en la sien, los dedos de las dos manos todos machucados, un corte en la frente, un golpe en la boca donde le faltaban dos dientes y rasguños”, contó una de las tías y denunció que “eso no salió en los medios ni en ningún lado” y que “si lo mataron a balazos, ¿por qué tiene todas esas marcas?” Las mujeres relataron que también “hay versiones de vecinos de que a él lo sacaron esposado y se lo llevaron a la comisaría”. Para finalizar, mientras las corporaciones comunican que el asesino policial está amenazado de muerte y con custodia, la familia de Rubén Soazo dice tener miedo porque “todos los días están pasando patrulleros y hacen como que nos van a disparar”. Rubén “Teté” Soazo estaba robando cuando fue asesinado, pero no por eso su muerte es menos importante que otra. Lo mató el Estado con las balas que garantiza a la institución policial para que haga lo que quiera; a los policías los felicitaron los funcionarios que siguen sumando pibes a sus listas de víctimas para garantizar la “paz social”; a los funcionarios los promocionó el periodismo de derecha en los medios corporativos; a los medios corporativos los sostienen los gobiernos… Y la enumeración podría seguir. @SoledadArrieta http://www.zumbido.com.ar

Megaminería. Lo esencial no es invisible a los ojos

3 hours 12 min ago
Este 22 de julio se realizó la Jornada Internacional deLucha contra la Megaminería a Cielo Abierto en distintos países del mundo paradenunciar las consecuencias contaminantes y predatorioas de este tipo deexplotación, Argentina no es ajena a este flagelo, ya que en su Cordillera yotros cordones montañosos se han instalado megaproyectos que destruyen nuestros bienes comunes naturales, economíaslocales y formas de vida a través de mineras como Barrik Gold y La Alumbrera,entre otras. Estas transnacionales crean Estados paralelos en lasregiones donde se instalan y, a través de sus patotas, tratan de amedrentar alas asambleas que utilizan toneladas de dinamita para volar nuestras montañas ymillones de litros de agua mezclada con químicos tóxicos para separar losmetales. Por todo esto, desde el Espacio Abierto Argentina SinMegaminería estamos organizando una jornada de lucha que se desarrolla en laCiudad Autónoma de Buenos Aires y Espacio Abierto Argentina Sin Megaminería,desde donde invitamos a todas las organizaciones a sumarse y ser protagonistas,mostrando con fuerza el rechazo al saqueo de nuestra naturaleza. Buenos Aires 17 hs - Frente alCongreso de la Nación. Fotos, Teatro,Proyecciones y Música Murga Uruguaya conAndrés Vázquez de Falta y Resto Folklore con LaSurgente Cumbia combativacon La Víctor Jarra. - En Luján: desde las17 hs. - En SanMiguel de Tucumán: Plaza Independencia18hs a 22hs. - EnTrelew-Rawson. Más información : www.noalamina.org Seguiremosactualizando la información de las actividades en todo el país. Evento enfacebook: https://www.facebook.com/events/263405810529308/ Para adherir ycoordinar acciones escribir a: argentinasinmegamineria@gmail.com Contactos deprensa: Federico:1541624723 Matías: 1530867685 Tato: 1568286011 Adhesiones: Acción por laBiodiversidad AccionReverdeciente Oeste Asamblea deBariloche contra la megaminería Asamblea CiudadanaAmbiental Concepción del Uruguay, Entre Rios, Argentina AsociaciónArgentina de Abogados Ambientalistas Asociación CivilÁrbol de Pie, Bariloche Asociación CivilPRO ECO grupo ecologista - RENACE Asociación Lihué,Bariloche Bandera Negra ColectivoAymuray/Movimiento Popular La Dignidad (MPLD) Colectivo desde elPie Colectivo por laIgualdad en el Partido Social ComisiónInterclaustros de Bienes Comunes-FCEyN-UBA ConcienciaSolidaria ONG Interprovincial CorrienteNuestroamericana de Trabajadores 19 de Diciembre CTD Aníbal Verón Equipo de EducaciónPopular Pañuelos en Rebeldía Foro AmbientalistaSantiago del Estero - Capital Foro de Salud yAmbiente de Vicente Lopez Frente de Luchapor la Soberania Alimentaria Argentina (Agrupación Visión Sostenible - CTA -Estudiantes críticos en el Frente Popular Darío Santillán - Fundación Che Pibe- Grupo de Reflexión Rural - Mishkila Alimentos - Red Tacurú - Autoconvocadxspor la libertad de las semillas y la Soberanía Alimentaria - Programa deExtensión "Por una nueva economía, humana y sustentable" de laCarrera de Comunicación Social (UNER) - Centro de Educación Agroecológico ASHPAde Guernica - Proyecto Sur Pcia.de Bs.As. en Corriente Nacional EmancipaciónSur - Usina Cultural del Sur Almagro/Pompeya en Corriente Nacional EmancipaciónSur- Sobre Rieles UnLa - Los Pies en La Tierra - Oro del Inca Cooperativa -Reforestala "PROYECTO COMPARTIR" - Tierra Para Vivir en Cob LA Brecha- Bandera Negra UNQ) Frente NacionalPueblo Unido (M22 de Agosto, MTR 12 de Abril, Movimiento Tupaj Katari (Jujuy),MTD Anibal Verón (Esteban Echeverría), FOI Frente de Organizaciones deIzquierda (Jujuy), Viento Norte (Jujuy), Movimiento Justicia y Libertad (LaPlata), Foro por la Tierra y la Vivienda (Río Negro), Colectivo Avanzar, Movimiento Popular La Dignidad (MPLD)) FrenteUniversitario Luján (FUL) InvestigadoresPopulares sobre la Problemática Minera (IPPM) MovimientoEstudiantil Liberación Movimiento LiberalEcosocial (MOLES- Exactas UBA) Movimiento por laUnidad Latinoamericana y el Cambio Social (MULCS) MovimientoSocialista de los Trabajadores (MST) MPR Quebracho MTR 12 de abril OrganizaciónPopular Fogoneros Patria Grande(Marea Popular, FPDS CN, Espacio Chico Mendes y Corriente Unidad Sur) RAPAL Red Ecosocialista Revista OtroViento, La Plata Tierra paraVivir/COB La Brecha Visión Sostenible Wirajhkocha grupode reflexión rural

AUDIENCIA 161 .MEGACAUSA LA PERLA

3 hours 12 min ago
Megacausa La Perla Córdoba, Argentina, 2012 H.I.J.O.S. Córdoba El Diario del Juicio H.I.J.O.S. - Hijos e Hijas por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio . Día 161: 23/07-2014.- 14:26 Cuarto intermedio hasta el martes 29 de julio a las 10:30 14:18 La dictadura en el interior El testimonio de Miguel Apontes brinda algunas luces para comprender cómo se vivió en el interior la dictadura cívico militar que oscureció al país entero. "En un pueblo chico donde el aislamiento es más fuerte la estigmatización era muy fuerte. La gente miraba para otro lado, la iglesia se alejó de mi familia quien no encontraba explicación... hasta yo que era buen alumno, era citado por el Director cuando aparecían noticias de allanamientos o aparición de arsenales", las personas se conocen y los comentarios circulan con rapidez estigmatizando a quienes son señalados. 14:14 Inmigrantes "Mis padres eran inmigrantes. Por secuelas de la posguerra se vinieron a Argentina desde España y el desarraigo lo sufrían mucho. Esta historia la vivieron como una suerte de expulsión del país, por cómo habían respondido las instituciones. No comprendían bien lo que estaba pasando, era muy complejo". Miguel se conmueve al recordar que él mismo redactaba las cartas que su padre les mandaba a las autoridades preguntando por su hijo. 14:06 Testigo 132: Declara Miguel Ramón Apontes El periodista vino en esta oportunidad a declarar por la desaparición de su hermano Jose Antonio Apontes quien era miembro de la comisión directiva del sindicato de Perkins. "Yo tenía 17 años cuando tomamos noticias de la detención de mi hermano, en el departamento que subalquilaba en Barrio Cofico. Era el 17 de mayo de 1976. Desde ese momento acompañé a mis padres en su búsqueda". Miguel describe el derrotero por comisarías y cárceles hasta comprender que su hermano era un desaparecido más. 14;03 Emocionantes palabras de Soledad Martínez Hacia el final de su testimonio, la testigo agradece al Tribunal la posibilidad de hablar: "Algunos dicen que mi hermano estuvo en La Ribera, otros en La Perla. Nadie dice haberlo visto. Es decir, hace 38 años que no sabemos nada. En un país donde nos peleamos intermitentemente entre hermanos, a treinta años de democracia, creo que los familiares y la soceidad en su conjunto tenemos el derecho de saber qué ha pasado con nuestros familiares. Dónde están. Por qué no los enjuiciaron. Cuantos años más van a pasar para que nos digan si están muertos, si están vivos?. Dónde estan los cuerpos, dónde están. La dictadura militar fue impuesta para un modelo de país que instauró un modelo neoliberal que ha dejado miles de hermanos viviendo en la marginalidad. Los desaparecidos son 8000? 9000? 30000? Son miles. Con esto me basta y sobra, miles que fueron secuestrados, torturados, asesinados. Me basta para exigir Justicia Es obligación de esta sociedad, y me siento parte, resolver esta historia para poder construir hacia adelante.". "Memoria, Verdad y Justicia. Eso queremos. Pero de acuerdo a mis ideales y los de mi hermano José Agustín, no hay Justicia sin Justicia Social". Sin preguntas de las partes, la testigo fue aplaudida por todos los presentes. 13:55 Secuestro y búsqueda A principios de enero de 1976 secuestraron a muchos militantes de la JUP. "Mi hermano me dijo que no fuera al banco Social, donde trabajaba. Me dijo que se estaba poniendo feo. A él lo secuestraron a las 5 de la tarde, frente a la cancha de Belgrano en tres autos, un Taunus, un Peugeot y un R12". Según los recortes de prensa, el detenido era un joven de 25 años que gritaba: "Por favor avisen al Dr. Pizarro". Ese era el nombre de su suegro, y así su familia pudo saber qué había sucedido. María Soledad aprovecha el momento para homenajear la lucha de su madre, quien participó intensamente de su búsqueda en cada rincón: cárceles, hospitales, organizaciones de familiares. Además lamentó la demora de la justicia: "Si esto se hubiera hecho antes 13:43 Militancia José Agustin Moreno obtuvo una beca de estudios para estudiar en Estados Unidos, y a su regreso, muy movilizado, comienza a sumarse a la militancia de la juventud: "Por entonces había jóvenes que miñlitábamos en los movimientos cristianos, la juventud peronista... En el año 1972 fue detenido por primera vez por pintar 'Luche y Vuelve'," cuenta su hermana. La familia entera fue posteriormente perseguida en 1973, su domicilio allanado en Villa Allende en cuatro oportunidades. María Soledad cuenta que los sucesos de Trelew y de Ezeiza no hicieron más que avivar las ansias militantes de aquel joven comprometido. 13:37 Testigo 331: María Soledad Martínez Es la hermana de José Agustín Martínez Agûero. Era el cuarto de seis hermanos. "Veníamos de una familia criada con valores cristianos y peronistas. Mi padre fue funcionario durante el primer gobierno de Perón. Esto va a influir mucho en la historia de todos nosotros y particularmente en la de José Agustín". 12:37 "Ojalá no le pase a ninguno" Palacios recuerda con dolor la estigmatización de la que fueron víctimas sus hijos en la escuela. "En los miembros de comunicación titularon grande. La causa era por tenencia de propaganda política, pero en La Voz dijeron que había sido desmantelada una organización subversiva. Tanto titulan en los diarios que crean un fenómeno. Ojalá esto no le pase a ninguno". 12:33 Departamento de Informaciones: Todos torturaban Palacios afirma que allí se podía recibir maltrato tanto de los jefes como del portero. "En una oportunidad vi que también había mujeres detenidas allí. Todos los detenidos eran jóvenes, no había viejos". De la alcaidía recuerda que lo peor era la tortura psicológica: la gente legaba absolutamente destruida por las torturas. Algunos murieron por consecuencia de los tratos recibidos. 12:20 Testigo 330: declara Carlos Jerónimo “mono” Palacios Es militante, tiene 77 años y es zapatero. Fue metalúrgico y según él mismo, "era un estorbo para la patronal y la burocracia sindical". "Uno es obrero y lucha por ganar mejor. Lamentablemente siempre hay represión". Palacios fue secuestrado frente a su mujer y sus hijos el 15 de febrero de 1975 y durante su cautiverio fue llevado al D2, la alcaidía del cabildo, a las cárceles de UP1 y Sierra Chica. 12:05 Secuelas del terrorismo "No pretendo victimizarme, soy un militante social y he actuado en defensa de las grandes mayoras del pueblo, de los hambreados y de los humildes". Billar fue llevado a UP1, nunca fue acusado de ningún delito en concreto. Le robaron sus bienes personales, perdió su trabajo y producto de su detención se produjo un quiebre del vínculo familiar. Volvió a ver a sus hijos diez años más tarde, los niños tenían 1 y 3 años al momento del secuestro. "Perdí el vínculo por mis hijos mayores. Creo que conservo el respeto que sienten por su padre que intentó hacer algo por el bien de la humanidad". 11:50 Complicidad civil El testigo recuerda los nombres de numerosos delegados bancarios del Banco de Córdoba que fueron secuestrados: Valdez, Bazan, Pujol, Jaegui y Navor Gomez. "La información surgía de la autoridad del banco y de sectores del sindicalismo que respondían al peronismo ortodoxo que por su metodología entreguista mantenían una confrontación política sindical muy intensa con los delegados de la organización social de base, todos perseguidos". Así el testimonio de Billar apuntó contra las complicidades civiles que hicieron posible todo esto en el país."Desmalezadoras del pueblo para que no quedara ningun militante social de los que se oponían al vaciamiento que provocaron en este país" 11:30 Interrogatorio "poco gentil" El testigo contó que durante tres o cuatro días fue mantenido en el Departamento de Informaciones de la Policía. Allí lo sometieron a tratos crueles, golpizas e insultos mientras le preguntaban por los nombres de los compañeros de su organización. Billar era miembro del Partido Revolucionario de los Trabajadores y formaba parte de la Mesa de Gremios en Lucha: "Nos organizábamos en la mesa de gremios en lucha, donde confluíamos con otros compañeros , peronistas, socialistas, comunistas, guevaristas, etc…buscando una alternativa gremial para los trabajadores en la Resistencia contra la última Tiranía". El testigo compartió el cautiverio en la D2 con Soledad García y Rafael Flores, compañeros de militancia. "Muchos compañeros encontraron sus propios límites personales en manos de lo que nos hicieron a muchos compañeros estas fuerzas de mercenarios".”Pido al Tribunal que cite a declarar a un colaborador Daniel Alberto “ Ken” Lopez , miembro de PRT y que junto con Carlos “Charly´”Moore “ delataba e interrogaban a los prisioneros en la D-2.Pido que ese individuo se haga una autocrítica de su pésima actuación, para que pueda recuperar su dignidad de hombre “.- 11:24 Testigo 329: Declara Raúl Osvaldo Billar Fue detenido el 8 de marzo de 1976 por dos personas vestidas de civil y con credenciales, quienes se lo llevaron del Banco de la Provincia de Córdoba donde Billar trabajaba. 11:15 Comienza la audiencia con la palabra de las abogadas de abuelas La Dra. Maria Teresa Sanchez manifestó su repudio a la declaración indagatoria del imputado Barreiro en el día de ayer. Dijo que el buen uso de los derechos de la defensa hacen al respeto al resto de las partes, que las manifestaciones de Barreiro no tuvieron estrictamente que ver con el objeto de la causa. Además defendió la labor de años de la organización que representa: "la de Abuelas es una tarea que se hace con amor y con respeto". El presidente del Tribunal respondió que se hace lugar al reclamo, aunque teniendo en cuenta que se trata de un juicio especial. Finalmente exhortó a los imputados como así también a cualquier otra de las partes de hacer un objeto de concentración en los hechos concretos que se juzgan. H.I.J.O.S. Regional Córdoba en la Red Nacional - Dirección: Santa Fe 11 - Teléfono: (0351) 425-6502 - Email: hijoscba@gmail.com . .

México: la batalla final es civilizatoria

3 hours 12 min ago
Todo se mueve hacia la acumulación de una energía que debe disiparse, y que hoy se encuentra contenida, suprimida, marginada. El régimen de opresión que padecemos los mexicanos parece no tocar fondo. El conjunto de reformas estructurales, que son mecanismos políticos para legitimar jurídicamente una mayor depredación de los recursos de la nación y una mayor extracción del esfuerzo o la sangre de los mexicanos por parte del capital corporativo y globalizado, va deslindando una batalla final. Las nuevas formas parasitarias y de explotación que provocarán una brutal devastación del patrimonio biocultural del país (el segundo en el mundo), va alineando en el campo de batalla a dos finalistas. Se trata de un verdadero choque de civilizaciones, no en el sentido que lo planteó el politólogo estadunidense Samuel Huntington, sino de acuerdo con lo que vislumbró el antropólogo mexicano Guillermo Bonfil en su libro México profundo. Esta es una perspectiva que encuentra sus fundamentos en la ecología política, porque la batalla de escala civilizatoria es también un rudo encuentro de proyectos. De proyectos de vida contra proyectos de muerte. En ese sentido es probable que el territorio mexicano sea, como algunos otros (por ejemplo el de algunos países africanos), el laboratorio de una batalla que se reproducirá y multiplicará por todos los rincones del planeta en el futuro próximo. Lo sorprendente es que muchos de los valores, ideas y visiones que parecen consustanciales a la realidad de la nación mexicana, en realidad son argumentos que se enfrentan en casi cada nación del mundo. El dilema mexicano no es sino un caso más, con sus debidas particularidades, de un deslinde de dimensión universal que lleva como sustento ese choque de civilizaciones. Bajo tal circunstancia, toda la gama de actores, no importan sus discursos, ideologías, visiones y concepciones, terminan respondiendo a dos fuerzas que aún no son capaces de reconocer: una civilización que intenta dominar e imponerse a costa de todo, y otra civilización que resiste ese dominio echando mano de todo aquello que obstaculiza o detiene a la primera. La civilización opresora es la civilización industrial, cuyo motor profundo, oculto o visible, es el capitalismo en su fase corporativa y global, el cual lleva como sus dos brazos principales al aparato científico y tecnológico y un mercado dominado por la usura y la ganancia. Esta civilización opresora disfraza sus fines perversos, el lobo se pone la piel de oveja, bajo los paradigmas de lo moderno, el progreso, el desarrollo y la eficacia tecno-económica, todos convertidos en dogmas que alimentan una falsa conciencia, y que se hallan sumergidos e impresos en los “genomas” de quienes los pregonan. No se crea que la de-mistificación de esto ha sido tarea fácil: el pensamiento crítico, desde sus diferentes matices, tribunas y orígenes, ha requerido de varias décadas para develar la verdadera esencia. Y aquí es donde se deben reconocer e invocar los análisis de pensadores tan notables como Erich Fromm, Arthur Koestler, Iván Illich y, más recientemente, los de Ulrich Beck, André Gorz, Enrique Dussel, Morris Berman y Boaventura de Sousa Santos. La destrucción de la naturaleza, que ha adquirido sus máximas expresiones históricas bajo la civilización industrial, sitúa esta batalla en un plano inédito, nunca imaginado por ninguno de los más avezados pensadores críticos. Por una simple razón. Los impactos sobre el ecosistema planetario, provocados no por la humanidad, como suele afirmarse, sino por el Homo industrialis y, más precisamente, por el capitalismo global, han sido de tal envergadura y magnitud, que, según los reportes de amplios grupos de científicos de innumerables países, estamos ya ante una nueva fuerza geológica que obliga a reconocer la existencia de una nueva era en la historia del planeta. El Antropoceno, como se le ha denominado, parece iniciarse en 1950, momento en que todo se acelera, es decir, adquiere ritmos inéditos, y parece que terminará un siglo después, en 2050, cuando todos los escenarios apuntan hacia una sola dirección: el colapso. Se trata entonces de una civilización suicida, a la que contribuye todo miembro de la especie por razones de desinformación, ingenuidad, interés individual o simple cinismo. Estamos entonces frente a un gigantesco proyecto de muerte, ante un reto existencial de especie, e incluso frente a un proceso social que se enfrenta al propio proceso evolutivo del cual ha surgido y del que forma parte. La idea de que el ser humano ha progresado conforme el tiempo avanza se ha convertido quizás en el supremo mito, en la más grande mentira repetida por quienes se aprovechan de ese estado de gracia llamado modernidad. En el caso de México, la civilización que resiste es la civilización mesoamericana (y en cada país existe la presencia, la reminiscencia o la ausencia de esa en función de su particular historia), un modelo societario con una antigüedad de al menos 7 mil años, que, a diferencia de procesos similares en Mesopotamia, Egipto, China, India o los Andes, evolucionó de manera casi aislada, es decir, sin contacto certificado con otras civilizaciones. La civilización mesoamericana creó el maíz y otras más de 100 especies de plantas, unas 300 lenguas diferentes, una matemática y una astronomía que permitió explorar el firmamento y medir el tiempo, una arquitectura que desembocó en monumentos y enormes construcciones urbanas, una agroecología y una agroforestería que desarrolló formas simbióticas con la naturaleza, una religión politeísta y naturalista con dioses y diosas y, especialmente, una manera de organización social basada en la comunidad como núcleo o célula de la sociedad entera. ¿Qué argumentos y evidencias permiten suponer que esta civilización existe y persiste? ¿Por qué afirmamos que son los mesoamericanos los que terminarán enfrentando al ogro industrial? ¿Acaso no es esta una posición romántica o idealizada? (Continuará) fuente http://clajadep.lahaine.org/?p=15856

La letra menuda de las guerras por alimentos

3 hours 12 min ago
Este imperio se construye sobre fundamentos falsos: que Monsanto es creadora/inventora de vida y, por tanto, puede ser propietaria de las semillas por medio de patentes y que la vida se puede producir con ingeniería y máquinas, como un iPhone. Por la ecología y la nueva biología sabemos que la vida es una complejidad organizada por sí misma: se contruye sola, no es posible manufacturarla. Esto se aplica también a la producción de alimentos mediante la nueva ciencia de la agroecología, la cual nos brinda un conocimiento científico más profundo de los procesos ecológicos a nivel del suelo, las semillas vivas y la comida viva. Las promesas de la industria biotecnológica –mayores rendimientos, reducción del uso de químicos y control de malezas y plagas– no se han cumplido. El mes pasado un fondo de inversión demandó a DuPont por mil millones de dólares por promover cultivos resistentes a herbicidas a sabiendas de que no lograrían controlar las malezas y en cambio sí contribuirían al surgimiento de “supermalezas”. Al crear la propiedad de semillas mediante patentes y derechos de propiedad intelectual, e imponerla en el planeta por medio de la Organización Mundial de Comercio, la industria biotecnológica ha establecido un imperio monopólico sobre las semillas y los alimentos. Además de reclamar la propiedad de las semillas que vende y cobrar regalías, en materia de controles y equilibrios sobre seguridad, la industria biotecnológica destruye sistemáticamente leyes nacionales e internacionales relativas a la bioseguridad, afirmando que sus productos son “como la naturaleza los creó”. ¡Es esquizofrenia ontológica! La bioseguridad es la evaluación multidisciplinaria del impacto de la ingeniería genética sobre el ambiente, la salud pública y las condiciones socioeconómicas. En el ámbito internacional, la bioseguridad es derecho internacional consagrado en el Protocolo de Cartagena sobre Bioseguridad. Yo fui designada por un grupo de expertos para elaborar el marco del programa ambiental de Naciones Unidas, con el fin de poner en vigor el artículo 19.3 de la Convención de Naciones Unidas sobre Diversidad Biológica (CDB). Monsanto y sus amigos han intentado negar a los ciudadanos el derecho a la alimentación saludable oponiéndose al artículo 19.3 desde la Cumbre de la Tierra en Río, en 1992. En estos días intentan desmantelar las leyes nacionales sobre bioseguridad en India, Pakistán, Unión Europea y toda África y América Latina. En Estados Unidos distorsionan la Constitución al entablar demandas contra gobiernos estatales que han promulgado leyes para etiquetar los alimentos genéticamente modificados alegando que el derecho de los ciudadanos a saber lo que consumen es inferior al derecho de la industria biotecnológica a imponer alimentos peligrosos a consumidores desinformados, el cual manejan como libertad de expresión de una empresa, como si fuera persona física. Despliegan su maquinaria de propaganda para atacar con argumentos no científicos a los investigadores que trabajan en bioseguridad, como Árpád Pusztai, Ignacio Chapela, Irina Ermakova, Éric Séralini y yo. Muchos periodistas carentes de preparación científica se han alineado como soldados en este asalto propagandístico. Hombres blancos privilegiados, como Mark Lynas, Jon Entine y Michael Specter, sin experiencia práctica en agricultura, armados sólo con grados de bachillerato y vinculados con medios controlados por los consorcios, son utilizados para socavar los verdaderos hallazgos científicos acerca del impacto de los OGM en nuestra salud y ecosistemas. La industria biotecnológica usa sus títeres propagandistas para sostener la falacia de que los OGM son la solución al hambre en el mundo. Esta negativa a un auténtico debate científico acerca de cómo los sistemas vivos evolucionan y se adaptan es respaldada por un asalto intensivo y masivo de propaganda, que incluye el uso de agencias de inteligencia como Blackwater. En 2010, Forbes me nombró una de las siete mujeres más poderosas del planeta por “poner a las mujeres al frente y en el centro de la solución del asunto de la seguridad alimentaria en el mundo en desarrollo”. En 2014 el periodista Jon Entine escribió un artículo de opinión, en el cual sostenía que yo no he estudiado física. Además de haber estudiado un posgrado en física y realizado mi doctorado sobre los fundamentos de la teoría cuántica, he pasado 40 años estudiando ecología en granjas y bosques de India, donde la naturaleza y los sabios campesinos fueron mis maestros. Esa es la base de mi experiencia en agroecología y seguridad alimentaria. La buena ciencia y las tecnologías probadas no necesitan propaganda, agencias de inteligencia ni gobiernos corruptos para demostrar hechos. Si los ataques infundados de un no científico a una científica de un país en desarrollo son uno de sus instrumentos para dar forma al futuro, han errado por completo. No se dan cuenta de la creciente indignación ciudadana contra el monopolio de Monsanto. En naciones soberanas, donde el poder de Monsanto y sus amigos es limitado, el pueblo y los gobiernos rechazan su monopolio y tecnología fracasada. Pero la maquinaria de propaganda suprime esta noticia. Rusia ha prohibido por completo los OGM; el primer ministro, Dmitry Medvedev, advirtió: “Si los estadunidenses gustan de los productos OGM, que se los coman. Nosotros no los necesitamos; tenemos espacio y oportunidades suficientes para producir comida orgánica”. China ha prohibido los OGM en suministros alimenticios militares. Italia acaba de promulgar una ley, Campo libre, que castiga con prisión de uno a tres años y multa de 10 mil a 30 mil euros la siembra de cultivos OGM. La ministra italiana de agricultura, Nunzia De Girolamo, señaló en un comunicado: “Nuestra agricultura se basa en la biodiversidad, en la calidad, y debemos continuar aspirando a ellas sin aventuras que, aun desde el punto de vista económico, no nos harían competitivos”. Las piezas de propaganda en Forbes y The New Yorker no pueden detener el despertar de millones de agricultores y consumidores a los verdaderos peligros de los organismos genéticamente modificados en nuestra comida, y las desventajas y fallas del sistema de alimentos industriales que destruye el planeta y nuestra salud. * Directora ejecutiva del Fondo Navdanya Traducción: Jorge Anaya fuente http://clajadep.lahaine.org/?p=15857

“Asistimos a un nuevo ciclo de regeneración capitalista”

3 hours 12 min ago
Filipe Nascimento entrevista a Decio Machado, analista político hispano-brasileño afincado en Ecuador. -Decio, tu eres considerado como uno de los analistas políticos de izquierdas con mayor conocimiento del proceso ecuatoriano. Incluso formaste parte del gobierno de Correa como asesor en su primera etapa. ¿Cuáles consideras que son los mayores logros de la Revolución Ciudadana? -Durante el gobierno del presidente Correa se ha conseguido un descenso de 13 puntos porcentuales respecto a los indicadores de pobreza. En la actualidad está se estima en torno al 24% según los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC). En el caso de la extrema pobreza también hay logros significativos: se pasó del 16,9% al 8,6% en el mismo período. Estos datos conllevan avances importantes también en disminución de índices de trabajo infantil. Por otro lado, la inversión social se ha multiplicado notablemente durante este período, lo que ha significado mejores condiciones de vida desde el punto de vista material para las y los ecuatorianos. Los servicios públicos, aunque dejan mucho que desear, son sustancialmente mejores que los que había años atrás. También hay una apuesta por la mejora de la calidad en la enseñanza superior, conflictiva sin duda por las formas en las que se hacen las cosas en el país que no existía con anterioridad; y la inversión de la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (SENESCYT) en talento humano representa una relación de 30 a 1 con relación a gobiernos anteriores. Es un gobierno compuesto básicamente por economistas, tanto para lo bueno como para lo malo. En ese sentido es el primer gobierno del Ecuador, desde el fin de la dictadura, que se ha atrevido a plantear una hoja de ruta para el cambio de la matriz energética y productiva, una necesidad imperiosa en toda América Latina. Su enfoque es altamente discutible, pero es un discurso que ninguna otra fuerza política de oposición ha planteado todavía de forma seria en el Ecuador. Por último, se ha reinstaurado el Estado tras haber sido reducido a su mínima expresión por el neoliberalismo, lo que ha permitido una intervención planificada en el ámbito de la economía nacional, dinamizándola y generando empleo -otra cosa es la calidad de ese empleo-, incrementando la capacidad adquisitiva de la población y por lo tanto la capacidad de consumo interno. Creo que este conjunto de cosas, a rasgos generales, explica los niveles de aprobación de la gestión correísta en estos años de gobierno, aunque ya se empieza a sentir algunos signos de agotamiento que han conllevado una estrategia gubernamental para modificar la Constitución y permitir una nueva reelección del presidente Correa ante la falta de sucesores en las filas oficialistas con capacidad de ganar las elecciones del 2017. -¿Es un buen gobierno entonces? -Es un gobierno que llegó al poder con una determinada intencionalidad: superar un sistema que no tenía futuro económicamente dentro del nuevo contexto global y que socialmente estaba deslegitimado por los propios dramas que había generado. Tuvo a su favor la fortuna de que le acompañara una notable subida de los precios del petróleo en el mercado internacional, e hizo bastante mejor gestión económica que los gobiernos anteriores, los cuales por cierto eran de vergüenza. Mientras duró el período de vacas gordas los indicadores sociales mejoraron notablemente en el país, y eso indudablemente es bueno por mucho que algunos actores de oposición lo quieran cuestionar. A partir de ahora habrá que ver que sucede, estamos ante una nueva etapa. -¿Por qué mientras duró? -Porque no hay milagro alguno en lo que ha estado sucediendo en las economías latinoamericanas, entre las cuales la economía ecuatoriana no es una excepción, durante este último período. Su crecimiento se debe a la fuerte subida de los precios de las materias primas en la última década y la llegada masiva de inversión extranjera, aunque en este caso, no a todos los países. Estos son los factores claves del crecimiento latinoamericano, más allá de la relación real de intercambio, eso que los economistas gringos llaman terms of trade, y que indiscutiblemente ha beneficiado también a los países del subcontinente. Este hecho se constata en que en el momento en que asistimos a un estancamiento o paulatino descenso del precio de los commodities, factor determinado por un menor crecimiento de la economía china e hindú durante el pasado año y el anterior, pasamos a asistir también a una desaceleración de los niveles de crecimiento regional. La perspectivas en oscilaciones de precio para los commodities, y vale referenciar en este sentido que estamos hablando del 75% de la exportación latinoamericana, es en la actualidad una incertidumbre. Mientras algunos actores pronostican su recuperación, otros llegan incluso a plantear que pueden bajar debido a las reservas y autoabastecimiento estadounidense. Hay reflexiones de todo tipo, en todo caso, los tiempos de vacas gordas que se vivió entre 2006 y 2011, precisamente coincidentes con la gestión del actual gobierno ecuatoriano, parece que ya quedaron atrás, a no ser que la nueva fase de desestabilización política en Oriente Medio fruto de la ofensiva islamista conlleve nuevas alzas en el precio del crudo. En resumen, el precio promedio del crudo ecuatoriano a precios ajustados a la inflación actual es de unos 82 dólares por barril durante el período de gestión del gobierno del presidente Correa, muy por encima de los 35 dólares que nos daría ese mismo cálculo si lo traspasamos al período 2001-2006. Sin embargo, a pesar de que el precio actual del barril ecuatoriano está todavía por encima del precio contemplado en la proforma del presupuesto general del Estado, es una evidencia que se están buscando desesperadamente mecanismos de financiamiento externo dirigidos a financiar un acelerado proceso de cambios en la matriz energética a través de múltiples megaproyectos, financiar el déficit fiscal y codificado, así como el financiamiento destinado para pagos de capital. En todo caso, cabe reseñar que hay bastante margen de endeudamiento para el Estado ecuatoriano, y que este sin duda seguirá creciendo. Es previsible que en breve asistamos a más venta de deuda -bonos ecuatorianos- ante el pago de 650 millones de dólares que debe afrontar en diciembre de este año por la expiración de los Bonos Global 2015. En todo caso y volviendo al tema de las perspectivas, asistimos a algunos escenarios complicados, como es el factor de riesgo que supone una nueva reedición de crisis internacional fruto de que las políticas Plan Quantitative Easing y la decisión de mantener los tipos de interés cercanos al 0% han fracasado en los Estados Unidos. El exceso de liquidez gringo está teniendo como destino otra vez los mercados y no la economía real, lo que vuelve a generar escenarios de riesgos vinculados a la burbuja inmobiliaria, con su consiguiente afectación al sistema crediticio y Wall Street. Las élites del 1% están volviendo a generar situaciones parecidas a los momentos previos a la crisis de las hipotecas subprime, con riesgo de una nueva hecatombe económica a través de una nueva burbuja de crédito para el 2016. Si estos escenarios negativos se dieran, cosa que está por ver y sobre las que se manejan tesis diversas, evidentemente el problema no sería solo ecuatoriano, sino global. Pero centrándome en Ecuador vale señalar que este país tiene un gran déficit fiscal, cosa que no tiene porque ser negativa siempre y cuando se mantenga los niveles de consecución de financiamiento. Una reedición de la crisis global significaría restricciones internacionales en este sentido, lo que tendría un importante impacto a la baja en los niveles de crecimiento actualmente existentes, los cuales se dan a costa de la obra pública. Es por ello que en la actualidad se debate con carácter de urgencia un Código Monetario Financiero que está enfocando a que el sistema financiero privado potencie a los sectores productivos, cosa que no ha hecho durante estos años pasados. En resumen, Ecuador no ha salido de la lógica de explotación de los recursos naturales y de supeditación económica a las necesidades del mercado global capitalista. La apuesta por la mente-factura y el bioconomiento es un elemento económicamente colateral a pesar del rimbombante discurso oficialista, no generará por encima de 30 y 50 mil puestos de empleo y beneficiará a las empresas de tecnología punta, mientras que al país le queda poco más de una década como exportador de petróleo fruto del crecimiento de la demanda interna y el agotamiento de sus reservas. Por su parte, tiene razón el presidente Correa cuando dice que no toda inversión extranjera es buena, hay inversión extranjera que quita más de lo que da. Lo lamentable es que posiblemente sea eso lo que suceda en el sector turismo, donde se está llamando desesperadamente a la inversión de grandes holdings empresariales transnacionales, lo que pone en riesgo las lógicas de turismo comunitario y sostenible que se plantean desde las comunidades locales a través de sus planes de desarrollo para su futuro inmediato, algo que se enmarcó en un contradictorio Plan Nacional del Buen Vivir y que como otras tantas cosas más no se cumplen ni se ajustan a la realidad. -¿Qué esta pasando en Ecuador respecto a las políticas extractivistas del gobierno de Rafael Correa? ¿Existe represión por parte del gobierno contra las comunidades en resistencia? -El partido de gobierno no obtuvo resultados favorables en las últimas elecciones seccionales en las zonas que ya tienen o tendrán en breve un fuerte impacto consecuencia de las políticas extractivistas. Eso es una realidad constatable en provincias como Azuay, Orellana, Zamora Chinchipe o Morona Santiago. También lo es en realidades más locales, como es la zona del Intag en la provincia de Imbabura, donde en la actualidad se vive en estado de tensión permanente. El gobierno ecuatoriano ejecuta gran parte de sus políticas más conflictivas en los momentos que consideran más propicios según sus estudios de opinión o sondeos demoscópicos, cosa normal por otro lado en cualquier estado. El problema es que en la actualidad y fruto de las coyunturas económicas que se están dando, ahora se está tratando de acelerar la implementación de los proyectos de megaminería y la ampliación de la frontera petrolera. Toda política extractivista tiene un impacto, da igual que la llamen “minería socialmente responsable” o definan las técnicas de aplicación bajo eufemismos como “nuevas tecnologías limpias” para la extracción de petróleo; todo este maremagnum de terminologías al nuevo uso no dejan de ser estratégicas de amortiguamiento semántico para tratar de aplacar la resistencia social que se generan en los territorios afectados. Desde la lógica de lo sociopolítico, las políticas extractivas en territorios en resistencia no pueden más que generar políticas gubernamentales de imposición, más allá del deseo de los afectados. Esto hace que se desarrollen políticas duras, que buscan a través del miedo desarticular la resistencia. Es así como se explica la militarización de territorios, la criminalización de la protesta social, los procesos judiciales contra líderes comunitarios bajo acusaciones de sabotaje o terrorismo, los escarnios públicos contra individuos que simplemente se manifiestan como críticos respecto a este tipo de políticas, o la infiltración en las organizaciones sociales y compra de líderes locales. Esa realidad se vive en Ecuador, pero también se vive en Perú, Colombia, Chile, Argentina, Brasil… y carece de distinción respecto a la sensibilidad política del gobierno de turno. Se convierte en razón de Estado con todo la carga de irracionalidad que ese término conlleva: la razón de estado no se discute, no se cuestiona, va porque va. -Eso tiene una afectación sobre el sistema democrático…. -Entiendo que lo que dices es una conclusión y no una pregunta. -Una última pregunta Decio. ¿Consideras al gobierno ecuatoriano un gobierno neoliberal tal y como así lo afirman determinados sectores de la oposición de izquierdas en el Ecuador? -Desde mi punto de vista, las organizaciones de la izquierda política ecuatoriana llevan tiempo sin aportar alternativas serias al debate político nacional. En el pasado se resistió al neoliberalismo bajo el argumento de la necesidad de defender al Estado y al sector público en general,como el mecanismo por el cual es posible la universalización de los derechos, pero se ignoró que fue el Estado, por poner tan solo un ejemplo, quien reprimió a las izquierdas sociales y políticas durante la época de las dictaduras militares en América Latina. El debate ideológico contra el neoliberalismo no conllevó en si mismo un debate sobre la definición del tipo de Estado que queremos. ¿Queremos un Estado no más o queremos un Estado anticapitalista? Si es un Estado anticapitalista, ¿cómo se definen las políticas de ese tipo de Estado en un mundo globalizado como en el que hoy vivimos?, ¿Hace falta realmente potenciar el Estado hasta sus últimas consecuencias o es posible hablar de un tipo de Estado que sea compatible con la organización social autónoma en los territorios?, ¿Existen posibilidades de menguar la capacidad de decisión de un Estado en base a que esta se vierta sobre la organización popular?, ¿Realmente la democracia representativa es la única forma de democracia existente? De no ser así ¿cómo se configura un Estado en el marco de la plurinacionalidad y de la democracia radical? El año que viene se estima que el alcance de internet en América Latina llegará al 60%, ¿las nuevas tecnologías no nos permiten mecanismos para que la sociedad se empodere de forma permanente en el marco de la toma de decisiones esenciales empezando a cuestionar a unos señores y señoras que se llevan unos siete mil dólares mensuales por hacer realmente poco en el Legislativo? En fin, hay un sinfín de preguntas que quedaron y siguen lamentablemente quedando de lado a la hora de replantearse cuales son políticamente las alternativas en el mundo de hoy ante un modelo de sociedad que evidentemente mal funciona. Por otro lado, el conflicto ideológico que conlleva el enfrentamiento entre el neodesarrollismo imperante hoy en el continente versus las alternativas post-extractivistas basadas en la sociedad del Buen Vivir, reflejan una contienda muy desigual. Se enfrentan por un lado, un modelo acabado y practicado -aunque de muy diferentes formas- desde hace siglos, pero que a su vez se ha vuelto insostenible en la actualidad debido a los niveles de degradación ambiental existentes hoy por hoy en el planeta, estamos en un 50% por encima de la capacidad de carga y los efectos del cambio climático son para todos los países, da igual que sean del Norte desarrollado y responsable de la crisis multifacética y global o del “inocente” Sur en vías de desarrollo; frente a un conjunto de argumentaciones que validan resistencias pero que carecen a la fecha de construcción de contra-modelos medianamente acabados, por lo tanto no dan soluciones a las demandas cotidianas de la ciudadanía y se establecen en planos teóricos limitados y sin concreción, lo que viene a significar carencia de alternativas reales a los problemas inmediatos que toda sociedad del Sur debe resolver de manera urgente. Vivimos entonces inmersos en un drama donde la mediocridad intelectual del momento, aportan poco por no decir prácticamente nada, no deja de ser un elemento asociado. Si me permites un paralelismo futbolístico en estos momentos del Mundial de Fútbol, mientras el reloj corre en nuestra contra, como no se sabe que hacer, se sigue moviendo el balón de pase en pase dentro de nuestro mismo campo. Volviendo al desencuentro entre el institucional quehacer cotidiano neodesarrollista y las posiciones post-extractivistas, cabe indicar que conflicto polariza a las partes y beneficia a los sectores más conservadores, y en ese marco de polarización se dice de todo y todo vale, unos por acción y otros por reacción. El gobierno por un lado, con todo su aparato mediático, llama tirapiedras, ecologistas infantiles e izquierda caduca, e incluso terroristas a los sectores de la izquierda que le cuestionan. La oposición política de izquierdas, define a su vez a este gobierno como neoliberal y dictatorial. No creo que ni una cosa ni la otra sean ciertas, como decía Henrik Ibsen “la exageración es lo contrario a la sabiduría”; y ya para ceñirme a tu pregunta, te diré que personalmente considero que el actual gobierno del Ecuador, este que se autodefine como el nuevo socialismo o socialismo del siglo XXI, no es más que la expresión renovada de algo que ya se hizo tras el Crack de 1929, es decir, insertar a la clase trabajadora como una fuerza para el desarrollo capitalista. Y te voy a decir más, esa respuesta política con la implementación del New Deal de Roosevelt primero y del keynesianismo de post-guerra en Europa Occidental después, como la forma de superar el ciclo de estancamiento capitalista del momento, no fue más que la respuesta política a algo que ya se había insertado desde antes en el ámbito del capital, el fordismo, aunque su desarrollo a escala mundial se diera a partir de la década de 1930. Fue mediante el contrato fordista, como se mejoraron los tiempos de producción y se redujeron costos con crecimiento de los gastos sociales financiados por los beneficios y crecimiento de la capacidad de consumo de los trabajadores aumentando sus salarios, lo cual teniendo una razonable aceptación por parte de los trabajadores se implementó de forma mayoritaria en los países industrializados de la época. El New Deal posteriormente se implementó para sostener a las capas más pobres de la población, reformar los mercados financieros y redinamizar la economía estadounidense, malherida desde aquel llamado Jueves Negro con un alto índice de desempleo y quiebras encadenadas. Unos años después y terminada la Segunda Gran Guerra, el modelo se pondría en marcha en las economías europeas occidentales en su período de reconstrucción tras la devastación militar. Como te decía, la puesta en marcha del New Deal no venía a significar otra cosa que el reencuentro entre las estrategias del capital –fordismo- con las del Estado –New Deal o keynesianismo europeo-, lo que permitió la construcción del Estado de Bienestar para buen engorde de muchas transnacionales que surgieron o se consolidaron durante ese período, mientras las estructuras sindicales y las propuestas alternativas al sistema sucumbían ante la cogestión. Ni se transformó el modelo de acumulación ni se generó justicia global, en todo caso y consciente de lo crudo de esta afirmación, las y los trabajadores tuvieron más capacidad para consumir los productos que en muchos casos ellos mismos fabricaban generando una cada vez mayor plusvalía, y se logró efectivamente una mayor cobertura social en materia de educación y salud, para que a su vez fueran más productivos en sus correspondientes puestos de trabajo y que los ejércitos de reserva del mercado de empleo, a través de sus subsidios, no le generasen problemas a los engranajes del sistema, fomentándose así las áreas de la economía submergida que siempre se crean en su entorno y que a su vez significan un abaratamiento de la producción y los servicios. Hago este recorrido histórico porque no creo que estemos hablando de otra cosa en este momento en América Latina. El neoliberalismo fue nuestro Jueves Negro en América Latina, generó una crisis insostenible que conllevó la quiebra del sistema, dejó sus víctimas entre los sectores de la sociedad de quedaron socialmente marginados y famélicos, así como entre una clase media que prácticamente dejó de existir. En su lógica de reconfiguración el capitalismo se rediseñó en esto que hoy se viene a definir como post-neoliberalismo. Pienso que en la actualidad, no asistimos a nada más que a un nuevo ciclo de regeneración capitalista, lo cual conlleva a que entendiendo como funciona el capitalismo sistémicamente volverá a tener un fin de ciclo, porque ese es el sistema de crisis cíclicas en el cual subsiste el sistema capitalista. Te puedo asegurar que esos pájaros con corbata de Lehman Brothers, Golman Sachs o Wall Street saben más de eso que economistas históricos como Nikolái Kondratiev o Ernest Mandel, y evidentemente más que tu y que yo. Pensando así, comprenderás que no considero al gobierno de Rafael Correa como neoliberal. Sin embargo, teniendo en cuenta que está a punto de firmar un TLC con la Unión Europea que hipotecará la capacidad de desarrollo endógeno nacional, o contemplando también como determinados sectores y grupos del capital nacional -unos emergentes y otros más clásicos-, están alcanzando cuotas de beneficio histórico muy alejadas del incremento de masa salarial de los operarios que para ellos trabajan, difícilmente podré definir al actual gobierno como algo más allá de una izquierda limitada que queda muy lejos del permanente auto-bombo revolucionario que se auspicia día y noche desde el holding mediático gubernamental. Revista O Cangaço: uma reflexão para uma nova Universidade Traducción al espanhol: Fernando Melo Bandeira fuente http://clajadep.lahaine.org/?p=15859

Perú y Colombia: Autodefensas comunitarias contra la megaminería

3 hours 12 min ago
Cuando los estados se limitan a facilitar los negocios de las grandes multinacionales, como sucede con la minería, y dejen desprotegidos a los pueblos, éstos no tienen otro camino que defenderse por sus propios medios, a través de sus organizaciones de autodefensa, la movilización de las comunidades afectadas y la creación de espacios dedicados a impedir el despojo. Perú y Colombia atraviesan esta situación. La resistencia a la minería en la región andina muestra una gran vitalidad en la resistencia al proyecto aurífero Conga en el norte del Perú, y también en algunas regiones del Cauca colombiano. En ambos casos consiguieron frenar o revertir la minería, siempre gracias a la acción directa de las comunidades. En Perú, el gobierno de Ollanta Humala aprobó un paquete de medidas para facilitar las inversiones extranjeras que hasta las Naciones Unidas consideran que puede afectar al medio ambiente. Una carta de la oficina peruana al canciller, señala “nuestra legítima preocupación de parte del Sistema de Naciones Unidas por el impacto que las nuevas medidas económicas pudieran acarrear”(1). El paquete de medidas aprobadas el 12 de julio, es cuestionado por “los recortes de funciones del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), organismo técnico especializado adscrito al Ministerio del Ambiente (MINAM)”(2). La flexibilización de las normas de control ambiental prevé que el OEFA sólo podrá sancionar de manera excepcional durante tres años y cuando lo haga deberá recurrir a medidas correctivas, sin imponer multas. En caso de que las medidas no se cumplan, el OEFA podrá multar pero sólo por el 50 por ciento de los montos actuales. Se considera que este retroceso del control ambiental “abre puertas a la impunidad de la industria irresponsable”(3). El último informe del Observatorio de Conflictos Mineros en el Perú, concluye: “Este paquete de reformas legislativas nos recuerda a los Decretos Legislativos que originaron los trágicos sucesos de Bagua”(4). Se refiere a la masacre perpetrada en la Amazonia el 5 de junio de 2009 cuando fueron muertas más de cien personas(5). El informe agrega que “el paquete ´para mejorar y generar la confianza de los inversionistas´, le quita abiertamente facultades al Ministerio del Ambiente, en materia de creación de áreas naturales protegidas, en el tema del ordenamiento territorial, zonas ecológicamente económicas, límites máximos permisibles y estándares de calidad ambiental”(6). Y concluye: “Un Gobierno como éste, que destruye lo poco que había en materia de institucionalidad ambiental, no tiene ninguna autoridad moral para constituirse en el anfitrión del evento COP 20”. En efecto, la rebaja de la legislación ambiental para atraer inversiones se produce el mismo año en que Perú acogerá la Conferencia de las Partes del Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 20), que se realizará en Lima del 1 al 23 de diciembre. Más de cien organizaciones de la sociedad civil internacional involucradas en el proceso de la COP 20 enviaron una carta al gobierno señalando que las medidas para promover las inversiones “constituyen un grave retroceso para el Perú en el campo ambiental”(7). Ante el permanente avance de los megaproyectos mineros, los pueblos saben que no tienen otro modo que defenderse activando viejas formas de autodefensa, algo que viene sucediendo en buena parte de la región latinoamericana. En Perú la resistencia a la minería tiene nombre: rondas campesinas. De Rondas Campesinas a Guardianes de las Lagunas Las rondas campesinas surgieron a fines de los años setenta en el norte del Perú, en respuesta a la incapacidad o falta de voluntad del estado peruano para frenar el aumento de los robos de ganado. Eran grupos de campesinos que rondaban el territorio de las comunidades campesinas haciendo vigilancia colectiva nocturna. Las rondas campesinas reinventan prácticas colectivas ancestrales. “Al inicio, las rondas entregaron ladrones capturados a la policía, pero al ver que ello no resultó en penas efectivas, empezaron a organizar un sistema propio de justicia, en el que esta es administrada por la asamblea de manera colectiva”(8). Para las rondas la justicia consiste en el carácter educativo del castigo (que pueden llegar a ser latigazos), y en la reconciliación con la comunidad. En pocos años las rondas se difundieron por todo el norte ganando enorme prestigio, porque consiguieron controlar el abigeato y más tarde frenaron el ingreso de Sendero Luminoso en sus territorios. Las rondas campesinas se convirtieron en una forma de poder popular, con relativa autonomía frente al estado. Además de la vigilancia y la justicia, los comuneros asumieron proyectos de desarrollo local, lo que inspiró prácticas políticas. Con el avance del neoliberalismo y el potente ingreso de la minería en los territorios campesinos, las rondas campesinas asumieron la responsabilidad de la defensa del territorio y el cuidado de los bienes comunes, especialmente en Piura y Cajamarca, frente a proyectos como Conga. No sólo frenan proyectos sino que están impulsando nuevas formas de lucha. Rapahel Hoetmer destaca que en “las consultas vecinales sobre la minería en Ayabaca y Huancabamba en Piura, las rondas no solamente se encargaron de la seguridad y el orden durante el plebiscito, también participaron de la organización e información previa”(9). Las rondas no sólo realizaron protestas, sino que instalaron tranqueras para regular el acceso al territorio comunal, levantaron campamentos para “guardar” las lagunas, por lo que empezaron a llamarse “guardianes de las lagunas”, instalados en las alturas andinas de forma permanente y rotativa desde octubre de 2012. “ La ronda campesina –sigue Hoetmer- es una institución reguladora y disciplinaria de la vida cotidiana de extraordinaria influencia en el norte del país, que ha sido criticada por su carácter patriarcal y conservador”(10). La participación de las mujeres viene creciendo, con la creación de rondas femeninas, hasta convertirse en las principales protagonistas en la defensa del territorio. Magdiel Carrión, miembro de las rondas campesinas de Ayabaca, explica los diferentes roles: “En la comunidad, tanto hombres como mujeres son parte de las rondas. Para las mujeres no es obligatorio, ellas eligen si quieren ser parte o no, sin embargo, sí es obligatorio que existan comités de rondas campesinas de mujeres. Lo único que ellas no hacen es el servicio nocturno”(11). En cada caserío se forma una ronda cuyos miembros van rotando. La organización territorial local se coordina a nivel de distritos y provincias y también a escala nacional. En enero se realizó el XI Congreso de Rondas Campesinas de la Región Cajamarca con 2.045 delegados de 13 provincias. Entre los acuerdos que se aprobaron figura: un paro regional contra e mega proyecto Conga, rechazo al uso de las ONGs de la lucha de los comuneros y “que la lucha contra el megaproyecto Conga es del pueblo mas no de ningún partido”(12). Carrión explica que la lucha contra la minería requiere de articulaciones con otros actores políticos, pero advierte que “no podemos permitir que las luchas sean capitalizadas por intereses partidarios. Ese es un gran problema, para mí hasta mayor que los problemas más internos comunitarios”(13). Con los años las rondas campesinas han ganado en madurez y ya no se dividen en bandos políticos como sucedió en los primeros años. La comunidad es su referencia principal. El territorio es su objetivo a defender. Ahora convertido en Guardianes de las Lagunas trabajan para convertirse en referencia, a nivel nacional, como defensores de la vida, la salud y la seguridad económica, en base a la justicia comunitaria. Guardia Indígena para defender el territorio En algunas zonas del norte del Cauca, en Colombia, han logrado expulsar la minería, incautar la maquinaria y tapar los socavones, gracias a la decisión comunitaria ejecutada al amparo de la guardia indígena. Es lo que sucedió en el resguardo Munchique Los Tigres, cerca de la ciudad de Santander de Quilichao. El día 14 de marzo de 2013, se realizó una minga de “control territorial” para combatir la minería artesanal en esa zona. Cientos de comuneros y comuneras de los resguardos de Munchique y Canoas, en las laderas andinas, dieron cumplimiento a una decisión colectiva que se resume en la consigna “No a la minería”(14). El problema es que detrás de la minería artesanal llegan las multinacionales y las grandes maquinarias, aparece la contaminación por cianuro y mercurio en los ríos y arroyos, y las comunidades se dividen y enferman, como dicen las autoridades. La acción de marzo fue decidida el 7 de enero en una amplia reunión de la comunidad, luego de largos debates porque algunas personas de la comunidad habían cavando socavones y maquinaria para extraer oro. La comunidad constató el daño y les dio un plazo de dos meses a los mineros para que taparan los socavones y vendieran los molinos. El relato de la página del Tejido de Comunicación de la ACIN (Asociación de Cabildos Indígenas del norte del Cauca) habla por sí solo: “Más de 1.200 personas, repartidas en dos comisiones, subieron las lomas, buscando los huecos en la tierra anaranjada hacia el oriente y hacia el occidente”. Encontraron veintidós socavones de hasta 300 metros de profundidad. “La comunidad se hizo cargo en tapar con tierra los socavones que no estaban tapados todavía. Para el cabildo el balance de la minga es positivo pues no solamente se trata de controlar el cumplimiento de las decisiones de la asamblea por los mineros, sino que también se busca concientizar a la comunidad sobre los problemas ambientales y sociales que trae la explotación minera en el territorio”(15). Un año después, en abril de 2014, se realizó otra acción similar contra la minería en los cabildos indígenas de Huellas, Toez y López Adentro, también en el norte del Cauca. Un comunicado conjunto señala que “antes de ser colombianos somos pueblos indígenas originarios y siempre hemos mantenido las diversas formas de control social según usos y costumbres en el territorio en defensa de la autonomía, armonía y equilibrio de nuestra Uma Kiwe (Madre Tierra)”(16). Sobre esa base decidieron “armonizar el territorio mediante el desalojo de maquinaria para la extracción minera que afecta el territorio y la comunidad”. La explotación minera es apenas una avanzada de la guerra: la ACIN considera que desde finales del año 2013 la presencia de maquinaria minera se ha incrementado en los territorios de la región, con la consiguiente presencia de actores armados, tanto paramilitares como narcotraficantes y guerrilla. El comunicado de los tres cabildos finaliza haciendo un llamado a los líderes afros a sumarse a la resistencia a la minería, con el objetivo de desalojar las maquinarias y el personal que hace la explotación contaminación. “Hacemos el llamado en especial a la Guardia Indígena a sumarse con el orden que nos distingue y ayudar a orientar a la comunidad que acompañara”(17). La defensa del territorio tiene una larga tradición en el norte del Cauca y le corresponde a la guardia cumplir las decisiones colectivas. La guardia depende de la autoridad del cabildo y de la comunidad, que establecen reglas de control y los requisitos para quienes prestan el servicio de guardia. Las autoridades hacen la selección de las personas en base a las propuestas de cada vereda. El servicio de guardia es por uno o dos años, y es rotativo ya que todos los comuneros deben prestar este servicio. La estructura de la Guardia Indígena es sencilla: cada vereda elige en asamblea diez guardias y un coordinador; luego se elige un coordinador por resguardo y otro para toda la región, siempre en acuerdo con los gobernadores de los cabildos. En la zona del Norte del Cauca hay alrededor de 3.500 guardias correspondientes a los 18 cabildos, integrados básicamente por jóvenes y mujeres de 12 hasta 50 años. Luis Alberto Mensa, coordinador de las guardias de la región, explica que “la formación es el aspecto más importante, a través de talleres en los que se discute derechos humanos y la ley nuestra, la ley originaria. Priorizamos la formación política por sobre los ejercicios físicos”(18). Todos los que integran la Guardia Indígena deben pasar por talleres de formación en los usos y costumbres del pueblo nasa. Uno de los aspectos centrales es el denominado “derecho propio”, o sea la justicia comunitaria que orienta la actividad de la Guardia Indígena. La participación en la guardia es voluntaria y no remunerada, la mayor parte son jóvenes que reciben el apoyo de sus vecinos quienes colaboran en el mantenimiento de la huerta familiar mientras dura el servicio en la guardia. La Guardia Indígena se encarga de concentrar a la población en sitios predeterminados cuando se producen enfrentamientos militares o agresiones armadas en las Gracias a ese modo de resistir el conflicto apegándose a la tierra, las comunidades nasa han conseguido evitar el desplazamiento masivo de la población, tan común en zonas de guerra. Sus estrategias de resistencia consisten en alentar la soberanía alimentaria, las huertas comunitarias y procesos de formación como asambleas permanentes de reflexión y decisión y el fortalecimiento del derecho y las autoridades propias. La resistencia pacífica es otra de las características diferenciadoras de la Guardia. Cada seis meses los guardias, en sintonía con la cosmovisión a la que pertenecen, participan en rituales de armonización y refresco orientados por los médicos tradicionales (los Thë Wala) como forma de limpieza en la que se abordan los problemas colectivos e individuales. En 2004 la Guardia Indígena recibió el Premio Nacional de Paz que otorga todos los años un conjunto de instituciones, entre ellas Naciones Unidas y la Fundación Friedrich Ebert. Se ha convertido en un referente importante para otros pueblos indígenas de Colombia y también para sectores populares que ven en la autodefensa comunitaria una alternativa a la desprotección y el acoso estatal y paramilitar. Notas: 1 RPP Noticias, 30 de junio de 2014 en http://www.rpp.com.pe/2014-06-30-onu-preocupada-por-paquete-de-medidas-economicas-en-el-peru-noticia_704367.html 2) Servindi, 16 de julio de 2014 en http://servindi.org/actualidad/108824 3) Idem. 4) 14° Informe del Observatorio de Conflictos Mineros en el Perú, Cooperacción/Grufides/Fedepaz, Lima, julio de 2014, p. 52. En http://www.cooperaccion.org.pe/ 5) “Masacre en la Amazonia”, http://www.cipamericas.org/es/archives/1629 6) Idem. p. 53. 7) Carta al gobierno peruano, 8 de junio en http://servindi.org/actualidad/108572 8) Raphael Hoetmer, “Las rondas campesinas no son grupos terroristas”, en Contrapunto N° 4, Montevideo, mayo de 2014, p. 83. 9) Idem. 10) Idem, p. 86. 11) Contrapunto N° 4, mayo de 2014, p. 91. 12) En Central Única Nacional de Rondas Campesinas del Perú, http://cunarcperu.org/index.php?option=com_content&view=article&id=677:se-realizo-con-exito-el-xi-congreso-ordinario-de-rondas-campesinas&catid=1:latest-news&Itemid=1 13) Contrapunto, p. 93. 14) En http://www.nasaacin.org/informativo-nasaacin/nuestra-palabra-kueta-susuza-2013/5496-munchique-los-tigres-contra-la-mineria-todos-somos-responsables 15) Idem. 16) En http://nasaacin.org/comunicados-2013/6822-caloto-%E2%80%93-cauca-acciones-de-control-territorial-en-los-cabildos-ind%C3%ADgenas-de-huellas,-toez-y-l%C3%B3pez-adentro 17) Idem. 18) “Autoprotección indígena contra la guerra” en http://www.cipamericas.org/es/archives/774 Fuente: http://www.cipamericas.org/es/archives/12620

Más de cien palestinos muertos en las últimas 24 horas en el ataque israelí sobre Gaza

3 hours 12 min ago
Más de 100 palestinos han muerto en las últimas 24 horas como consecuencia de la ofensiva de las Fuerzas de Defensa israelí contra la Franja de Gaza, según el último balance hecho público por la Organización para la Liberación de Palestina (OLP). La OLP ha indicado en un comunicado que han sido identificados los cuerpos de 34 niños y 21 mujeres mientras continúan las labores de búsqueda de más víctimas mortales de la campaña de las Fuerzas Armadas israelíes. "Los efectos de los bombardeos israelíes pueden verse en la falta de acceso a servicios básicos, lo que deja a al menos 1,2 millones de personas con los suministros de agua y electricidad interrumpidos. Los hospitales y los centros médicos continúan siendo objetivo de las fuerzas israelíes, así como la Defensa Civil Palestina (el servicio de bomberos). Más de 135.500 personas han tenido que abandonar sus hogares", ha relatado la OLP. Según el recuento de la OLP, desde el inicio de la operación 'Margen Protector' en la Franja de Gaza, han muerto 604 palestinos y 3.700 han resultado heridos, 10.903 casas han sido demolidas y 9.944 parcialmente demolidas y otras 18.075 han sufrido daños. El número de escuelas dañadas se eleva a 856. La ofensiva militar israelí ha provocado el cierre de cinco hospitales, seis clínicas y trece centros de salud y daños de diversa consideración en ocho sedes ministeriales. En cuanto a lugares de culto, han quedado destruidas tres mezquitas y otras 64 han quedado parcialmente derruidas, al igual que dos iglesias. La campaña de las Fuerzas de Defensa israelíes ha provocado el desplazamiento de 135.500 personas y ha dejado a 1,2 millones de personas sufriendo los efectos de la destrucción por falta de electricidad, agua o infraestructuras de saneamiento. fuente http://www.publico.es/internacional/535263/mas-de-cien-palestinos-muertos-en-las-ultimas-24-horas-en-el-ataque-israeli-sobre-gaza

Lo urbano y el Estado. En el marco de la transformación global del capitalismo

3 hours 12 min ago
En búsqueda de situar parte de esas mutaciones estructurales, que presentan una dinámica contradictoria, vale inicialmente indicar que hace al menos ya cuatro décadas que el sistema capitalista viene experimentando profundos cambios, que se manifiestan en las formas de producción y realización, desapropiación y reapropiación del excedente, en las disputas por la hegemonía inter-estatales e inter-territoriales, y en el dominio de los grandes intereses del poder financiero y de las inmensas estructuras empresariales. En este contexto, las propiedades agrarias e inmobiliarias están cada vez más financiarizadas y desempeñan un rol central en el funcionamiento del sistema capitalista. Bajo dicho escenario, marcado por la incertidumbre radical y la inestabilidad sistémica, y en el marco de una nueva redefinición de las formas diferenciales y desiguales de utilización del espacio y el tiempo, se han abierto múltiples ventanas para la reflexión sobre el curso que viene tomando la reconfiguración organizativa, operativa y espacial del capitalismo, sus formaciones estatales y su espacio urbano. Han sido cuatro décadas de una profunda reestructuración en las formas de acumulación y de regulación del capitalismo, caracterizado entre otros aspectos, por la autonomización del capital-dinero en forma de capital de interés, los movimientos expansivos del capital-dinero en rotación y búsqueda de retención de la riqueza en su forma más abstracta, y la preeminencia desde ello del rentismo y la dominación financiera bajo ciclos especulativos frecuentes. Es crucial investigar el modo en que esta lógica contradictoria de la geografía desigual y cambiante del capitalismo se articula con las nuevas configuraciones reproductivas del capital global, con las Redes Económicas y Políticas Globales, apoyadas y direccionadas por los Organismos Internacionales. Así, en este contexto existen variados elementos de mediación entre las escalas espaciales global, supranacional, nacional y subnacional que conducen a distintas trayectorias coyunturales-históricas y diferentes configuraciones espaciales y sociopolíticas. El papel del Estado Frente a estas transformaciones estructurales, sistémicas, el Estado, en tanto condensación de relaciones de fuerzas en disputas, ha sido atravesado por un profundo proceso de re-escalamiento que coloca en activo protagonismo a las instancias supra y sub nacionales, al tiempo que, bajo el protagonismo de las reformas pro-mercado del neoliberalismo, se torna un facilitador de los negocios privados sectorializados, en una disputada interrelación de espacios y una compleja confrontación de intereses y estrategias. Mecanismos e instrumentos de un Regímen de excepción y represión, marcados por una inusitada mezcla de violencia económica y extra-económica, promotores de desapropiaciones y desposesiones diversas, son manejados por un Estado que se proclama democrático, eficiente y orientado por la austeridad fiscal. Si en los ’90 el Estado realizó el desmantelamiento anti-welfarista (roll back), propiciado durante los planes de ajuste estructural y el Consenso de Washington; luego de la crisis de 2008 un patrón coercitivo competitivo se ha reestructurado (roll out) y el proceso neoliberalizador gana fuerza. Es decir, es una etapa en la que las estructuras y formas institucionales y de implicación estatal se reformulan para un involucramiento nuevo y activo teniendo como vector la expansión de las formas neoliberales, lo que conlleva no una contraposición, sino una complementación con la etapa de roll back antes mencionada. Bajo la nueva transformación espacial de la estatidad, la nueva economía política que guía las formas de implicación estatal se reposicionó desde la atención a la regulación de los flujos fiscales y de inversión y el aseguramiento de un mínimo de Estado de Bienestar, hacia el rol, casi exclusivo, de promotor de “ambientes apropiados y amigables” para asegurar las condiciones de competitividad a los grandes agentes y negocios empresariales. Amenazas para A. Latina En este contexto, en el siglo XXI, América Latina se encuentra frente a una doble amenaza: aquella determinada por las relaciones Norte-Sur y aquella impuesta desde las relaciones Sur-Sur, independientemente de sus restricciones internas propias del subdesarrollo periférico y dependiente (desigualdad y heterogeneidad social y productiva). Son inmensas las dificultades para reaccionar tanto ante las estrategias especulativas, subordinantes y empobrecedoras de la primera amenaza, como ante las formas desindustrializantes y reprimarizadoras que impone la nueva “centralidad periferizante” del Este Asiático, de la segunda amenaza. Resulta un proceso de acumulación poco dinámico y sostenible, un desarrollo privado de una inmunología sólida ante la amenaza de las formas de financiarización o de las inversiones para estructurar un sistema primarizador, plasmando, una vez más en la historia, los límites estructurales “externos” e “internos” al desarrollo en la periferia dependiente. Creemos que debemos estar atentos a cuatro grandes cuestiones. Primero, vivimos un momento y contexto de crisis muy grave. Los momentos de crisis no suelen ser momentos de legitimación de cuestiones más generales, puesto que se torna más importante el “coyunturalismo” macroeconómico de la búsqueda de crecimiento a todo costo. Segundo, en este momento predomina lo que Gramsci denominó “hegemonía de la pequeña política” (dominio de cuestiones parciales, de lo cotidiano, de alianzas electorales, etc.); lo que dificulta el tratamiento de las cuestiones espaciales que están necesariamente en el ámbito de la “gran política”. Las gestiones parciales de lo cotidiano por el Estado dificultan o impiden el tratamiento de cuestiones estratégicas. Tercero, estamos sometidos a la racionalidad neoliberal, como una plaga (muchas veces casi fascista) embutida en las mentes, instituciones, prácticas, documentos etc., donde la competitividad y la productividad se sitúan como elementos centrales. Cuarto, es necesario cuestionar quiénes son los sujetos de la transformación socio-espacial deseada, buscando dimensionar la capacidad de las luchas sociales para reivindicar, contestar y emprender luchas contra-hegemónicas que amplíen el ejercicio de la ciudadanía, recalificando recurrentemente su fuerza de oposición y de organización insurgente y emancipadora. O sea, dimensionar la potencia de las coaliciones contra-hegemónicas e insurgentes, sus disputas de representaciones, significados y sentidos movilizados y su fuerza contestataria al poder de las jerarquías y hegemonías puestas en todas las escalas espaciales. Sólo así se podría pensar la producción social del espacio, de los conflictos que se estructuran y de los antagonismos que son tejidos alrededor de un cuadro dado y un ambiente construido, como, por ejemplo, los espacios urbanos latinoamericanos, que comentamos a continuación. Si el espacio es unidad privilegiada de reproducción social, encarnación de diversos procesos y manifestación de conflictividades, entonces es necesario realizar el balance entre proyectos alternativos y trayectorias en confrontación. Se trata de investigar estructuras, dinámicas, relaciones y procesos. Es necesario entender cuáles son sus intereses concretos movilizados y sus instrumentos y lógicas de acción activados; cuestionar cómo son constituidos los territorios de la destitución, como lo son las ciudades latinoamericanas. Nuestro espacio urbano subdesarrollado es un sitio mucho más destituido de tradiciones, derechos, medios de consumo colectivo, infraestructuras de servicios y bienes públicos de menor calidad que en Europa, por ejemplo. Hoy sería necesario desmercantilizar los bienes y servicios colectivos, que deben ser públicos y de calidad, pero que fueron expropiados por el neoliberalismo. Tenemos que cambiar totalmente el patrón de oferta de bienes y servicios e infraestructuras públicas y medios de consumo/derechos colectivos, impactando y dando voz a la vida real y cotidiana de las personas del lugar (place). En América Latina, el Estado tiene serias dificultades para llegar al place (a la vida concreta y cotidiana de los destituidos de derechos), tiene dificultades para alcanzar las escalas de los eventos reales. El Estado debería apoyar la construcción de la ciudadanía, a través de una pedagogía democrática, ampliando la voz de la mayoría de la población en el marco de un proyecto coherente que evite su utilización fragmentaria por los actores sociales dominantes. Capital mercantil y apropiación territorial Pero, allí, en el territorio urbano-regional, se enfrenta una ecuación político-económica (expansiva, apropiadora y privatizadora del espacio) entre grandes propietarios, el capital de construcción, el capital financiero, medios de comunicación, partidos políticos, etc., que pasan a disfrutar de condiciones ventajosas y a obtener ganancias extraordinarias. Esas y otras facciones desempeñan un papel de relieve en el pacto de poder oligárquico, financiero y rentista, siendo el patrimonialismo y la apropiación territorial las principales características del espacio urbano latinoamericano, como lócus de poder y de la sociabilidad. Esta coalición conservadora tiene sus intereses garantizados por las oficinas de registro, los ayuntamientos, el poder judicial, entre otros dispositivos, bloqueando las posibilidades de romper con el retraso estructural y avanzar en el derecho a la ciudad y en la gestión democrática y popular de los espacios regionales y urbanos. En algunos momentos coyunturales, a través de grandes proyectos de renovación de centros de la ciudad, grandes obras en colaboración público-privadas etc., esta amplia gama de alianzas conservadoras gana “aires más modernos”, promoviendo alguna reestructuración en las articulaciones urbano-regionales, en el mercado de tierras y de viviendas, en las relaciones promiscuas entre el suministro público de infraestructura económica y valoración de la tierra. Generalmente, se preserva el clientelismo en los espacios de reproducción de los capitales mercantiles en sus diferentes fases (inmobiliario, comercial, transportes y otros servicios). También, al avanzar sobre el hinterland, se producen diversos espacios urbanos que constituyen densas economías urbanas y modernas estructuras productivas regionales, que terminan por soldar intereses comerciales más arcaicos alrededor de la expansión urbana. En general, las ciudades y sus alrededores se van enredando en la malla de esos intereses patrimoniales y especulativos y se consolidan como una especie invernadero para el “cultivo” de estas fracciones del capital mercantil. Si estos intereses de las coaliciones de crecimiento y del emprendorismo urbano procuran ver el espacio urbano sólo como negocio que promueve paradójicamente la urban austerity y la ciudad-competitiva, también se pueden promover acciones ciudadanas emancipadoras y de enfrentamiento al pacto de dominación. Si la ciudad es vendida como si estuviera cosificada, ofreciendo su atractiva plataforma a los grandes capitales, como si encarnara los proyectos de toda la sociedad, transformando las ciudades en sitios sólo de reproducción del capital donde apenas figurarían las fracciones dominantes de esta reproducción, las masas sometidas a toda suerte de marginalizacion social, a la precarización del trabajo y a procesos de mercantilización de la vida pueden y deben contraponer otra reproducción: la reproducción y los derechos de toda la sociedad. Como afirmó oportunamente José Luis Coraggio (1987: 132), la historia “no es un resultado lineal del Proyecto Social Hegemónico de turno. Dicho proyecto se asocia a fuerzas que no operan en un vacío, sino que son contrariadas por otras fuerzas sociales que a su vez pueden tener un proyecto social (dependiendo de su grado de organización) que está continuamente planteando una alternativa, tanto más eficaz para incidir en el desarrollo social cuanto más respaldada esté por fuerzas sociales de peso, o cuanto más organizados estén sus militantes” Buscando movilizar a los sujetos más desprovistos y marginados de determinado territorio para la transformación, es necesario activar recursos materiales y simbólicos y convertir esos sujetos en actores sociales y políticos con poder de autodeterminación y libertad de decisión. O sea, es necesario considerar el territorio urbano como potencia vigorosa de luchas transformadoras. * Carlos Antônio Brandão es profesor de la Universidad Federal de Rio de Janeiro; investigador CNPq, Brasil. Víctor Ramiro Fernández es profesor de la Universidad Nacional del Litoral; investigador Conicet, Argentina. * Este texto es parte de la Revista América Latina en Movimiento, No., 497 de julio de 2014, que trata sobre el tema de "La cuestión urbana hoy: Entre el mercado total y el buen vivir " -http://www.alainet.org/publica/497.phtml Publicado en América Latina en Movimiento, No. 497: http://alainet.org/publica/497.phtml fuente http://alainet.org/active/75569

Del modelo Auschwitz al modelo Gaza

3 hours 12 min ago
La excusa para los ataques son los misilazos que del otro lado lanzan los milicianos de Hamas sobre Israel, que acaban de causar la primera víctima mortal en Israel. Pero la disparidad no es sólo en cuanto a víctimas: Gaza es un menguado territorio de poco más de 350 quilómetros cuadrados que vive bajo el acoso sistemático de la potencia militar de la zona. Cada tanto, sobre su millón y medio de habitantes caen las bombas, según una repetida lógica de larga data, ante la indiferencia de las potencias occidentales, que por menos de eso ya estarían preparando una “intervención militar humanitaria” para frenar al agresor. Al final de la Segunda Guerra Mundial, señala el filósofo español Santiago Alba Rico, se produjeron en Europa varios acontecimientos que marcaron la historia posterior. El primero, dice, es que durante los procesos de Nuremberg se registra el rechazo del abominable “modelo Auschwitz”, signado por “la deshumanización y exterminio horizontal del otro”; pero antes la principal potencia vencedora, Estados Unidos, había impuesto “la legalización de facto de los bombardeos aéreos” sobre población civil. El “modelo Hiroshima” se vuelve entonces aceptable y “la deshumanización y exterminio vertical del otro se asume como rutinaria o como no penalizable” (1). El bombardeo a Dresde, semanas antes de la rendición de Alemania, en marzo de 1945, en el que las fuerzas aéreas estadounidense y británica provocaron la muerte de entre 25 y 35 mil personas, es considerado por Donald Bloxham, editor del Journal of Holocaust Education, como un “crimen de guerra”. Apenas derrotados los nazis, Francia bombardeaba Argelia y Siria, provocando masacres sin que los capitostes del nuevo orden mundial emitieran la menor protesta. Los bombardeos aéreos desde entonces han sido cosa común, incluyendo el horror de Vietnam. “Ahora mismo los drones estadounidenses bombardean Pakistán o Yemen, los aviones de Bashar al Assad a su propio pueblo y los F-16 de Israel a los palestinos de Gaza. Todos esos bombardeos nos impresionan tanto como una tormenta de verano y, desde luego, mucho menos que una cuchillada en el metro”, remata Alba Rico. Si de Gaza se trata, los ataques aéreos contra ese territorio palestino tienen una larga historia, con su secuela de miles de muertos, entre ellos cientos de niños, que representan entre el 25 y el 30 por ciento de las víctimas. El periodista y analista británico Robert Fisk, especialista en los conflictos de Oriente Medio, reproduce en una columna que publicó esta semana en el diario The Independent de Londres un diálogo a propósito de los bombardeos de 2008 que mataron a más de 1.400 palestinos: “‘¿Y si Dublín fuera atacada con cohetes?’, preguntó entonces el embajador israelí. Pero en la década de 1970 la ciudad británica de Crossmaglen, en Irlanda del Norte, fue atacada con cohetes por la república de Irlanda, y sin embargo la Real Fuerza Aérea no bombardeó Dublín en venganza ni mató mujeres y niños irlandeses”. El periodista israelí Gideon Levy insiste en que para Israel no se trata de combatir el terrorismo sino de matar árabes: “Desde la primera guerra del Líbano, hace más de 30 años, matar a los árabes se convirtió en el principal medio de la estrategia israelí. El ejército israelí ya no pelea contra otros ejércitos, el objetivo principal es la población civil” (Haaretz, domingo 13). Prueba de ello es la utilización de armas prohibidas en los bombardeos. “Doctores y personal médico han encontrado en los cuerpos de fallecidos o heridos restos de armas de destrucción masiva ilegales para el derecho internacional”, aseguran médicos desde el hospital Shifa, de Gaza. El cardiólogo noruego Erik Fosse, que lleva años trabajando en la Franja, dijo a la prensa que Israel estaría empleando armas que provocan cáncer. “Los médicos apuntan que podría tratarse de los denominados explosivos de metal inerte denso (dime, por su sigla en inglés), un arma de tipo experimental cuyo radio de acción es relativamente pequeño, pero cuya explosión resulta extremadamente potente” (Russia Today, lunes 13). En contra de lo que asegura la propaganda israelí, los bombardeos no son una respuesta a los ataques de Hamas sino un cálculo político para bloquear cambios en la región, una obsesión del establishment de ese país: impedir la reconciliación entre Hamas y Fatah y evitar la toma de distancia de la Unión Europea respecto de Estados Unidos. Para cumplir sus objetivos políticos, los dirigentes israelíes no dudan en perpetrar masacres cada vez que lo consideran oportuno. Al hacerlo revelan un estilo “claramente fascista”, apunta el israelí Uri Avnery. Avnery es una de las personalidades israelíes más destacadas. A sus 90 años no pronuncia la palabra “fascista” a la ligera, menos aun tratándose de un judío. Repasando una realidad que le duele, llega al fondo del problema: al revés de lo que debería ser, su país es “un ejército dotado de Estado”, dice. Nota: 1.(1) Alba Rico no lo menciona, pero antes de la Segunda Guerra Mundial –probablemente como ensayo para el futuro–, durante la guerra civil española, la aviación nazi había lanzado operaciones de “exterminio vertical” de población civil en zonas resistentes del País Vasco, como en Guernica. * Raúl Zibechi, periodista uruguayo, escribe en Brecha y La Jornada y es colaborador de ALAI. fuente http://alainet.org/active/75469

Avionazo, provocación armada. Una guerra que huele a gas, y sabe a petróleo

3 hours 12 min ago
¿Por qué? Se trataría del primer intento, calificado de peligrosísimo, de “internacionalizar” el conflicto. Y la finalidad es clara: para señalar, como se ha venido haciendo reiteradamente, a Rusia y al presidente Vladimir Putin de ser el responsable de una guerra que huele a gas y sabe a petróleo. Ahora con otros alcances, puesto que se estaría involucrando a otros países para meterlos en el embudo de una guerra claramente proestadounidense y de sus aliados; mejor dicho, de sus intereses. Una parte importante de la prensa internacional está dándole este enfoque al “accidente” del avión de Malaysia Airlines, con la clara intención de insistir en el señalamiento antedicho. Pero la parte del análisis de la noticia enfoca sus baterías hacia el origen geopolítico de la misma guerra. Es decir, que se trata de un atentado orquestado desde occidente para minar a Rusia y arrebatarle los controles regionales que resultan estratégicos, tanto por las reservas de los energéticos como por los flujos de petróleo y gas hacia la Unión Europea. Puede haber otras, pero estas son las más sobresalientes. Veamos algunas características del mencionado incidente, mejor dicho “atentado”. No sólo porque lo haya dicho el Primer Ministro de la República Popular de Donetsk, Alexander Borodái, pero “las autodefensas” carecen de armas capaces de derribar un avión que vuela a 10 kilómetros de altura. Además, dicha milicia encontró y pone a disposición de representantes de organismos internacionales, una de las dos cajas negras de la aeronave, y se mostraron dispuestos a declarar una tregua de tres días para que se investigue el origen de la catástrofe. ¿Esa misma disponibilidad la tiene el ejército ucraniano de Poroshenko? De ser el caso, además tiene que hacer varias aclaraciones, antes que apresurarse a señalar culpables por el derribo del avión malayo. Por ejemplo, según el presidente del Comité Interestatal de Aviación de Rusia, Alexéi Morozov, Ucrania es la responsable de investigar las causas de la caía del avión. Cómo es que se pretende señalar a los prorrusos, si las autodefensas no poseen el dichoso sistema de misiles Buk o S-300. Ningún sistema Buk, ningún otro tipo de armas ha entrado a Ucrania desde Rusia, dijo un representante oficial del Ministerio de Defensa ruso. ¿Por qué los controladores aéreos ucranianos ordenaron a los pilotos del avión descender a la altura que luego fueron derribados? Los cuestionamientos, en diez puntos —cito algunos—, del viceministro de Defensa ruso, Anatoli Antónov, a sus colegas ucranianos, sirven de fondo: ¿En qué basan su acusación de responsabilizar a las autodefensas ucranianas? ¿Cómo usa y para qué tiene en esta zona del conflicto, el sistema de misiles tierra-aire, Buk? ¿Por qué no se forma la comisión internacional ya; además del inventario de los misiles en su poder? “¿Por qué el servicio de Seguridad de Ucrania empezó a trabajar con las grabaciones de las comunicaciones entre los controladores aéreos de Ucrania y la tripulación del Boeing, así como con los sistemas de almacenamiento de datos de radares ucranianos, sin esperar a los investigadores internacionales?”. Las indagatorias son previas a las acusaciones, ¿que no? Pero EU, Francia y Alemania ya acusan a Rusia. Ese es el intento de “internacionalizar” un avionazo por aclarar. * Director de El Día en 2009. Director de Reporte México. Correo: sgonzalez@reportemexico.com.mx fuente http://alainet.org/active/75572

Internet: ¿es buena o mala? Sí

3 hours 12 min ago
El gas lacrimógeno es un buen maestro. Me enseñó que lo que ellos dicen es cierto: pésimas condiciones pueden sacar lo mejor de las personas. Me enseñó que uno puede acostumbrarse a casi a todo, incluyendo la sensación de asfixia y de muerte inminente. Me enseñó a saborear el simple placer del aire fresco. El gas lacrimógeno me enseñó incluso algo sobre un tema que había estudiado durante muchos años como académica: las redes sociales. Era junio de 2013 cuando me encontraba en medio de las protestas del Parque Gezi, en Estambul. Después de cada salva de gas, los manifestantes sacaban sus teléfonos celulares y recurrían a las redes sociales para entender qué estaba pasando o para reportar ellos mismos sobre los eventos. Twitter se convirtió en la estructura capilar de un movimiento sin líderes visibles, sin estructura institucional. Sin siquiera un nombre. Yo estaba allí para estudiar la revuelta, esta rebelión de la era digital. Pero mi mente divagaba. Días antes, las primeras filtraciones de Snowden habían rebotado por el mundo. Pronto aprenderíamos mucho sobre las capacidades de la NSA: que podía acceder a los datos de Skype o Facebook; que podía pinchar cables submarinos y eludir los estándares de criptografía industriales; que podía hackear las conexiones que vinculan los grandes almacenes de datos de Google y Yahoo. Y la agencia, descubriríamos luego, usaba órdenes judiciales secretas para obtener la cooperación necesaria de los gigantes de la industria —y para silenciar a las empresas que se resistían a colaborar. No fue del todo una sorpresa. Al fin de cuentas, la misión de la NSA incluye la recolección de “inteligencia de señales”. Pero la escala de la vigilancia era impactante. Y sólo era posible debido a que Internet y las compañías de telecomunicaciones han estado acumulando durante años tanta información de sus clientes como podían. Snowden no sólo reveló peculiaridades de lo que estaba haciendo la NSA, también expuso una alianza para la vigilancia compuesta por gobiernos y corporaciones. Esta alianza puede monitorear casi cada click. Y a menudo lo hace. (De hecho, los no-clicks también son escrutinados: Facebook realiza un seguimiento de las actualizaciones de estado que las personas escriben y luego borran para entender mejor porqué no lo publican). Estos cliks están cada vez más ligados a los registros de nuestra vida offline. Bases de datos comerciales cuentan con la dirección IP de casi todos los votantes estadounidenses. Ellos pueden tomar la información asociada con esta dirección y vincularla con los registros de votación, finanzas, compras, registros criminales, registros de sueldos y otra información. ¿Por qué les damos nuestra información? Por la misma razón que motivó a los manifestantes a sacar sus teléfonos celulares entre los gases lacrimógenos: los canales digitales son una de las formas más fáciles que tenemos de hablar con los demás y, a veces, la única. Hay pocas cosas más poderosas y gratificantes que comunicarse con otra persona. No es casualidad que el más severo castigo legal —aparte de la pena de muerte— en los estados modernos sea la reclusión solitaria. Los humanos somos animales sociales; la interacción social está en nuestra esencia. Cuanto más interactuamos con otros en forma online, más visibles para gobiernos y corporaciones se vuelven nuestras acciones. Se siente como una pérdida de la independencia. Pero, mientras estaba parada en el parque Gezi, vi cómo la comunicación digital se volvía una forma de organización. La vi posibilitar la disconformidad, el desacuerdo y la protesta. Resistencia y vigilancia: El diseño de las actuales herramientas digitales las hace inseparables. Y cómo pensarlo es un desafío real. Se dice que los generales siempre pelean la última guerra. Si es así, nosotros somos como esos generales. Nuestro entendimiento de los peligros de la vigilancia se filtra a través de nuestro pensamiento sobre las amenazas previas a nuestras libertades. Pero la guerra actual es diferente. Somos un nuevo tipo de medio ambiente que requiere un nuevo tipo de entendimiento. El mundo tiembla protesta tras protesta. Tahrir. Occupy. Plaza Syntagma de Atenas, el movimiento 15-M en España. Ahora Ucrania. Y estas son sólo las increíbles manifestaciones callejeras. Los movimientos vienen en otras formas y no todos son por causas que a uno pueden gustarle: Anonymous, grupos “anti-vacunación”, Slow Food, Tea Party. La habilidad de encontrar gente con ideas afines, de sacar fuerza de ellos, de contrarrestar narrativas dominantes. Estas son las cosas que hacen posibles a los movimientos. Como pasó en el Parque Gezi. Comenzó en mayo pasado, como parte de una pequeña protesta contra lo que parecía un gigante imparable: el exitoso pero polarizante gobierno del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP). Gezi es un parque relativamente poco conocido pero también es el último pedazo de verde en la plaza Taksim de Estambul, el corazón del centro histórico nocturno y artístico de la ciudad. El primer ministro Recep Tayyip Erdogan imaginaba otra cosa en su lugar: una réplica de las barracas otomanas —una barraca de hecho existió allí alguna vez— con un centro comercial y viviendas de lujo. Para muchos era difícil imaginar algo peor para esta animada zona de la ciudad que esa mezcla de cursilería y ostentación. El proyecto de Erdogan fue recibido con protestas de los residentes locales, incluyendo artistas, jóvenes profesionales y la pequeña pero resistente comunidad LGBT. Las protestas resonaron. El AKP, sin embargo, es bien considerado: la economía ha prosperado bajo su administración —al menos hasta hace poco tiempo— y ha lanzado muchas politicas populares, incluyendo la expansión de los programas de beneficios sociales. En las últimas elecciones generales de 2011 fue reelegido por una gran mayoría y por un tercer período. Sin embargo, el AKP también ha deteriorado controles y equilibrios mediante la colocación de sus partidarios en todas las ramas del gobierno. Por otro lado, sus proyectos de renovación urbana, a la vez que aportaron dinero a la economía, a menudo han incluido el reemplazo de la delicada e histórica vitalidad de Estambul con gigantescos centros comerciales y viviendas de varios pisos construídas como con moldes. Para peor, los contratos para construir esas viviendas han sido otorgados a “amigos” del gobierno. Poco de ésto ha sido discutido en los medios mainstream turcos, en parte porque los grandes conglomerados económicos del país han comprado canales de televisión y diarios para realizar una cobertura obsecuente del gobierno. Los pocos grandes medios que se atreven a reportar acerca de la corrupción han sido castigados con impuestos altísimos, del orden de miles de millones de dólares, rescindidos milagrosamente luego de que la expresiones críticas fueran suavizadas. Aún así, Turquía es un país cada vez más conectado. Es difícil encontrar una persona joven sin celular en Estambul y muchos de esos son smartphones de los que se conectan a Internet. Por eso, cuando los manifestantes trataron de parar las excavadoras que arrancaban los árboles de raíz en Gezi y fueron obligados a retroceder a fuerza de gas pimienta, y sus carpas quemadas, la gente se enteró por las redes sociales, no por la televisión. Twitter no es un medio de comunicación tradicional; no hay editor en jefe que pueda ser comprado o presionado. Por eso, cuando miles de manifestantes más coparon las calles y se encontraron con la policía, los gases lacrimógenos y los chorros de agua, la gente supo sobre ellos nuevamente gracias a las redes sociales. Pronto, la protesta creció: había decenas de miles de manifestantes en el centro de la plaza principal de la ciudad más grande de Turquía que peleaban contra la policía. La resistencia, coordinada solamente a través de las redes sociales y el boca a boca, se había vuelto tan grande y tumultuosa que CNN Internacional comenzó a transmitir en vivo. Al mismo y exacto momento, CNN Turquía estaba pasando un documental sobre los pingüinos. Algunos ponían dos televisores, uno al lado del otro, uno con los pingüinos y el otro con CNN Internacional en vivo desde Taksim y les sacaban fotos. Eso se volvió viral y los pingüinos se convirtieron en el símbolo poco feliz de la revuelta. Yo estaba en Filadelfia, en la reunión del Data-Crunched Democracy, invitada por la Escuela de Comunicación Annenberg de la Universidad de Pensilvania, cuando las protestas explotaron en Estambul. Se suponía que sería excitante y un poco polémico pero también soy una investigadora de los movimientos sociales y las nuevas tecnologías. He visitado Tahrir, el corazón del levantamiento egipcio, y la plaza Zuccotti, el lugar donde nació el movimiento Occupy. Y ahora la nueva tecnología estaba ayudando a impulsar las protestas en Estambul, mi ciudad natal. El epicentro, el parque Gezi, está a pocas cuadras del hospital donde nací. Estaba allí, en una conferencia que había estado esperando meses, sentado en la última fila, tuiteando sobre gas lacrimógeno en Estambul. Un número de miembros de alto nivel de los equipos de campaña de Obama y Romney estaban allí, es decir en la habitación había mucha gente a la que probablemente yo no le agradara. Unos meses antes, en un artículo de opinión para el New York Times, sostuve que bases de datos enriquecidas para las campañas políticas podían significar democracias empobrecidas para el resto de nosotros. En las campañas políticas de ahora se sabe mucho sobre los votantes estadounidenses, y esa información es usada para personalizar los mensajes que vemos: para decirnos las cosas que queremos escuchar acerca de sus políticas y políticos mientras ocultan los mensajes que puedan desagradarnos. Por supuesto que estas tácticas son tan viejas como la política. Pero la era digital ha aportado nuevas formas de implementarlas. Señalar ésto ha provocado que los responsables de las campañas me tengan poco aprecio. El ex director de información de la campaña Obama, en otro artículo publicado en el Times, caricaturizó y luego descartó mis argumentos. Afirmó que el común de la gente pensaba que su trabajo era “revolver en la basura de los votantes para buscar las páginas descartadas de los diarios que leían”, una noción que describió como un “montón de bobadas”. Él tiene razón: las campañas políticas no revuelven la basura. No tienen que hacerlo. La información que quieren está online y la mayoría busca ahí. Lo que sí sabemos acerca del uso del “big data” —la forma abreviada de denominar los volúmenes masivos de datos ahora disponibles por todos lados— es preocupante. En 2012, otra vez en el Times, el reportero Charles Duhigg reveló que Target [NT: una cadena de grandes supermercados de Estados Unidos] cuenta con un modelo predictivo que le permite saber cuando una clienta está embarazada, a menudo en las primeras veinte semanas de embarazo, y es muy probable que Target lo sepa incluso antes de que ella se lo dijera a nadie. Esta información es valiosa porque el parto es un momento de gran cambio, incluyendo cambios en los patrones de consumo. Es una oportunidad para que las marcas te pesquen —un gancho que puede durar décadas ya que los padres sobrecargados de trabajo tienden por hábito a volver siempre a las mismas marcas. Duhigg relató cómo un padre indignado, molesto por los cupones de descuento para bebés y embarazadas que recibía su hija adolescente, visitó el local de ventas de Target y demandó ver al gerente. Obtuvo una disculpa, pero después tuvo que disculparse él mismo: resultó ser que su hija sí estaba embarazada. Analizando cambios en sus hábitos de consumo —que podía ser algo tan sutil como cambios en su elección de cremas humectantes o la compra de ciertos suplementos— Target pudo detectar que ella estaba embarazada, antes de que él lo supiera. El marketing personalizado no es nuevo. Pero se puede hacer mucho más con la información que ahora está disponible para corporaciones y gobiernos. En un estudio reciente, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, los investigadores mostraron que el mero conocimiento de las cosas que le “gustaron” a una persona en Facebook puede ser usado para construir un perfil mucho más preciso del sujeto, incluyendo su “orientación sexual, etnia, religión y puntos de vista políticos, rasgos de personalidad, inteligencia, felicidad, el uso de sustancias adictivas, separación de los padres, edad y género”. En un estudio separado, otro grupo de investigadores fueron capaces de inferir registros razonablemente confiables sobre ciertos rasgos —psicopatía, narcisismo y Maquiavelismo— a partir de las actualizaciones de sus estados en Facebook. Un tercer equipo mostró que la información de las redes sociales, cuando es analizada de manera correcta, contiene evidencia del comienzo de la depresión. Noten que estos investigadores no les realizaron a los sujetos cuyos perfiles examinaban ni una sola pregunta. Todo fue hecho por modelado de datos. Lo único que debían hacer era analizar los fragmentos de información dejados durante sus actividades online. Y los estudios que se publicaron son probablemente la punta del iceberg: los datos son casi siempre de propiedad exclusiva y las compañías que los tienen generalmente no nos dicen qué hacen con ellos. Cuando llegó el momento de mi presentación, resalté un estudio reciente de Nature sobre el comportamiento al votar. Personalizando un mensaje destinado a incentivar a la gente a votar, de tal forma que el mensaje llegue desde la red social de esa persona, en vez de ser impersonal, los investigadores han demostrado que pueden persuadir a más gente para que participe en una elección. Combinando estos estímulos con perfiles psicológicos extraídos de nuestra información online, una campaña política puede lograr un nivel de manipulación mayor que el bombardeo de anuncios en televisión. ¿Cómo podrían hacerlo en la práctica? Consideren que algunas personas son propensas a votar conservadoramente cuando son confrontados con escenarios alarmantes. Si su perfil psicológico lo pone en ese grupo, una campaña le puede enviar mensajes que enciendan sus miedos. ¿Y para la vecina políticamente más sofisticada que se enoja con el alarmismo? para ella habrá un mensaje de compromiso con alguna temática de segundo orden que la campaña sabe que le puede interesar, y haciéndola sonar importante. Todo está individualizado. Todo es opaco. Usted no ve lo que ella ve y ella no ve lo que usted. Dados los pequeños márgenes por los que se deciden las elecciones —algo bien entendido por los operadores políticos que llenaban la sala— argumenté que era posible que cambios menores en los algoritmos de Facebook o Google podían inclinar una elección. Durante una pausa arrinconé al experto del equipo de análisis de datos de Obama, quien en un trabajo anterior analizaba datos para supermercados. Le pregunté si lo que hacía ahora —publicitar políticos del modo en que los supermercados lo hacen con sus productos en las góndolas— le había preocupado alguna vez. Le dije que no se trataba ni de Obama ni de Romney. Esta tecnología no será usada siempre sólo por su equipo. A la larga, la ventaja será para el mejor postor, para la campaña con más recursos. Se encogió de hombros y, con el más común de los clichés usados para bloquear el impacto de la tecnología, se retiró: “Es sólo una herramienta”, dijo. “Puedes usarla para el bien o para el mal”. (El experto ha dicho que no recuerda la conversación…). «Es sólo una herramienta». Lo había oído varias veces. Contiene una pizca de verdad pero esconde el impacto de la tecnología en nuestras vidas, el cual nunca es neutral. Suelo preguntar a la persona que lo dice si piensa que las armas nucleares “son sólo una herramienta”. Los seres humanos hemos peleado siempre. Pocos podrían decir que no importa si peleamos con palitos, cuchillos, pistolas o armas nucleares. Esta vez suspiré y lo dejé pasar. Quería volver a Twitter. Quería volver a mi tierra. Llegué a Estambul unos días después. Fui a Gezi y pronto escuché a los residentes describir cómo desafiaron por medios legales el proyecto de Erdogan sobre el parque. Enfrentaron un laberinto burocrático del que Kafka habría estado orgulloso de haber imaginado. Las solicitudes para acceder al proyecto desaparecerían de los registros del gobierno. Los funcionarios que parecían demasiado generosos con los pedidos serían reasignados. Los residentes llenaban peticiones y las veían desaparecer. Ni siquiera podían averiguar exactamente qué estaba siendo construido, aún cuando el espacio era un bien público y sujeto a leyes de preservación histórica. Muchos me decían que la brecha de realidad entre la televisión y Twitter era lo que los había llevado a Gezi. “Sabía que había censura en la TV”, me dijo uno. “Pero fue cuando Twitter apareció que me di cuenta cuán mal estaba la cosa. Una cosa es ser insultado discretamente y otra es ser insultado tan descaradamente. Tenía que estar aquí”. Les pregunté qué pensaban hacer ahora que estaban en el parque. Muchos no sabían. Al principio, ellos sólo querían mostrarse. Necesitaban ver por sus propios medios y así terminar con la disonancia cognitiva provocada por la diferencia entre la información que llegaba desde sus redes sociales y la que llegaba desde sus televisores. Una tras otro me decían cuán agradecidos estaban a Internet. Los padres juraban que se disculparían con sus hijos, de quienes se habían burlado por perder tanto tiempo frente a las pantallas. “Ellos tenían razón y nosotros no”, me dijo una mujer. “No entendimos a nuestros hijos. Nada habría sido posible sin Internet. Internet trae aparejada libertad”. Era una narrativa impresionantemente diferente de la que atravesaba el país que acababa de dejar. A medida que las revelaciones acerca de la vigilancia de la NSA fluían, las ventas de 1984, la novela distópica de Orwell, se disparó un 6.000 por ciento en Amazon. Muchos fueron a ver Oceanía, la aterradora y devastadora novela de vigilancia por parte del Estado, como modelo del Estado moderno digitalmente fortalecido. Se dijo que 1984 había finalmente llegado, apenas unos 30 años después. Pero ésta es la forma incorrecta de entender qué está pasando. La vigilancia profunda y penetrante es real. Es probablemente peor de la que conocemos y se vuelve más generalizada cada día. Pero 1984 tiene poco que ver con eso. Otros se inclinaron por una metáfora diferente: el Panóptico, un experimento inventado en el siglo XVIII por el reformador social Jeremy Bentham y luego popularizado por el filósofo francés Michel Foucault. Bentham imaginó una prisión con una torre alta en su centro, localizada de forma tal que los guardias en ella pudieran mirar y vigilar cada celda. La mirada de los guardias —invisible para los reclusos— haría que los prisioneros internalizaran la disciplina en la prisión, pensaba Bentham. Foucault, más tarde, extendió la idea adoptándola como metáfora para el impacto de la vigilancia en la sociedad. Pero eso también estaba mal. El Panóptico tiene poco que ver con la vigilancia en las democracias liberales. Y estas metáforas no sólo están mal sino que también pueden confundir profundamente. En 1984, el anti-héroe, Winston Smith, vive en condiciones deprimentes. Todo es gris. Come pan viejo. Los informantes y las cámaras están por todos lados. El sexo está prohibido. Los niños espían a sus padres. Si un ciudadano desafía las severas reglas de Oceanía, le ponen una caja de ratas alrededor de su cara. Este futuro imaginario es una alegoría de un estado impulsado por el temor, inspirado por las visiones orwellianas de la Alemania nazi y la Unión Soviética. 1984 habla de la vigilancia en una sociedad donde el poder del Estado presiona a todos cada dia. En otras palabras, habla del totalitarismo. El Panóptico es un experimento mental: un modelo de prisión que tiene la intención de controlar una sociedad de reclusos. Pero nosotros no somos prisioneros. No estamos encadenados en celdas sin derechos ni opinión. En nuestro mundo, el placer no está prohibido sino alentado y celebrado, está incluido en el estandarte del consumo. La mayoría de nosotros no vivimos con miedo al Estado. (Hay notables excepciones, como por ejemplo: las comunidades pobres de color y los inmigrantes que sufren bajo las leyes del “deténgase, manos contra la pared” y “muéstreme sus papeles”). Para comprender la vigilancia del Estado en la sociedad que vivimos, necesitamos hacer cosas mejores que alegorías y experimentos mentales, especialmente los derivados de un sistema de control muy diferente. Necesitamos considerar cómo el poder de la vigilancia es imaginado y utilizado por gobiernos y corporaciones en este momento. El parque Gezi era un lugar tanto de resistencia como de celebración. Tenía la intensidad explosiva del ataque de un gato salvaje y la profundidad de la solidaridad humana que florece tras los desastres. Una tarde, mientras charlaba con un grupo de jóvenes, una mujer mayor, vestida con el tradicional atuendo islámico, se nos acercó. Rompió en llanto. “Están tirándoles gases a los jóvenes. No puedo aguantarlo”. Una mujer joven, de shorts y zapatillas, con un piercing en la nariz y tatuajes la consoló. Poco después, una mujer de mediana edad ofreció Börek, una torta turca. “No sé mucho sobre como protestar, pero estos chicos sí”, dijo. “Pero yo sé cómo hacer tortas”. Un rato después, cuando la noche empezaba a caer, entrevisté a un grupo de gente joven que había colgado carteles condenando la censura de los medios. Los mensajes habían sido traducidos a dos docenas de lenguas. La llegada de la oscuridad incrementó la probabilidad de intervención policial, provocando que una mujer joven sacara un marcador y escribiera grupo y factor sanguíneo en su brazo. “¿Tan decidida está?”, le pregunté. “Somos un arco iris y Erdogan está tratando de pintarnos a todos de negro”, me respondió. “Somos un arco iris. No vamos a rendirnos”. El parque Gezi era sin dudas un arco iris. Me perdí al derviche girando con su faldas rosadas (y máscara de gas) pero pude ver al regimiento de percusionistas (con máscaras y cascos). Fanáticos del fútbol en grandes cantidades. También gays y lesbianas, que eran más respetados de lo que yo había visto anteriormente en Turquía. Incluso la comunidad LGBT logró que los escandalosos fanáticos del fútbol dejaran de usar “maricón” como insulto —como lo marca el slogan estándar del fútbol turco— y cantaran “Erdogan sexista”. Musulmanes devotos distribuían comida para celebrar el nacimiento del Profeta: feministas entregaban calcos con la leyenda “Mi cuerpo, mis decisiones”. Incluso vi a un grupo kurdo que formaba un tren bailando alrededor de un fogón, observados por un hombre envuelto en la bandera turca y quien de a ratos movía su pie al ritmo. Una escena que no hubiera imaginado antes de llegar a Gezi, dadas las tensas relaciones étnicas existentes en Turquía. Estaban unidos en resistencia a lo que ellos consideban un creciente autoritarismo del AKP y deliberaban cultivando un aura de pluralismo. La unidad resiste la mayoría de las veces. Éso es lo que puede pasar cuando las personas se dan cuenta de que no están solas. Es lo que logra, en su esencia, una protesta callejera: te hace sentir acompañado. Deberíamos dejar de lado los viejos argumentos sobre las protestas que se dan en las calles contra aquellas que se realizan online. Hay una característica clave que comparten Internet y la calle: nos hace visibles el uno al otro. Ése es su poder. De hecho, la habilidad que tiene Internet de derribar la “ignorancia pluralista” —la noción equivocada de que tus creencias te posicionan dentro de una minoría cuando, de hecho, la mayoría de la gente siente parecido— es, quizás, su mayor contribución a los movimientos sociales. Los “me gusta” de Facebook son a menudo menospreciados y considerados insignificantes pero pueden hacer que una persona se dé cuenta de que su red social siente de la msma manera, y ésa es un arma social y políticamente poderosa. Uno aprende a ser “gaseado”. Manten la calma, te dices a ti mismo, a medida que buscas aire fresco. Te ayuda a recordar que el gas probablemente no te matará. Por supuesto que el contenedor en sí mismo puede golpearte en la cabeza o en algún otro órgano interno vital y eso te mataría. Pero yo estaba usando un casco para bicicletas. La mayoría de los manifestantes estaban usando cascos amarillos de los de construcción, vendidos por vendedores ambulantes. (Desde el día uno, los vendedores ambulantes también ofrecían spray, antiparras y otros esenciales para la protesta. ¿Alguien más en el mundo tiene mejor stock y en el momento más oportuno que los vendedores ambulantes?) Lo único que estaba en falta eran las máscaras anti gas. Se agotaron inmediatamente en Estambul y los vendedores ambulantes sólo tenían máscaras endebles tipo barbijos, como los que usan los médicos en televisión. Ésas son inservibles frente al gas. Las personas que hubieran inhalado mucho gas vomitarían o se caerían, doblados del dolor. Los manifestantes del contingente médico correrían, armados con camillas improvisadas, algunas hechas de viejas puertas de madera. La mayoría de los heridos se recuperaría. Algunos irían al hospital. Unos pocos, especialmente aquellos golpeados en la cabeza por los contenedores de gas, morirían. Los manifestantes se volvieron expertos en gas lacrimógeno: Podrían mirar un contenedor y decirte qué era, qué hizo y quién lo hizo. “Éste es el peor, siempre te hace vomitar”, me dijo un manifestante señalando un contenedor entre montones alineados afuera de su carpa. Había discusiones constantes sobre los medicamentos. Vinagre y limón, comúnmente considerados efectivos contra el gas lacrimógeno, eran desestimados en favor de una mezcla de antiácidos y agua. Les creí porque era un grupo educado y bien organizado que incluía médicos y químicos. (Un ejemplo: cuando la munición de otra arma de control de multitudes —cañones de agua— empezó a quemar al contacto, los manifestantes enviaron muestras al laboratorio, en el cual descubrieron que el gobierno agregaba gas pimienta al agua. Meses después, un vocero del gobierno lo reconoció). Después de que el horrible dolor en nuestros pulmones, ojos y gargantas disminuyera de alguna manera, sacaríamos nuestros teléfonos celulares y tuitearíamos. No se trataba de vanidad ni de una forma desesperada de informar a nuestros amigos que estábamos bien, aunque hacerle saber a la gente que estábamos en buenas condiciones siempre era una gran parte de la cuestión. En el medio de Gezi uno tenía de poca a ninguna idea de lo que estaba sucediendo en cualquier otra parte, aún al otro lado del parque. Las redes sociales eran un salvavidas, y Twitter fue el más usado debido a la simplicidad de uso en el móvil y a lo corto de los mensajes. Significativamente, las relaciones en Twitter pueden ser unilaterales: yo te puedo seguir sin la necesidad de que tu me sigas. Como resultado, los usuarios pueden interactuar con un número mucho mayor de gente y no sólo con aquellos que deberían agregarse como “amigos”. Antes de llegar a Gezi, seleccionaba algunos tweets del parque y de otros lugares de Turquía. Ahora estaba usando mi tiempo para escuchar y observar y me encontré relativamente despistada. No tenía los ojos entrenados, algo que surge de seguir continuamente un evento por Twitter. Amigos del exterior preguntarían: “¿Qué piensas de la última declaración del Primer Ministro Erdogan?” Y yo no tendría respuesta. “Estoy en el parque, no en Twitter”, diría. Nos metíamos en Twitter cuando podíamos. La conectividad era generalmente buena, quizás porque las compañías de teléfonos más grandes posicionaban camionetas repetidoras en las calles cercanas. Twitter era una forma de chequear si el último disparo de gas lacrimógeno había sido el único o el comienzo de una operación para despejar el parque. Los camiones blindados, ¿se dirigían a nosotros? ¿Dónde estaba el mandatario? ¿Se estaba deteriorando la situación política o había algún movimiento de negociación? Las noticias, las conversaciones, las fotos, las recetas para neutralizar el gas lacrimógeno, los pedidos de donaciones, las promesas de las celebridades de visitar el parque, los medios de comunicación social palpitaban con estas cosas. Estaba en la estructura social de Gezi. Nada de ésto significa que hubiera menos vigilancia en Turquía que en Estados Unidos o Europa. De hecho, probablemente habría más. Durante sus primeros años en el poder, la AKP reemplazó libros contables polvorientos por bases de datos. Cada ciudadano tiene ahora un número de identificación nacional asignado, el cual provee el acceso a la página del gobierno, documentando casi toda interacción con el Estado, desde registros de propiedad hasta impuestos. Para muchos es un alivio haber escapado a los viejos sistemas burocráticos, pero las bases de datos también posibilitan la vigilancia masiva. Por ejemplo, los ciudadanos de Turquía necesitan un número de identificación para comprar una tarjeta SIM o para sacar un turno con el médico a través del sistema público de salud. Periodistas, políticos y casi todas las personas importantes creen que el gobierno va más lejos y también interviene sus teléfonos. (A menudo, los humoristas gráficos dibujan al Estado como una oreja gigante). De hecho, muchos manifestantes especularon con que el gobierno no sólo permite el uso de Internet sino que además lo alienta. Esas camionetas repetidoras pueden haber “aspirado” los números de identificación de los manifestantes. De alguna manera, en los archivos digitales del gobierno probablemente hay una lista de cada ciudadano turco que visitó el parque durante las protestas. Aún así, la rebelión triunfó en Gezi, al menos en el corto tiempo. Los manifestantes fueron finalmente dispersados pero un tribunal dictaminó más tarde que el proyecto inmobiliario violaba las leyes de conservación histórica. Y la rebelión triunfó en otro sentido: la gente en Turquía volvió a hablar de política y las redes sociales se transformaron en una esfera altamente cargada y política. Los manifestantes de Gezi sacudieron la imagen invencible de la AKP. Quizás alentados por el recién descubierto espíritu de desafío, se destaparon otros tabúes. En diciembre de 2013, un escándalo de corrupción mezclado con luchas internas entre las facciones anteriormente aliadas al gobierno estremeció al país. Una vez más, la mayoría de las noticias relacionadas con el escándalo circularon principalmente por las redes sociales mientras el gobierno intentaba anular la investigación. No inesperadamente, el gobierno ha seguido forzándolos a retroceder. Recientemente, el parlamento aprobó una ley de censura y vigilancia de Internet que hace que el gobierno pueda cerrar páginas web más fácilmente, sin supervisión judicial. Los proveedores de Internet están obligados por ley a recolectar todos los datos del tráfico de sus usuarios y pasárselos a las autoridades cuando éstas lo soliciten. Después de la Primavera Árabe me preguntaban una y otra vez: ¿Es buena o mala la Internet? Ambas. Al mismo tiempo. En nuevas y complejas configuraciones. Pero “lo malo” no es una versión moderada de Oceanía ni del Panóptico, al menos no en las democracias modernas. En una era en la cual las ideas de ciudadanía y derechos han hechado raíces, la extorsión basada en la violencia tiene un uso limitado. La coacción no puede obligar a la gente a hacer las cosas que los Estados y corporaciones modernas necesitan que hagamos para mantener activo el sistema: votar a sus partidos, consumir sus productos, trabajar en sus corporaciones. Para entender el actual (y sinceramente alarmante) poder de la vigilancia es mejor recurrir a un pensador que sabe sobre las prisiones reales: el escritor italiano, político y filósofo Antonio Gramsci, quien fuera encerrado por Mussolini e hiciera la mayor parte de su obra en la cárcel. Gramsci entendió que los medios de control más poderosos disponibles para un Estado capitalista moderno no son ni la coacción ni el encarcelamiento sino la habilidad de moldear el mundo de las ideas. La esencia de algunos de los argumentos de Gramsci puden ser vistos en otra gran novela distópica del siglo XX. En Un Mundo Feliz (Brave New World), Aldous Huxley imaginó un Estado que evitaba el terror existencial gracias a una droga, el soma, que mantenía a sus ciudadanos felices y maleables. Moldear ideas es, obvio, más fácil decirlo que hacerlo. Bombardear a las personas con anuncios sólo funciona hasta cierto punto. A nadie le gusta que le digan qué pensar. Nos hacemos resistentes a los métodos de persuasión a medida que los identificamos como tales. Sólo piensen en avisos de antaño y cuán cursi se ven. Funcionaron en su momento pero ahora estamos alertas. Además, la cobertura total no es fácil de lograr en el paisaje fragmentado de los medios de hoy en día. ¿En cuántos canales puede publicitar una compañía? y más ahora que podemos hacer fast-forward sobre los comerciales televisivos. Pero aún si fuera posible atraparnos a través de los medios masivos, los mensajes que funcionan para una persona a menudo no convencen a otras. El big data es peligroso exactamente por eso, porque provee soluciones a esos problemas. Individualmente adaptados, los mensajes sutiles son menos proclives a producir una reacción alerta. Especialmente si la recolección de la información que hace posible diseñar estos mensajes personalizados es invisible. Por eso, no sólo la NSA hace todo lo posible para mentener oculta su vigilancia. La mayoría de las firmas de Internet también tratan de monitorearnos subrepticiamente. Sus acuerdos de uso (que todos debemos “firmar” antes de usar sus servicios) están llenos de “letra chica” legal. Giramos nuestros ojos y entregamos nuestros derechos con un click. De igual forma, las campañas políticas no les dejan saber a los ciudadanos qué información manejan sobre ellos ni tampoco cómo la usan. Las bases de datos comerciales nos permiten, a veces, acceder a nuestros propios registros. Pero lo hacen difícil y, dado que no tienes derecho de controlar lo que hacen con tu información, a menudo es inútil. Esta es la razón de porqué el método actual para instalar ideas en los consumidores no es imponer abiertamente sino seducir de manera encubierta, a partir de una base de conocimiento. Estos métodos no producen un mensaje explícito: ellos crean un ambiente que te induce imperceptiblemente. El año pasado, un artículo en Adweek mencionaba que las mujeres se sienten menos atractivas los lunes y que ése debería ser el mejor momento para mostrarles anuncios de maquillaje. “Las mujeres también enumeraron sentirse solas, gordas y deprimidas como factores que inducen un «estado de vulnerabilidad»”, agregaba el artículo. Entonces, ¿por qué limitarnos a los lunes? El big data puede identificar exactamente qué mujeres se sienten solas, gordas o deprimidas. ¿Por qué no focalizarse en ellas entonces? ¿Y por qué usar solamente esos «estados de vulnerabilidad»? Es sólo un pequeño salto: de identificar las estados de vulnerabilidad a descubrir cómo crearlos. Las ventas actuales de maquillaje deben ser la punta del iceberg. Las compañías quieren usar este poder para que compremos sus productos. Para los partidos políticos, el objetivo es atraer votantes a través de una presentación personalizada de candidatos del partido e ideas. Pero ambos quieren que hagamos click en una opción que ha sido diseñada en forma personalizada para nosotros. Los diplomáticos llaman a ésto el soft power. Puede ser suave pero no es débil. No genera resistencia —mientras que el totalitarismo sí lo hace—, por lo tanto, es más fuerte. La tecnología de Internet nos permite quitar capas de divisiones y distracciones e interactuar con los demás, humano con humano. Al mismo tiempo, los poderosos están observando esas interacciones y usándolas para descubrir cómo hacernos más obedientes. Es por eso que la vigilancia al servicio de la seducción puede resultar ser más poderosa y siniestra que las pesadillas de 1984. Sin embargo, aquí estamos, todavía hablándonos los unos a los otros. Y ellos, escuchando. Nota: (*) El resaltado no corresponde al artículo original. Enlaces: · Los citados artículos de opinión publicados en New York Times sobre el uso del big data por parte de la campaña de Obama: “Beware the Smart Campaign” por Zeynep Tufekci (noviembre de 2012) y “I Am Not Big Brother” por Ethan Roeder, ex director de datos de la campaña de Obama (diciembre de 2012). · MIT Technology Review dedicó un número a la utilización política del big data: “Big data will save politics” · El artículo de Charles Duhigg en el Times sobre la cadena de tiendas Target y sus cupones de descuento para embarazadas: “How Companies Learn Your Secrets” Traducido por Bibiana Ruiz y derechoaleer.org* fuente http://derechoaleer.org/blog/2014/04/internet-es-buena-o-mala-si.html

Carta a las mujeres (Aunque no andaría mal leerla los hombres)

3 hours 12 min ago
La aparición de la figura del “pater familias” con su patrimonio privado, o sea, ya no compartiendo como antes se hacia en el matriarcado, y la sujeción de la mujer y los hijos, fue el inicio de las formas estructurales que asume la dominación y que se reproducen en todas partes hasta llegar al “estado”. Desde esas lejanas épocas la mujer se ha rebelado y escapaba en masa, muchas veces junto a esclavos e hijos, para reconstruir en espacios libertarios la continuidad de las formas comunitarias del ser social. Famosas son en la historia las mujeres guerreras llamadas las amazonas, asi como las heroicas defensoras de la comunidad de Lesbos que fueron pasadas a cuchillo por los valientes machos de los ejércitos patriarcales. También las mujeres escapaban con los ejércitos de esclavos sublevados que se establecían en regiones de difícil acceso a retomar las practicas de vida comunitaria en posesión conjunta de la tierra, de los instrumentos y del resultado de la actividad productiva. La lucha de la mujer nunca ha sido de igualdad de derechos con los hombres, sino de acabar con las causas de la desigualdad; nunca ha sido por ocupar posiciones reservadas a los hombres, sino de acabar con las estructuras jerárquicas y verticales que permiten posiciones o lugares superiores e inferiores. Algunas han levantado la lucha de la igualdad y hoy las mujeres votan, son presidentes de la república, son parlamentarias, empresarias de éxito, dirigentes políticas o sindicales, etc. pero el mundo esta cada día peor, por lo que esa “igualdad” ha sido una farsa y una ilusión de los vendedores de pomadas. Ese poder inicial de algunos hombres contra mujeres, hijos y otros hombres, se expreso también en ideología y valores. Por ejemplo, la practica patriarcal de matar a la mujer que se toca con otro hombre, continua como comportamiento usual en muchos hombres de hoy, los dueños de la hembra “eres mía”, “hazme tuyo”, la ha poseído, etc.). Es la llamada reproducción cultural que aun puede realizarse debido a que continúan las mismas estructuras que determinan las conductas y modelan la personalidad. Las religiones vienen a reforzar esto diciendo que el hombre debe casarse con una virgen, como las religiones nacidas de los patriarcas de oriente medio o en Grecia, en que sus representaciones de autoridades divinas obviamente son de viejos patriarcas de barba blanca, imagen fiel de los dueños del poder, como Zeus o Jehová, con hijos primogénitos que continúan su obra. Otro ejemplo es que el patriarca puede tomar concubinas, como Salmón, que tenia 300 esposas y 700 concubinas, todas de uso exclusivo, o como lo declaran las antiguas leyes romanas, y que hasta hoy se reproduce en prostibulos abarrotados y en millones de desemplead@s de todos los sexos ofreciendo su cuerpo en las calles para calmar el insaciable y privilegiado apetito masculino, claro que hoy existe igualdad de derechos, y por eso deben pagar sin esperar exclusividad, o pagando cuarto y comida u otras cositas para la amante y mientras mas sucursales tenga mas considerado y aplaudido es por los otros machos, mientras la esposa o la denominada mujer oficial, que debe hacer como que no se entera de estos enjuagues so pena de perder pan y pedazo o de recibir un soberano azote, le lava los calzoncillos (previa revisión, es claro, no hay una que no lo haga para tratar de descubrir las huellas del delito), las medias y lo demás, limpia los pelos que deja en la bañera, etc. Otro ejemplo es que hay religiones que no permiten la unión si no es para procrear, como el famoso caso del obispo católico brasileño que negó el matrimonio de un hombre en silla de ruedas imposibilitado de tener hijos, o el rechazo a la unión afectiva de personas del mismo sexo, en tanto los curas, pastores y obispos se acuestan con quien quieren, lo que me parece muy bien y muy sano, aunque algo hipócrita, saliendo cada cierto tiempo en los diarios la noticia cuando la cosa se excede un tanto de la debida prudencia o se dejan escapar los vicios, como los que les meten mano a menores o dejan grávida a alguna feligresa sembrando la confusión en las creyentes que ya comienzan a desconfiar de que aquí hay gato encerrado. Y así hay muuuuuchos casos donde esa cosa que llaman ética determina padrones de conducta cuya violación es señalada con el dedo como estigma ante la sociedad que hace la vista gorda con la mayor complicidad de todos y cada uno con esa de guardar las apariencias. La historia de las brujas de Salem es muy linda y muy simbólica, además que fue escrita en la época del macartismo de la caza de brujas comunistas. Es realmente maravilloso como todas se sacan la ropa y danzan quebrando esquemas gritando a la libertad. Así entendemos por que quemaban tanta bruja en la edad media, porque ellas, las malditas, provocan los deseos mas sucios en los inocentes y puros hombres machos fuertes. Así se obliga a las mujeres a una auto- represión que no les permite efectivar constantemente toda la ternura y el amor que llevan dentro, teniendo muchas veces que recurrir al simple expediente de ponerles los cuernos a los redomados y contumaces don juanes. Rebelarse solita, calladita y temblando para no ser descubierta por el orangután. Cuantas mujeres respirando aire puro no se cruzan por las calles por millones después de haber soltado ese grito de libertad y que lindo seria poder mirarse y sonreírse en alegre complicidad. Poquísimas son las uniones duraderas, y eso lo sabe cualquiera, pero en casos hay que cuidar las formas “todo sea por los hijos”, y los pobres, sin imaginar que es por “su bien”, se ven obligados a vivir en la isla de la fantasía, el paraíso de la mentira, la sociedad del espectáculo, aunque llenos de traumas y complejos por la ausencia de una vida afectiva real. Prácticamente todas las mujeres intentan suplir esa falta de cariño general en esta sociedad gobernada por el frío calculo, haciendo notables esfuerzos en torno a los hijos, ayudándolos, acariciándolos, rodeándolos de afecto y comprensión, para luego lanzarlos a la vida (dije vida?, bueno, podemos usar esa palabra como un simbolismo un tanto metafísico para entendernos) del mundo egoísta que les espera, mirando con ansiedad el camino o la puerta a la hora del regreso (“Ay, por que esta demorando tanto este niño?, “ Será que le ha pasado algo por el camino?”), pero todo eso solo crea un circulo vicioso de amor egoísta y dependencia, el refugio del hogar, que luego es el pretexto para encerrarse entre cuatro paredes lejos de los otros que por su vez están haciendo lo mismo. La mayor parte de los casos atendidos por psicólogos, las llamadas enfermedades mentales, que se extienden por el mundo como reguero de pólvora, son derivadas de las condiciones del actual sistema, sus estructuras y los comportamientos que deben someterse a ellas. Vivimos separados unos de los otros, con momentáneas ráfagas (o tiro a tiro) de amor y ternura muy de tanto en tanto, mientras construimos nuestra personalidad la mayor parte del tiempo sin practicar plenamente los sentimientos, ya que tenerlos adentro es una mala costumbre que deforma. Todo ello obliga a muchas mujeres a adecuarse para sobrevivir, adaptarse a las circunstancias y enseñar a los demás a ser como corderos, he ahí otro grande objetivo perseguido por la dominación, asumen el mundo como esta, bajar la cabeza y hacer lo mejor posible con sus hijos y consigo misma, soportando al energúmeno que llega cargado de bebida y distribuyendo mamporros a diestra y siniestra, porque ha estado trabajando o buscando empleo o robando alguna cosa y ha tenido que desahogar con los amigos en el bar, quejándose de las cosas, a veces de la explotación del capitalismo sin importarse un pepino por la dominación y explotación de la mujer que el mismo realiza. Muchos hijos escapan a la libertad de la calle y los agentes del estado los devuelven a la prisión de la paz del hogar. Las mujeres mas cultas, por decirlo así, o que han estudiado en la universidad, organizan el feminismo y se lanzan a la batalla contra los hombres, el machismo y la dominación masculina sin tocar un pelo de las estructuras que reproducen esas actitudes. Otras mas sutiles se van por la discusión del genero y los roles, o sea las funciones de cada sexo establecidas por el poder y reiteradas por la costumbre, y así vamos, pero sin practica colectiva que establezca y repita otras formas de comportamiento, esos intentos de concientización están destinados al fracaso. Nada conseguirán los “conscientes” que llevan dos vidas, la intima, personal y familiar, y la vida transitoria de colectivos destinados a “cambiar las cosas”, pues en sus espacios privados difícilmente pueden poner en practica los principios colectivos que solo se realizan cuando y donde hay justamente derribar gobiernos o decretos anti-populares, acumulando fuerzas y colectividad actuante y permanente. No es posible modificar esos comportamientos sin alterar las estructuras que los crean, mantienen y estimulan, como ha pasado, por ejemplo, en los países del socialismo real, que conservando las mismas estructuras salieron de la experiencia aun mas machistas y autoritarios que antes. Por eso parece conveniente aprender de las primeras mujeres luchadoras, que no perdían el tiempo en intentar convencer a los hombres, sino que partían con todo, con hijos, esclavos, otros hombres, otras mujeres, a vivir plenamente la libertad del ser. Hoy día eso por fin es posible nuevamente, pues en los mas diversos países se agrupan hombres y mujeres en resistencia, ya no a operar instrumentos orgánicos o ideológicos dentro las estructuras vigentes, sino construyendo espacios propios, fuera de las instituciones, reuniéndose entre todos cara a cara y no en fila mirándose las espaldas para votar, sino dialogando e intercambiando ideas tomando decisiones que afectan a la vida de todos, esto es, espacios libertarios donde la mujer se crece y se proyecta grandemente en la comunicación horizontal afectiva y respetuosa con los hombres, donde es posible tomarse de las manos y hacer circular con intensidad toda la ternura acumulada, cuidar a los hijos entre muchos mostrando para ellos la escuela de la nueva vida donde la solidaridad, el apoyo mutuo, la lucha y el abrazo son la mejor educación posible, donde el cariño cotidiano de muchos permite a los hijos crecer con una personalidad mas sólida y generosa, sin tener que repetir las brutalidades de los muchachones que cuando pasa una chica deben bombardearla de insolencias y alusiones sin respeto, que obligan al hijo a “ser como los otros” y ya va detrás de una para salir de perdedores. Hay mucho que aprender de esas comunidades en resistencia, pero se necesita que las mujeres que aun no están en ello entiendan que su emancipación y la de sus hijos pasa por salir a la lucha de constituir nuevas comunidades en su barrio o donde sea, que unas conversen con otras y tomen la iniciativa de convocar a una asamblea de barrio o de cuadra o donde sea, siempre que sea un terreno o espacio territorial que permita la convivencia cotidiana de los vecinos, que analicen los problemas del barrio y la realidad del desempleo, que hagan ollas comunes o comedores populares. No importa que comiencen cinco compañeras con sus hijos, las y los demás se van a acercar poco a poco. Para eso no se necesitan lideres ni ideologías, sino la disposición de escuchar, acoger, pensar, sentir, decir y saber que los otros también escuchan, acogen, piensan, sienten y dicen, tejiendo entre todos una maravillosa red de pensamientos, decires y sentimientos. Esas comunidades son las que están cambiando el mundo hoy ocupando tierras urbanas y rurales, levantando barricadas, saliendo a las calles del barrio en las convocatorias de acción global o marchando en multitudes a levantando la Autogestión. Pero sin ustedes esa tarea esta destinada al fracaso. Por eso, hasta la próxima barricada, o flor, o beso, es lo mismo. Abrazos. fuente http://kasandrxs.radioteca.net/article/bcarta-a-las-mujeres-b/

Los intelectuales “progresistas” y la deuda externa

3 hours 12 min ago
Tras varios años de permanecer oculta debajo de la alfombra, la cuestión de la deuda externa volvió al centro de la escena política nacional. El reciente fallo del juez Griesa, favorable a los fondos buitre, mostró en toda su dimensión el fracaso de la política kirchnerista en esta área. En criollo: el kirchnerismo pagó deuda externa como ningún otro gobierno argentino. Realizó dos reestructuraciones de la deuda, con supuestas “quitas” sobre el capital adeudado (amortiguadas por los beneficios que otorgó a los ahorristas el cupón atado al crecimiento del PBI). Concedió a Repsol una jugosa indemnización por la expropiación de YPF. Acordó pagar al Club de París la totalidad de la deuda, en un monto mayor al reconocido por el Ministerio de Economía de nuestro país y en un plazo menor al que dicho Club concede a los deudores. No en balde la presidenta Cristina Fernández definió a su gobierno como “pagadores seriales”. Ahora bien, todo este esfuerzo resultó inútil, por lo menos desde el punto de vista de los trabajadores argentinos. En el período que va desde el 2004 hasta el 2014 el monto de la deuda externa argentina siguió incrementándose. Así, a finales de 2013 alcanzó la cifra de 202 mil millones de dólares. Pongamos esta cifra en perspectiva: en 1976, la deuda externa era de 8500 millones de dólares; al terminar la dictadura, en 1983, ascendía a 44 mil millones; en 1989, era de 65 mil millones; en el gobierno de Duhalde (2003-2004), llego a los 176 mil millones. Entre el gobierno de Duhalde y finales de 2013, la deuda externa argentina se incrementó en 26 mil millones de dólares. En el mismo período y según cifras proporcionadas por Cristina Fernández, Argentina pagó 173 mil millones de dólares a los acreedores externos. O sea, en 10 años pagamos un monto casi equivalente a la totalidad de la deuda externa durante el gobierno de Duhalde. Pero hoy debemos 26 mil millones de dólares más. Sin comentarios… Hoy, después de 10 años de pago desenfrenado a los acreedores externos, algunos datos muestran la otra cara de la deuda: el 35 % de los trabajadores se encuentran precarizados; un 25 % de la población está en la pobreza; la mayor parte de los jubilados cobran haberes miserables. Y siguen las firmas. Todo eso en el marco de altas tasas de crecimiento económico durante la mayor parte de esa década. A pesar de lo anterior, numerosos intelectuales afirman que la Argentina vivió una etapa de “revolución cultural” y/o de transformaciones que favorecieron a los sectores populares. En este sentido, el proceso kirchnerista es puesto en pie de igualdad con otros procesos latinoamericanos, en el marco de una especie de epopeya antiimperialista y antimonopolista. Emir Sader, sociólogo brasileño, expresa cabalmente la posición expuesta en el párrafo anterior. Basta leer su artículo “"Contraofensiva de la derecha internacional"”, publicado en la edición del lunes 24 de junio del periódico Página/12. Sader sostiene que el fallo del juez Griesa se inscribe en el contexto de una contraofensiva general de la “derecha internacional” contra los gobiernos “progresistas” latinoamericanos que desafiaron el Consenso de Washington. Las cifras sobre la situación social en Argentina permiten poder en duda la caracterización de “progresista” para el kirchnerismo. Las ganancias obtenidas por las corporaciones transnacionales en América Latina también permiten poner en duda el carácter “progresista” del conjunto de esos gobiernos. Salvo que, por supuesto, se entienda por “progresista” una política tendiente a asegurar las ganancias del capital. Sader define así la política de los países “progresistas” de América Latina: “…los países latinoamericanos que siguieron creciendo y distribuyendo renta, disminuyendo la desigualdad que aumenta exponencialmente en el centro del sistema, son un factor de perturbación, son la prueba concreta de que otra forma de enfrentar la crisis es posible. Que se puede distribuir renta, recuperar el rol activo del Estado, apoyarse en los países del Sur del mundo y resistir a la crisis.” Como ya señalé, los datos de la situación argentina permiten afirmar que Sader está equivocado, por lo menos en lo que hace a nuestro país. Sigamos adelante. Sader sostiene que la contraofensiva de la derecha va dirigida contra la estrategia adoptada por Argentina en el tema de la deuda. Según él, dicha estrategia fue exitosa y constituye un ejemplo para otros países: “La formidable arquitectura de renegociación de la deuda argentina nunca fue asimilada por ellos. Quieren que sea un mal ejemplo para Grecia, Portugal, España, Egipto, Ucrania y tantos otros países aprisionados en las trampas del FMI. Tienen que demostrar que los dictados de la dictadura del capital especulativo son ineludibles.” Resulta difícil de entender cómo una estrategia que se tradujo en un aumento del monto de la deuda, luego de una década de pago desenfrenado, pueda concebirse como un éxito y un ejemplo. Sader identifica al “capital especulativo” como el enemigo de Argentina y de los países “progresistas” latinoamericanos en general. En sus palabras: “La nueva ofensiva en contra de Argentina tiene que ser contestada por todos los gobiernos latinoamericanos que son, en distintos niveles, igualmente víctimas del capital especulativo, que se resiste a reciclar las inversiones productivas que necesitamos. Es hora de que los gobiernos de los otros países de la región no sólo acompañen a las misiones argentinas, sino que también asuman la disposición de imponer impuestos a la libre circulación del capital financiero. Una medida indispensable, urgente, que sólo puede ser asumida por un conjunto de países en forma de unidad.” Siempre limitándome al análisis del caso argentino, cabe decir dos cosas para poner en entredicho el argumento de Sader: a) el año pasado, el sector que obtuvo mayores ganancias en el 2013 fue el de los bancos; b) entre 2007-2012 se produjo una fuga de capitales estimada en 80 mil millones hasta el cepo cambiario. En otras palabras, durante la década kirchnerista el llamado capital financiero (o especulativo, si se prefiere) recibió un trato preferencial, permitiendo que acumulara importantes ganancias y tuviera los dólares necesarios para fugar al exterior. Pero la cuestión del capital especulativo es mucho más compleja del planteo que hace Sader. En una economía capitalista el trabajo es el creador de valor. Esto ya es sabido desde los tiempos de Adam Smith. Por tanto, el capital aplicado a la producción es quien genera el plusvalor que se reparte el conjunto de los capitalistas. En otras palabras, sólo la producción genera el valor que puede repartirse entre las distintas fracciones del capital. El dinero no crea dinero. En otros términos, el capital financiero no crea valor; por tanto, depende para su existencia del capital productivo. Además, y esto ya era sabido en los tiempos de Lenin, capital industrial, capital comercial y capital bancario se hayan estrechamente entrelazados. Por último, capitalismo y afán de ganancias van de la mano. Acusar de “especulativo” a un capital por buscar mayores ganancias carece de sentido en una economía capitalista. ¿Por qué Sader insiste entonces con la cantinela del “capital especulativo? En 2002, bajo la presidencia de Eduardo Duhalde, se inició una recomposición del capitalismo argentino luego de la liquidación de la Convertibilidad en diciembre de 2001. Esa recomposición, basada en la devaluación, los bajos salarios, la utilización de la capacidad ociosa luego de largos años de recesión y la exportación de productos primarios, fue continuada por los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández. Esta última reconoció en un discurso que los empresarios “la levantaron con pala”, aludiendo a las enormes ganancias de los capitalistas durante el período iniciado en 2003. No hay dudas, pues, sobre el carácter capitalista del kirchnerismo. Aquí corresponde hablar de Sader y su caracterización de la situación argentina. No hace falta mucho esfuerzo para comprobar que esta caracterización es totalmente equivocada. Pero Sader representa un tipo de intelectual aferrado a los gobiernos de América Latina. Se trata de ex izquierdistas, muchos de ellos ex marxistas, que aceptan al capitalismo como un fenómeno natural. Para ellos la revolución socialista es una utopía inalcanzable, la clase obrera dejó de existir subsumida en un mar de identidades y la explotación es un concepto perimido que no da cuenta de las nuevas realidades del capitalismo. Cuando se los apura, muestran serias dificultades para demostrar la verdad de los asertos mencionados. Pero eso carece de importancia, pues aceptar el capitalismo les permite medrar al calor de la expansión del Estado (léase, para ellos, aumento de las posibilidades de obtener un empleo rentable en el Estado). A cambio de su aceptación del capitalismo, ellos obtienen cargos públicos, proporcionando un matiz “progresista” y/o “rebelde” a los Estados que llevan adelante la recomposición capitalista. El mercado de intelectuales es muy competitivo en sociedades donde hay un importante desarrollo del sistema universitario. Entonces, los intelectuales “progresistas” enfrentan el problema de cómo distinguirse del resto (por ejemplo, de los intelectuales liberales) y poder venderse así en condiciones más ventajosas. La respuesta está contenida en el artículo de Sader que estoy comentando. Frente a los liberales, que defienden al capitalismo en bloque, los intelectuales “progresistas” se presentan como rebeldes al combatir de palabra al capitalismo “especulativo”. Para ellos, el capitalismo es bueno, lo malo son sus contradicciones (Marx dijo esto hace muchísimo tiempo, refiriéndose a Proudhon); esas contradicciones encarnan en el capital “especulativo”, que impide el crecimiento de los pueblos. De este modo, y en el marco de una recomposición del capitalismo latinoamericano, que pretende alejarse discursivamente del neoliberalismo, el intelectual “progresista” suma puntos y entra a medrar en el aparato estatal. No cabe la menor duda de la sinceridad de Sader. Sólo que se trata de una sinceridad respecto a los intereses del grupo de intelectuales con que se identifica. Por eso hay tan poco de realidad argentina en su artículo, si se me permite la expresión. Villa del Parque, jueves 26 de junio de 2014 Nota: Como en todos mis escritos, no se encuentra nada original en el presente artículo. Por eso quiero mencionar mi deuda con el profesor Rolando Astarita, de cuyo artículo “"Después del Club de París, fondos buitres"” tomé los datos cuantitativos referentes a la deuda externa argentina. fuente http://miseriadelasociologia.blogspot.com.ar/2014/06/los-intelectuales-progresistas-y-la.html

Animales en los circos

3 hours 12 min ago
"Me gustan los payasos y los perritos." —John Lennon, “Entrevista en el circo”, Madison Square Garden, 1977 El circo, tal y como lo entendemos hoy en occidente, tuvo su origen en números con animales. Un antiguo militar del Cuerpo de Dragones inglés, Philip Astley, pasó de su escuela de equitación a diseñar espectáculos más complejos con caballos y acrobacias, en 1768. Descubrió entonces que los acróbatas se mantenían mejor en sus monturas —gracias a la fuerza centrípeta— cuando los animales corrían en círculo. De ahí la forma circular, con medidas más o menos estándares, que hasta hoy tienen los circos, y el origen occidental del propio término, y que luego incluyó a otras atracciones humanas, como complemento y aderezo. Sin los animales, así como suena, no tendríamos esa vieja cultura de carpas circulares que tanto nos ocuparon la memoria de pequeños, y las historias infantiles en torno a la magia del circo tendrían un escenario diferente. La cara fea del asunto Cuando en una ciudad tan populosa como México, D.F. se prohíbe por ley que los circos usen animales en sus espectáculos, como parte de una campaña internacional impulsada por asociaciones y personas protectoras de esos animales, el tema se pone al mismo nivel que el de la crueldad manifiesta de las corridas de toros. Aunque no se trate del sacrificio explícito de una criatura viviente, para alimentar el tradicional morbo por la sangre y la muerte que caracteriza a la tauromaquia, el uso de diversas especies en los circos, según sus detractores, se recrea en la tortura a esos animales como parte inevitable de sus presentaciones, instrucción, traslado y confinamiento. Se dice que son obligados a ejecutar comportamientos no naturales, bajo presión y a menudo encadenados, maltratados. Algo así es tan innegable como inaceptable. Partamos del principio moral de que un ser vivo, aunque no sea homo sapiens, merece todo el respeto y la consideración de una sociedad que no lo contempló como prioridad. El ser humano, no obstante, tiende a dar protección, y no sólo en el tema de los animales, a todo aquello que muestra su perfil público, tapando con un velo de inocente ignorancia al resto de las crueldades que, por tradición cultural, se mantienen detrás de los mataderos. Somos una especie que asesina y devora animales todo el tiempo, que los sacrifica —eso sí, a puertas cerradas— con saña extrema, manteniendo a millones de criaturas en situación de dolor permanente, encierro brutal y sin esperanza alguna de recibir la más mínima caricia, ni siquiera un terrón de azúcar por un ejercicio bien ejecutado. Tenemos perros y gatos en precario estado desbordando las ciudades, y aunque con ellos las sociedades protectoras suelen ser muy proactivas, el resultado real de sus esfuerzos apenas incide en la suerte de estas almas callejeras, que en elevado porcentaje son sacrificadas con métodos en extremo dolorosos. Incluso aceptamos en silencio, si es que llegamos a enterarnos, que las fieras de zoológicos —más o menos carcelarios o de ambiente natural— sean alimentadas con carne de otras especies, como caballos o cabras, previamente destazadas por matarifes profesionales. Nadie se escandaliza con el plano clásico de Rocky Balboa pegándole al cuerpo de una vaca muerta, como probablemente lo haga con un león que salta sobre plataformas a la orden de un látigo. Pero sí está claro que nos sentimos más humanos, más decentes, cuando reclamamos por el maltrato animal en los circos. Esas criaturas sí parecen estar sufriendo delante de nuestros ojos. Cárceles y cárceles La consideración o el maltrato en confinamiento no es característica exclusiva de los circos. Aun cuando supongamos que los animales no actúan por voluntad, sino por instinto, podemos suponer que no están en aquellos sitios “por su voluntad”, sino porque un humano los obligó a permanecer allí. Dejemos a un lado que esa es la costumbre de la especie humana para con los animales desde siempre: tanto ganado como mascotas rara vez escogen a sus “dueños”, sino que son obligados o adaptados a establecer relaciones de convivencia por un plato de comida, o al menos les permiten servir de juguete y entretenimiento al ser pensante que los acoge y les provee de alimento. No hay duda alguna de que muchos circos han transitado continentes haciendo daño a sus animales, que los conservan en condiciones precarias y propiciándoles maltrato. Ello hace entendible la postura de los detractores, puesto que tampoco es de dudar que la modalidad del ultraje sea la más extendida en los circos del mundo, pero echar en un mismo saco a todos los artistas circenses sería lo mismo que afirmar que —reconociendo de antemano que los animales, de cualquier manera, están encerrados— todas las cárceles del mundo tratan a sus reclusos con crueldad y deshumanización, o que en todos los internados escolares hay mortificación y bullying. Tal y como se muestra en la película Agua para elefantes (Francis Lawrence, 2011) a partir del libro homónimo de Sara Gruen, como la tradición circense ha lastimado muy duramente a sus animales, con personajes crueles que los maltratan y explotan en nombre del entretenimiento popular, también existen en la cultura del circo familias como la del croata Joey Gärtner, quienes lejos de tener encadenadas a sus enormes mascotas los tratan con total libertad y con un cariño que trasciende la propia arena para volverse, fuera de ella, una suerte de versión a gran escala de aquellos que tienen varios perros o gatos en casa. Así lo muestra el documental de Jean Christophe Pontis para Telemondis, a propósito del Festival de Circo de Montecarlo 2014, y nadie en su sano juicio afirmaría, al ver a la familia Gärtner relacionarse con sus elefantes, que la opción del abuso es la única posible a la hora de compartir la experiencia del circo con criaturas no humanas. Mascotas en apuros Caballos, perros y demás animales domésticos también suelen caer en las prohibiciones que tantos gobiernos legislan en la actualidad. Algunos dudan —como el gobierno de Cataluña, en España, que todavía en mayo de este año estudiaba la no inclusión de éstos en la prohibición— haciendo un obvio deslinde entre animales de mucha fuerza y poderosas fieras que son sometidas a través de la coacción, de aquellos que históricamente siempre fueron maltratados por su estatura menor o su nobleza. Digamos que no falta quien aborrezca el acto de un tigre pasando a través de un aro con fuego —algo en extremo ajeno a su naturaleza— pero que dude al ver la candidez de unos perritos amaestrados que saltan en aros más pequeños o caminan sobre dos patas. Mucho menos agresivos parecen ser también los números con caballos, que de cualquier manera siguen llevando a los humanos sobre la grupa o arrastrando coches en cualquier parte del mundo, o demostrando habilidades no menos virtuosas en espacios tan aristocráticos como la equitación olímpica. Pero para los activistas más radicales no hay excepciones, “circos sin animales” es la divisa. Ni tigres ni perritos, ni elefantes ni caballos. Aseguran la viabilidad de estos shows sin animales apoyándose en que los más modernos y exitosos de la actualidad, como el Cirque du Soleil, no usan animales. Y es que cuando se trata de pasiones, la especie humana es la única propensa a llevar todas las cosas al extremo. Y los políticos se valen de cada explosión de melodrama popular para conseguir beneficios. Unos acumulan simpatías con los reclamos de minorías, otros con la ecología, y nunca faltarán aquellos que canalicen los ímpetus de quienes quieren eliminar para siempre a cualquier animal del mundo circense. Lo sensato sería que revisásemos caso por caso o que estableciésemos normas para preservar la integridad de las criaturas a nuestro cargo, que no se permitiese y que se penalizase el maltrato a los animales, bajo cualquier circunstancia. Si Joey Gärtner puede convivir con sus elefantes sin encadenarlos, dándoles una manera de vivir sobre la tierra que, aunque ajena a sus condiciones naturales, tampoco tiene por qué resultar dañina para éstos, ¿por qué otros adiestradores no pueden hacer lo mismo? ¿Por qué tendríamos que renunciar, de cuajo y sin establecer equilibrios razonables, a disfrutar la sonrisa de nuestros hijos al ver perritos amaestrados bailando o haciéndose los muertitos? Por lo pronto, al paso que llevamos, los niños del futuro no sólo se perderán la majestuosidad de los caballos con penachos coloridos galopando con acróbatas encima, sino que creerán que hay algo muy extraño en la película de Disney sobre aquel pequeño elefante, Dumbo. fuente http://revistareplicante.com/animales-en-los-circos/